Rajoy pide una política europea "clara y contundente" contra la inmigración ilegal

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado este jueves la necesidad de contar con una política europea "clara y contundente" contra la inmigración ilegal, ante la situación que se vive en el Estrecho y en la ciudad de Melilla, que ha calificado como "difícil".

Rajoy ha recordado que la llegada masiva de inmigrantes irregulares a las costas españolas registrada en los últimos días es una situación "que se repite muchos años".

Por consiguiente, se ha mostrado convencido de que Italia, que preside el Consejo de la Unión Europea durante el segundo semestre de 2014, "va a seguir liderando una política europea clara y contundente que vaya contra la inmigración ilegal, pero que sobre todo intente ayudar a aquellas personas que vienen porque ni siquiera en sus países pueden vivir con dignidad".

El presidente del Gobierno realizó estas declaraciones durante un encuentro con diversos dirigentes de su partido en Galicia celebrado este jueves en el Mirador de Lobeira, ubicado en el municipio pontevedrés de Vilanova de Arousa.

"SE HIZO LO QUE HABÍA QUE HACER"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado que el crecimiento de la economía española en el segundo trimestre de este año demuestra "que se hizo lo que había que hacer", pero ha puntualizado que "las reformas tienen que seguir".

Durante una reunión con dirigentes del PPdeG celebrada en Vilanova de Arousa (Pontevedra), Mariano Rajoy ha puesto en valor que los datos de la oficina estadística europea revelan que la economía española creció un 0,6% entre abril y junio.

Al respecto, ha atribuido este resultado al "esfuerzo de la sociedad española en circunstancias muy difíciles en estos últimos años". A su juicio, este crecimiento "se debe al esfuerzo, el trabajo y a entender muchas de las decisiones tomadas por las administraciones, que demuestran que se hizo lo que había que hacer".

"No podemos pararnos y las reformas en España tienen que seguir y también en la Unión Europea, porque el mundo es muy competitivo", ha proclamado, no obstante, el presidente del Gobierno.

CRISIS DEL ÉBOLA

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que España pedirá mañana en la reunión extraordinaria de ministros europeos de Asuntos Exteriores un incremento de la ayuda a países como Liberia, Nigeria y Sierra Leona, que están entre los más afectados por el ébola.

En unas breves declaraciones en Vilanova de Arousa (Pontevedra), zona en la que pasa unos días de descanso y tras reunirse con cargos de su partido en Galicia, Rajoy ha explicado que ayer habló con la presidenta de Liberia, que le pidió ayuda ante la situación que atraviesa este país.

"Me pidió ayuda, me dijo que estaban muy necesitados", ha asegurado Rajoy, que ha dicho que le prometió la ayuda, consistente en medicinas para evitar, en lo posible, que se siga propagando la enfermedad. Además, ha aludido al fallecimiento de Miguel Pajares, el sacerdote español repatriado que falleció esta semana de esta enfermedad, y ha dicho que el Gobierno sufrió el dolor como propio.

"Personas así son un ejemplo", ha valorado Rajoy, que ha destacado que "lo único que hizo en su vida fue hacer el bien".