Rajoy rechaza hablar de indultos pero recuerda que ha sido restrictivo al concederlos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cree que no tiene sentido plantear ahora un posible indulto a los dirigentes independentistas si son condenados por los tribunales cuando ni siquiera ha habido juicio, pero ha recordado que ha sido muy restrictivo en la concesión de esta medida de gracia.

Rajoy ha sido preguntado por esta posibilidad, planteada por el líder del PSC, Miquel Iceta, en la conferencia de prensa que ha ofrecido al término del Consejo Europeo de Bruselas.

El jefe del Ejecutivo ha resaltado que el Gobierno ha sido "enormemente restrictivo" en la concesión de indultos y, sobre todo, en el caso de políticos.

A partir de ahí es cuando ha recalcado que no tiene ningún sentido hablar de esa posibilidad cuando ni siquiera hay una resolución de los tribunales.

"De momento, los tribunales ni siquiera han citado a nadie a ningún juicio. No ha habido citación, no ha habido juicio, no ha habido resolución de los tribunales, no ha habido petición de indultos y, por lo tanto, no hay caso", ha señalado.

Al insistir en qué haría si llega esa hipotética petición de indulto, ha reiterado sus argumentos y ha vuelto a recordar que el Gobierno ha sido muy restrictivo en la concesión de esas medidas.

Además, ha subrayado que ha sido la inmensa mayoría de la opinión pública la que le ha pedido que actúe como ha actuado ante la situación en Cataluña.

Mariano Rajoy, considera que lo principal que están desvelando las encuestas previas a las elecciones catalanas del 21 de diciembre es la "falsedad" de los independentistas de que había un apoyo masivo a sus tesis.

Rajoy se ha referido a las encuestas ante el 21D en la conferencia de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Consejo Europeo de Bruselas, a donde ha viajado por vez primera desde que se encuentra en Bélgica el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Más allá de los posibles resultados electorales, el jefe del Ejecutivo ha hecho hincapié en que los sondeos están poniendo de manifiesto que no existía ese respaldo masivo a los independentistas y que la "irresponsabilidad de algunos" ha provocado una enorme división en la sociedad catalana.

Ha vuelto a llamar a la participación en los comicios del 21 de diciembre y a confiar en que tras ese día se abra una nueva etapa política fundamentada en la normalidad, la tranquilidad y el respeto a la ley por parte de los gobernantes.

Rajoy ha pedido un esfuerzo conjunto para superar la "fractura" tras una etapa "nefasta" y evitar las divisiones aunque existan las lógicas discrepancias de cualquier sociedad democrática.

Respecto a la aplicación del artículo 155 de la Constitución ha recordado que, tal y como está reflejado en el acuerdo aprobado en su día por el Consejo de Ministros, dejará de estar en vigor cuando se forme un nuevo gobierno en Cataluña. Ha vuelto a defender esa medida "ponderada y proporcional" y que ha recalcado que es excepcional.

Y, como tal, el presidente del Gobierno ha considerado que no debe prolongarse mucho tiempo.

BB/lab