Rajoy ve el final de la recesión pero no de la crisis hasta crear más empleo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que España ha salido de la recesión, pero ha puntualizado que no se podrá decir que la crisis ha quedado atrás "hasta que las cifras del paro no se reduzcan sustancialmente".

Rajoy se ha referido a los datos del paro durante el discurso de clausura de la XVII edición del Congreso Nacional de la Empresa Familiar, uno de los principales foros económicos del país, que se clausura en Alicante.

"Hemos salido de la recesión, sí, pero no podremos afirmar sin desdoro que hemos salido de la crisis hasta que las cifras de desempleo no se reduzcan sustancialmente", ha afirmado Rajoy ante el medio millar de los empresarios asistentes al congreso.

El número de desempleados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo ha subido en 79.154 personas en octubre, hasta totalizar 4.526.804 desempleados, con lo que acumula tres meses de incrementos después de un semestre de reducción.

Durante su intervención, Rajoy ha subrayado que, en términos desestacionalizados, el desempleo disminuyó en octubre en 19.300 personas, mientras que en valores interanuales muestra un retroceso de 284.579 personas, con lo que la tasa interanual se sitúa en el -5,91%, "la mayor disminución interanual en un mes de octubre desde 1998", según resaltó.

El jefe del Ejecutivo ha destacado además que la contratación sigue mejorando "de manera significativa, muy especiamente la indefinida", y que la afiliación a la Seguridad Social ha vuelto a crecer, hasta rozar los 17 millones de ocupados.

En este sentido, ha resaltado que, en términos interanuales, la afiliación se incrementó en octubre a un ritmo superior al 2%, dando así la vuelta a lo que ocurría "a estas alturas de 2013". "Tras nueve meses consecutivos de crecimiento, el cambio de rumbo es ya innegable también en materia de afiliación", ha insistido el presidente.

Rajoy ha reclamado a los directivos asistentes al congreso del Instituto de Empresa Familiar un "esfuerzo renovado" para luchar contra "la lacra del paro". Al destacar el papel que las empresas familiares tienen en el actual escenario económico, Rajoy ha subrayado que la reducción del desempleo "es la batalla de este tiempo y todo lo demás son instrumentos para ese fin".

PREVISIONES DE LA COMISION

Por otra parte, Mariano Rajoy ha asegurado que las nuevas previsiones de la Comisión Europea, que plantean un incremento del PIB del 1,2% este año y del 1,7% para 2015, muestran que España crecerá más que la zona euro hasta 2016.

Así lo ha señalado Rajoy durante su intervención en la XVII edición del Congreso Nacional de Empresa Familiar, donde ha concretado que España crecerá cuatro décimas más que la zona euro este año, seis décimas más en 2015 y cuatro décimas más en 2016.

"Esto no hace sino ratificar lo que dice FMI", ha señalado el jefe del Ejecutivo, tras insistir en que España crecerá más que las otras tres grandes economías de la Unión Europea.

Según Rajoy, el dinamismo español contrasta con estas tres economías donde la recuperación "pierde fuelle". En este sentido, ha recordado que el PIB español creció un 1,6% en el tercer trimestre de este año en tasa interanual, por encima del 1,2% que registró Alemania, del 0,4% de Francia y de la caída del 0,1% de Italia.

De hecho, ha resaltado que España ha crecido un 1,6% entre julio y septiembre después de haber crecido un 1,3% en el segundo trimestre, un 0,7% en el primero, un 0,1% en el cuarto trimestre de 2013 y tras haber caído un 1% en el tercer trimestre del año pasado.

"Estamos pues creciendo y además de forma progresiva y continuada", ha señalado, tras asegurar que para el cierre de 2014 el Gobierno espera un incremento del PIB del 1,3% frente a la caída del 1,2% de 2013, lo que supone un vuelco de 2,5 puntos. "Avanzamos en lugar de retroceder, mejoramos en lugar de empeorar", ha destacado, tras asegurar que esta noticia no es sólo alentadora, sino que constata el cambio de rumbo del país.

De cara al futuro, ha resaltado que las previsiones siguen siendo más positivas para España, puesto que el Gobierno español espera que el PIB crezca un 2% en 2015, mientras que el Gobierno alemán prevé un incremento de su PIB del 1,3%; el de Francia, un 1% y el de Italia, un 0,6%.