Rajoy proclama que España "no está condenada a un paro dramático" y cree que "se puede superar"

ültimo fin de semana de precampaña. El candidato socialista Rubalcaba reconoce lo "dantesco" de la situación del paro, dice que "Europa ha perdido mucho tiempo". Mariano Rajoy asegura que no estamos condenados a esta situacuón, promete cambiar las cosas y "devolver la felicidad a los españoles".

Así, el jefe de filas del PP y candidato de la formación a La Moncloa, Mariano Rajoy, ha prometido apostar por la "concordia" si vence en las urnas el próximo 20 de noviembre y se ha marcado el reto de intentar "devolver la felicidad" a la sociedad española, tal y como le pidió una simpatizante a la entrada de la comida-mitin en la que ha participado en A Coruña.

"Cuando entré aquí una mujer me dijo: 'Mariano, devuélvenos la felicidad", ha apuntado el líder popular ante los más de 5.000 asistentes que abarrotaron el recinto de ExpoCoruña este sábado --en un acto en el que también ha intervenido el líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, entre otros dirigentes populares-- para marcarse un reto: "Yo haré todo lo posible para hacerlo, para generar las condiciones de que en España haya más empleo".

El acto, en el que Rajoy no ha avanzado ninguna nueva medida del programa electoral que presentará este lunes, ha tenido como 'leitmotiv' la problemática del desempleo y "afrontar por difícil que sea el gran reto que supone la crisis económica". En su transcurso, el jefe de filas del PP ha abogado por un gobierno que "escuche y dialogue, y no sea crea en la posesión absoluta de la razón".

"El eslogan de unos es peléate --en alusión al PSOE--, el nuestro no, el nuestro es súmate, súmate al cambio", ha sentenciado Rajoy en su intervención en ExpoCoruña, después de tardar varios minutos en conseguir atravesar el recinto para llegar a la tribuna de oradores debido al número de simpatizantes populares que se han acercado a saludar al político gallego.

Y es que, a su entender, el futuro Ejecutivo debe mantener una política "firme", en contraposición al actual Gobierno central "saltimbanqui" cuyas políticas económicas "cambian de criterio todos los días". Todo ello, con el fin de "dar batalla" para "sacar a España" de la crisis.

AUSTERIDAD

Una de las cuestiones a las que ha dedicado especial atención Rajoy durante su discurso --ovacionado por el público en numerosas ocasiones-- ha sido el de una apuesta decidida por la austeridad dado que "parece que hay algunos a los que no les gusta". "A mí sí", ha contrapuesto el dirigente popular.

En concreto, ha advertido que "nadie puede vivir por encima de sus necesidades", en donde ha incluido a las diversas administraciones, en lo que ha ligado con la necesidad, de un gobierno "responsable" y "muy fuerte".

En esta línea, ha recriminado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero --aunque sin citar expresamente en ningún momento al presidente-- que "el mayor enemigo" para la política económica "es aquel que no es capaz de gestionar la economía", a la vez que le ha reprochado ser "incapaz" de "marcar el rumbo" en este sentido.

Por ello, ha incidido en la necesidad de un gobierno de "gente seria que sepa de lo que habla", y que "batalle aquí y fuera", el cual "sepa que existe Bruselas" y "defienda los derechos de los españoles", según ha puesto como ejemplo, como en su momento hizo, a su parecer, "Loyola de Palacio y Miguel Arias".

Por ello, ha cargado contra el Ejecutivo socialista por ser el que "más recortes ha hecho en la historia de la democracia", el cual "también por primera vez en la historia ha congelado las pensiones". COMIDA MITIN

Previamente a la intervención del presidente del Partido Popular, han hablado el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira; y el número uno del PP al Congreso por A Coruña, Antonio Erias, quienes se han dirigido a Rajoy como el "próximo presidente de España"; mientras que el líder de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, también ha compartido esta afirmación mediante un apoyo incondicional, aunque se ha mostrado precavido para apuntar que: "Nada está ganado para el PP y nada está perdido para España".

