Rajoy garantiza, a los grandes empresarios, estabilidad y no ceder a chantajes

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha garantizado hoy a los grandes empresarios la estabilidad política, les ha asegurado que gobierna y seguirá haciéndolo de acuerdo con su hoja de ruta, que él no tiene ningún problema con la Justicia y que no cederá a ningún chantaje, en referencia al caso Bárcenas.

Rajoy ha trasladado este mensaje a los integrantes del Consejo Empresarial por la Competitividad, integrado por los presidentes de las grandes empresas españolas y a los que ha citado en el Palacio de la Moncloa para analizar la situación económica de España.

El jefe del Ejecutivo, que según fuentes del Gobierno ha recibido el apoyo de los empresarios a su política económica, ha subrayado ante ellos que tiene la mayoría para seguir gobernando y para sustentar la estabilidad de España.

Rajoy ha señalado que ya ha vivido otras situaciones de dificultad similares y ha insistido en que la mayoría que tiene el PP en el Parlamento garantiza totalmente la estabilidad política. Una apreciación en la que ha hecho hincapié el mismo día que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado que si Rajoy no comparece en el Parlamento para dar explicaciones por el caso Bárcenas, su partido presentará una moción de censura contra él.

El presidente del Gobierno ha recalcado que está "moderadamente optimista" ante la evolución de la situación económica, que España está saliendo de la recesión y que el ritmo de la recuperación depende en gran parte del crédito y de la actitud de Europa.

Sí ha puesto en valor la reducción que se ha logrado de los desequilibrios de la economía, entre ellos la disminución del déficit, y ha destacado las reformas que ha ido poniendo en marcha y que ha subrayado que no han sido acometidas por ningún otro Gobierno.

Entre ellas ha resaltado algunas de las últimas que está abordando el Ejecutivo, como la de la administración local, la del factor de sostenibilidad de las pensiones y la de las administraciones públicas.

Rajoy ha subrayado la importancia de las decisiones de la UE para la recuperación de España y, en ese contexto, ha aludido a la decisión que ha de adoptar esta semana el Colegio de Comisarios en torno a la devolución de las ayudas europeas a los astilleros españoles.

Asimismo, les ha animado a que le hagan llegar sugerencias y documentos que consideren oportunos en torno a asuntos como los de carácter fiscal.

En la reunión han intervenido, entre otros, el presidente de Telefónica, César Alierta; Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; Caixabank, Isidro Fainé; Repsol, Antonio Brufau; BBVA, Francisco González; Ferrovial, Rafael del Pino; Mercadona, Juan Roig; y Grupo Barceló, Simón Pedro Barceló.

Todos ellos, según las fuentes citadas, han reconocido la labor reformista del Gobierno, han invitado a que se mantenga ese impulso y han considerado que la estabilidad política es lo que permite la fortaleza económica y salir de la recesión.

Rajoy ha agradecido a los integrantes del Consejo Empresarial por la Competitividad el esfuerzo que han realizado en favor de la imagen de España con la gira organizada para presentar su informe titulado "España, un país de oportunidades".

El Consejo protagonizó una gira por veintitrés capitales de tres continentes para presentar este documento y transmitir un mensaje de confianza en la economía española.

Rajoy les ha dicho hoy que acertaron en sus augurios de que habría en breve una mejoría de la situación económica española.

El Consejo Empresarial por la Competitividad está formado por los presidentes de Telefónica, El Corte Inglés, Mango, Santander, Repsol, Acciona, La Caixa, BBVA, Inditex, Grupo Planeta, Mapfre, ACS, Ferrovial, Mercadona, Iberdrola, y el Instituto de Empresa Familiar, representado por Grupo Barceló, Havas Media Group y Osborne.

Alguno de los máximos representantes de estas empresas, como el del Banco Santander, Emilio Botín, no ha podido acudir a la cita de la Moncloa, y muchos de ellos, tras reunirse con Rajoy, han emprendido viaje a Marruecos para acompañar al Rey en algunos de los actos que protagoniza con motivo de su visita oficial a este país.