Rajoy apelará a profusas coincidencias con Sánchez y Rivera para lograr el pacto

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afronta las reuniones que mantendrá esta semana con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, con la intención de incidir en las abundantes coincidencias entre sus tres partidos para desbloquear la situación y lograr un acuerdo.

Pese a los reiterados mensajes desde las filas socialistas y de C's de que no tienen intención de cambiar de posición respecto a la investidura de Rajoy, el jefe del Ejecutivo en funciones, según fuentes del Gobierno y del PP, no encara sus próximas reuniones como un mero trámite.

Las considera una oportunidad para que sus interlocutores recapaciten y permitan que España cuente con un nuevo Gabinete cuanto antes. Han sido numerosas y reiteradas las llamadas de Rajoy y de dirigentes del PP al acuerdo fundamentándose en que hay muchas más cosas que les unen que las que separan a estos tres partidos constitucionalistas.

Y Rajoy pretende evidenciarlo mañana y el miércoles subrayando las coincidencias existentes entre la propuesta que ha enviado a PSOE y Ciudadanos para la negociación y el pacto que firmaron estos dos partidos en la legislatura pasada que desembocó en la investidura fallida de Sánchez.

Desde que el presidente del Gobierno entregó al líder del PSOE y de Ciudadanos su documento de negociación, diversos miembros del Ejecutivo y del PP han venido haciendo hincapié en que si se compara con el texto rubricado por Sánchez y Ciudadanos, hay multitud de elementos similares.

Las fuentes consultadas por Efe explican que no establecer esas similitudes es producto de que o no se ha leído el texto o no se quiere reconocer esa evidencia por mera estrategia.

Por tanto, Rajoy incidirá en todos esos puntos en común sobre la base de un documento que los enumera y que pondrá sobre la mesa en sus reuniones con Sánchez y Rivera.

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy ha avisado este lunes a PSOE y a Ciudadanos de que la formación de un Gobierno "no es un juego de trileros" y ha llamado a llegar "lo antes posible a un acuerdo de estabilidad y gobernabilidad", ya que, a su juicio, los tres tienen "muchas cosas en común".

En una entrevista en 'Los Desayunos de TVE', Levy ha lamentado que estos tres partidos "no puedan llegar a un entendimiento por el interés general de los españoles" y cumplir un mandato de las urnas que, a su modo de ver, es llegar a acuerdos. puesto que en las urnas han dicho que "tenemos que ponernos de acuerdo". "Hay que asumir responsabilidades y salir de la trinchera política, aquí no vale delegar la responsabilidad", ha indicado, según ha informado el PP.

Preguntada si el presidente del Gobierno en funciones se presentará o no a la sesión de investidura, ha respondido que "ésta debe ser la Legislatura de la verdad" a diferencia de la anterior que "estuvo llena de falsas investiduras y falsas negociaciones que no llegaban a ninguna parte". Por eso, ha añadido que si todo el mundo es responsable "Mariano Rajoy tiene el compromiso de presentarse".

Sin embargo, ha denunciado que, "de momento", "tanto PSOE como Ciudadanos se están negando a negociar y a hablar sobre ningún documento ni propuesta por el interés y el futuro de España".

EL PSOE NO DA CRIDIBILIDAD A LA OFERTA DEL PP

La portavoz adjunta del PSOE en el Congreso Isabel Rodríguez ha asegurado que su partido no da ninguna "credibilidad" a la oferta de diálogo del PP sobre la base del acuerdo que alcanzaron los socialistas con Ciudadanos en febrero, porque el propio presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, dijo que era un "bluf" y una "amenaza para los españoles".

De hecho, en el PSOE están "sorprendidos" con que el PP se muestre abierto ahora a negociar sobre las medidas de ese acuerdo que Rajoy llegó a comparar con el 'Pacto de los Toros de Guisando', el acuerdo que firmó el rey Enrique IV de Castilla con su hermanastra Isabel, la futura Reina Católica, para proclamarla sucesora, apartando a su hija Juana la Beltraneja.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Senado, Oscar López, ha afirmado este lunes que respeta "muchísimo" las palabras del expresidente socialista del Gobierno Felipe González, que cree que su partido debería permitir gobernar a Mariano Rajoy, pero ha remarcado que en el último Comité Federal del PSOE todos los dirigentes dijeron lo mismo, que había que votar no a la investidura del líder 'popular'.