RUBALCABA: ABARATAR LA CONTRATACION PARA CREAR EMPLEO

Por su parte, el candidato del Partido Socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto abaratar la contratación para crear empleo hasta que la economía crezca.

En un encuentro con militantes y simpatizantes celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, Rubalcaba explicó que esta propuesta podría financiarse con el cambio del impuesto de patrimonio para que "nadie se escape" y para que las grandes fortunas colaboren con aquellos que no tienen un empleo.

En su opinión el Partido Popular "está sembrando la inseguridad en los ciudadanos". Por eso, abogó por decirle a los ciudadanos que el 21 de noviembre "no se van a crear millones de empleos". "Quien dice lo contrario, no dice la verdad", advirtió, pues "un cambio de gobierno no conduce a la mejora económica".

Ante esto, el candidato a la Presidencia dijo que el PSOE "va a hacer todo lo que esté en sus manos para crear empleo" y le dirá a los millones de españoles que no tienen un puesto de trabajo que "mientras sigan sin tener un empleo podrán seguir teniendo una prestación, así como un hospital y una escuela dignos a los que podrán acudir y llevar a sus hijos porque ésta es la verdad". LEY DEL ABORTO Y SANIDAD

En política de igualdad, Rubalcaba ha dicho que el PSOE "va a hacer real lo que ya se ha hecho legal", especialmente, "dando poder a las mujeres para que éstas a su vez den más poder a otras mujeres", pues "si no se avanza, se retrocede".

También recordó que fue el Partido Socialista el responsable de cambiar la Ley de interrupción voluntaria del embarazo y que ya ha escuchado a Mariano Rajoy decir que "no la iba a derogar, sino a modificar", es decir, "que la va a cambiar para retroceder a una Ley de supuestos en lugar de a una Ley de derechos". Contra esto, Rubalcaba ha señalado que el PSOE "no va a obligar a una mujer que quiera interrumpir su embarazo a inventarse pretextos porque es su derecho".

En materia de conciliación, destacó la importancia de que haya más plazas en las escuelas infantiles para que los ciudadanos españoles puedan conciliar la vida laboral y familiar.

El candidato socialista además se ha referido al sistema sanitario español, del que ha dicho ser "el mejor del mundo y uno de los más baratos de Europa", dos características a las que ya advirtió que el PSOE "no va a renunciar". Para ello, dijo estar dispuesto a abordar el coste del sistema sanitario con ahorro; a trasladarle a las Comunidades Autónomas que suban sus presupuestos en materia sanitaria; y a decirle a los españoles que "si hay que pagar, habrá que pagar" para que la sanidad se pueda seguir financiando con dinero público y no a través del copago porque eso "supone pagar dos veces".

Rubalcaba admitió que al PP "no le gusta este sistema", por lo que advirtió que esto hace que exista "el peligro de la privatización", lo que, en su opinión, "puede cargarse la sanidad pública". En consecuencia, no sólo rechazó la propuesta de los populares en materia sanitaria, sino que les quiso dejar claro que "no hay nada que justifique que para crear empleo haya que recortar en la sanidad pública". AYUDA PARA CANARIAS

Rubalcaba ha pedido a las Comunidades Autónomas que menos han sufrido la crisis que hagan un esfuerzo con aquellas otras regiones que más la están sufriendo, entre las que ha situado a Canarias por su alta tasa de desempleo.

El dirigente del PSOE ha señalado que este respaldo es "un problema de justicia entre las Comunidades Autónomas", de ahí que se haya comprometido a mantener el Plan Canarias hasta el año 2018, lo que permitirá mejorar las infraestructuras del archipiélago, diversificar su economía y mejorar la formación de los canarios "manteniendo el esfuerzo que desde el resto de España se hace con las islas porque lo necesitan más".