Rajoy y patronal de las pymes catalanas evitan hablar del proceso soberanista

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y la patronal de las pymes catalanas (PIMEC) han evitado hoy hablar de la consulta que pretende el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y no han hecho la más mínima referencia a ese proceso durante la reunión de dos horas que han mantenido en el Palacio de la Moncloa.

Así lo ha asegurado al término de esa reunión el presidente de la PIMEC, Josep González, quien, en una conferencia de prensa, ha defendido que no se hablara "ni en broma" de las pretensiones soberanistas en Cataluña debido a que su patronal representa a 110.000 empresarios con opiniones muy distintas sobre ese proceso.

Esa pluralidad es la que le ha llevado a no plantear el asunto a Rajoy, ha señalado González, quien ha asegurado que tampoco ha habido el más mínimo comentario al respecto por parte del presidente del Gobierno.

"Les puedo jurar que no hemos hablado de la consulta. Aunque sea sorprendente ha sido así", ha señalado ante las sucesivas preguntas de los periodistas en las que han considerado que fuera chocante que no hubiera alguna referencia a este asunto a escasas fechas de la reunión que mantendrán en Moncloa Rajoy y Mas.

SANTAMARÍA: EL REFERENDUM NO SE CELEBRARÁ PERO RAJOY SE REUNIRÁ CON MAS "CON ESPÍRITU ABIERTO"

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dejado claro este viernes que el referéndum independentista en Cataluña no se celebrará "en ninguna de sus vertientes", pero ha asegurado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se reunirá con el jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas, con "espíritu abierto" para abordar muchos asuntos que afectan a la vida de los catalanes.

En la rueda de prensa posterior al Consejo del Ministros la vicepresidenta ha insistido en que la postura del Gobierno es "clara" y no permitirá la celebración de un referéndum. Según ha justificado, Rajoy se siente en esta decisión amparado "por la Constitución y las leyes", que "está obligado a respetar y hacer respetar", y ya ha dejado claro que "no puede disponer de la soberanía popular" ni autorizar algo que ya ha sido rechazado por el Tribunal Constitucional y las Cortes Generales.

A su juicio, la actitud de Mas en defensa de una consulta que ya sabe imposible "dificulta mucho procesos de diálogo", pese a lo que la vicepresidenta ha asegurado que el Gobierno quiere conocer su posición y abordar con él otros asuntos relevantes para los ciudadanos catalanes. "Si estamos en 'sostenella' y no 'enmendalla' y punto, se hacen más difíciles las alternativas", ha reconocido sobre un encuentro que aún no tiene fecha.

En este contexto, la vicepresidenta no ha aclarado si Rajoy intentará consensuar su postura con el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, antes de reunirse con Mas, aunque sí ha dicho que intentará mantener con él una "interlocución constante" como ha hacía con su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba.

A su juicio, la comunicación con el principal partido de la oposición sobre los asuntos de Estado es muy importante y por ello la voluntad del Gobierno es "mantenerla" con el recién elegido secretario general del PSOE. "Nuestra posición no ha cambiado se llame Alfredo Pérez Rubalcaba o Pedro Sánchez", ha asegurado.

RUBALCABA: EL ÚNICO PUNTO DE DIÁLOGO POSIBLE ENTRE MAS Y RAJOY ES LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha advertido hoy de que "el único punto de diálogo posible" entre el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "es la reforma de la Constitución".

Rubalcaba ha recordado que la propuesta de los socialistas para resolver el desafío soberanista en Cataluña es una reforma de la Constitución que avance en el federalismo.

Se ha mostrado convencido de que esa es "la única solución" y de que, al final, se llevará a cabo, homologando a España con países como Alemania, Austria o Estados Unidos. "Por ahí tienen que ir las cosas", ha aseverado.

El secretario general del PSOE ha valorado la disposición de Rajoy y Mas a hablar, pero ha advertido de que "dialogar por dialogar es inútil" y de que "si el diálogo no está preparado y no tiene líneas de avance" puede ir "en dirección contraria".

"Por tanto, yo le pediría al presidente del Gobierno y al señor Mas que hablen de aquello que nos va a permitir solucionar el problema y la única solución posible es reformar la Constitución", ha señalado Rubalcaba, quien ha admitido haber hablado ya de estas cuestiones con el secretario general electo del PSOE, Pedro Sánchez.