Rajoy: "Lo moderno es la unión, no la disgregación ni el aislamiento"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido hoy en Barcelona de que el mundo camina irremisiblemente hacia procesos de integración, que "lo moderno es la unión, no la disgregación" y que "el signo de los tiempos es la integración y no el aislamiento". Rajoy ha lanzado este mensaje en su intervención en el acto inaugural del I Foro Económico del Mediterráneo, al que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, sólo ha asistido al principio para saludar al jefe de Ejecutivo y al resto de participantes en el mismo.

Sin referirse de forma explícita al debate existente sobre el futuro de Cataluña, Rajoy ha señalado que "Barcelona, como ciudad mediterránea, catalana y española", es ejemplo de tantas aportaciones que pueden armonizarse positivamente en un proyecto común que "no excluye a nadie y beneficia a todos".

ARTUR MAS JUSTIFICA SU SALUDO A RAJOY POR EDUCACIÓN Y PARA NO CREAR "TENSIÓN AÑADIDA"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha justificado este miércoles su saludo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por una cuestión de educación y para no crear "tensión añadida" en las relaciones entre Cataluña y el Estado. Así se ha pronunciado en respuesta a una pregunta del líder del PSC, Pere Navarro, en la sesión de control al Gobierno catalán en el Parlamento, después del frío saludo que ambos han compartido al encontrarse en el I Foro Económico del Mediterráneo occidental en el Palacio de Pedralbes de Barcelona. Según Mas, su actitud responde a la voluntad de ser "educado", teniendo en cuenta que el acto ha sido coorganizado por la Generalitat y se celebra en un edificio que gestiona la institución catalana.

Tras la polémica institucional por el rol del presidente catalán en el acto, Mas no se ha quedado a escuchar el discurso del presidente del Gobierno, sino que ha marchado del Palacio de Pedralbes para asistir al Parlamento catalán.

En su discurso, Rajoy ha señalado que la elección de Barcelona como sede del primer foro económico supone "el mejor de los comienzos posibles" porque la capital catalana es "el más vivo reflejo del Mediterráneo", un lugar "donde las identidades se suman y los arraigos se comparten" y una ciudad que "encarna la pluralidad, el cosmopolitismo y la apertura".

Acuñando la expresión de Miguel de Cervantes, Rajoy ha afirmado que los españoles también sienten a Barcelona como "honra de España" y encuentran en ella "un carácter tan fiel a su identidad y sus raíces como abierto y acogedor".

El presidente del Gobierno ha afirmado que el espíritu del Foro es que perviva un Mediterráneo como "eje de vertebración y de unidad", un mar que, ha dicho, "nunca ha sido una frontera, sino un horizonte de esperanza y un puerto seguro para la prosperidad". "A lo largo de los siglos, de costa a costa y de una orilla a otra orilla, el Mediterráneo nos ha permitido reconocernos en el otro sin renunciar a lo que somos", por lo que "si algo nos enseña la historia es que estamos mejor en el encuentro que en el desencuentro, en la cercanía que en el alejamiento, en la cooperación que en los esfuerzos aislados", ha afirmado el jefe del Gobierno.

En este sentido, Rajoy ha advertido de que el mundo camina "irremisiblemente hacia procesos de integración", que "el signo de los tiempos es la integración y no el aislamiento" y que "lo moderno es la unión, no la disgregación", en un mensaje al proceso soberanista catalán, aunque sin mencionarlo directamente, Ante los ministros de Exteriores de los diez países participantes y otras autoridades, como la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, Rajoy ha manifestado su convicción de que la mejor vía para alcanzar la prosperidad y el bienestar es el "entendimiento" y que la colaboración e integración entre países "lejos de suponer una merma para nuestra identidad, la refuerza y la revitaliza".

Para Rajoy, la "ecuación exitosa" del crecimiento y el desarrollo en una Europa en tiempos de crisis económica es "más integración y menos fronteras". Tras su intervención en el Foro, el presidente del Gobierno se ha desplazado al Aeropuerto del Prat para regresar a Madrid.

PRIMER FORO ECONÓMICO DEL MEDITERRÁNEO OCCIDENTAL

Barcelona acoge desde las 10.30 de este miércoles el I Foro Económico del Mediterráneo Occidental, que en el marco del 'Diálogo 5+5' reúne a Portugal, España, Francia, Italia y Malta con Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia, en un encuentro precedido por un nuevo desencuentro protocolario entre el Govern y el Estado.

El encuentro en la sede de la Unión por el Mediterráneo (UpM) -el Palau de Pedralbes-, reunirá a representantes de los gobiernos de estos diez países --acuden todos los ministros de Exteriores excepto el italiano-- y de los sectores empresariales de las dos orillas del Mediterráneo.

Esta reunión es fruto de los acuerdos de la cumbre del 5+5 en Malta en octubre de 2012, y ha sido organizada por la copresidencia actual del órgano --formada por Portugal y Mauritania--, la UpM, el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Instituto Europeo para el Mediterráneo (IEMed) y la Casa Mediterráneo.

Entre los aspectos a debatir están la economía de la región y su papel en la economía global; los mecanismos para intensificar la cooperación en la región y con Africa Subsahariana; el desarrollo urbano; las pymes, y el arbitraje en el Mediterráneo.

El objetivo, explican fuentes diplomáticas, es potenciar la cooperación entre los países a ambas orillas del Mediterráneo en economía y comercio, habida cuenta del potencial económico que supondría una mayor integración entre los diez países --se estima que se convertirían en la tercera economía mundial con 7 billones de dólares--.

El encuentro arrancará a las 10.30 con unas palabras del secretario general del UPM, Fathallah Sijilmassi, y de los ministros de Exteriores de Portugal y Mauritania, Rui Machete y Ahmed Ould Teguedi -copresidentes actuales del 5+5-, junto con el discurso de Rajoy.

A continuación, están previstas dos sesiones plenarias paralelas: una sobre el 'Papel del Mediterráneo Occidental en la economía mundial: reforzar el diálogo económico 5+5', en la que participará el ministro español José Manuel García-Margallo con su homólogo marroquí, Salahedine Mezouar, entre otros; y otra sesión sobre el 'Reforzamiento de la cooperación ecomómica entre Europa, el Magreb y el Africa Subsahariana'.