López ha tachado de "sencillamente contra natura" el apostar por que los socialistas apoyen al PP y ha defendido que votar en contra es "lo más normal".

Además, ha insistido en que la posición de rechazo a Rajoy está ya adoptada "y ratificada" en el máximo órgano del PSOE entre congresos, el Comité Federal, de manera que no haría falta convocarlo de nuevo antes de la votación de investidura.

¿INVESTIDURA EN UN MES?

López ha aprovechado para afear a Rajoy que no haya aclarado si se presentará o no a la sesión de investidura --"ha hecho como los niños a los que no les gusta el partido de fútbol y se llevan el balón a su casa", ha dicho-.

Según ha dicho, por seguir "la lógica del propio PP" la pasada legislatura, el debate de investidura podría celebrarse en el plazo de un mes.

VARA RECLAMA NEGOCIAR Y FELIPE GONZALEZ PIDE QUE SE DEJE GOBERNAR A RAJOY

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha criticado hoy que se tomen posiciones políticas sin haber negociado y ha asegurado que "respeta" las declaraciones de Felipe González, quien ha instado al PSOE a dejar que gobierne Mariano Rajoy "incluso si no se lo merece".

Vara realizó estas declaraciones tras entrevistarse con la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, para abordar las medidas a adoptar tras los daños causados por las tormentas en Extremadura.

Al ser preguntado por los periodistas por las 125 medidas que Rajoy podría ofrecer negociar a PSOE y Ciudadanos -se trataría de medidas incluidas en el acuerdo de Pedro Sánchez y Albert Rivera en la pasada Legislatura-, el presidente extremeño ha dejado claro que "el camino es hablar".

"No entiendo otra vía que no sea el diálogo y lo que los españoles están diciendo es eso precisamente: que no entienden es que no se hable", ha precisado antes de advertir: "Estamos tomando decisiones o posicionamientos sin que previamente haya habido ningún tipo de negociación", en una clara crítica a la postura adoptada por su partido, cuyo secretario general, Pedro Sánchez, ha anunciado que votará "no" a Rajoy antes de haber negociado con él.

CIFUENTES ALABA LA POSTURA DE FELIPE GONZALEZ

En este sentido, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha considerado que el expresidente del Gobierno Felipe González "fue y sigue siendo un hombre de Estado" y en cambio, el actual secretario general del PSOE; Pedro Sánchez, no lo ha demostrado y se dedica a pensar en sus "intereses personales".

"Aquí se demuestra la diferencia entre unos y otros: Felipe González fue y sigue siendo un hombre de Estado e indudablemennte, Pedro Sánchez no ha demostrado ser un hombre de Estado", ha afirmado Cifuentes, que ha considerado que Sánchez se dedica "más a pensar en sus puros intereses personales".

La presidenta ha hecho estas declaraciones en la Real Casa de Correos, preguntada por las palabras de Felipe González en el diario argentino 'Clarín' apostando por que el PSOE deje formar gobierno a Mariano Rajoy, "incluso si no se lo merece".

RIVERA PRESIONA A SANCHEZ PARA QUE SE ABSTENGA

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha emplazado al PSOE a abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy, porque, de lo contrario, ha advertido que no habrá posibilidad de "salir de ésta", y se ha ofrecido a "echar un cable" y sentarse en una mesa con populares y socialistas para desbloquear la situación.

Rivera, en una rueda de prensa en la sede madrileña de Ciudadanos tras reunir a su ejecutiva, ha recalcado que la reunión que mañana mantendrán Rajoy y el secretario general socialista, Pedro Sánchez, es "muy importante" para dar pasos y desencallar la legislatura.

Ha pedido a ambos líderes que sean capaces de llegar a un acuerdo "de mínimos" para evitar unas terceras elecciones, poniendo la piedra en el tejado de Sánchez, que debe "decidirse por sí mismo" y sin pensar en lo que hagan otras fuerzas.

Ciudadanos, ha recordado, ha hecho ya el gesto de moverse desde el no a Rajoy a la abstención en la segunda vuelta de la investidura y de ahí no se moverá ni negociará su posición el miércoles, cuando sea Rivera el que se reúna con el presidente en funciones.