Rajoy pide no extrapolar los resultados a datos nacionales

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP que no se extrapolen los resultados electorales de las europeas de este domingo y se saquen equivalencias nacionales y ha anunciado a partir de septiembre un plan para dinamizar el partido.

Fuentes 'populares' han asegurado a Europa Press que el presidente ha hecho un somero análisis del resultado de este domingo en la reunión, tanto del escrutinio nacional como del europeo, y que ha insistido en la conclusión de que su partido ha ganado las europeas.

Por otro lado, según las mismas fuentes, el presidente ha anunciado que prepara un plan para poner en marcha el partido a partir de septiembre, enfocado a dinamizar el PP de cara a las autonómicas y municipales del año que viene. Este plan incluirá encuestas sobre la situación del partido.

Según ha explicado en rueda de prensa la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional, Rajoy ha realizado un análisis de los resultados de las elecciones europeas y ha abogado por definir con claridad los objetivos que se deben establecer como prioritarios en la UE.

Unos objetivos que pasan por evitar burocracias y que la Unión Europea sea eficaz y sus decisiones se apliquen de forma inmediata y ejecutiva sobre los Estados miembros.

Cospedal ha recalcado que la voluntad del Gobierno de España es que la UE tiene que resultar "atractiva, eficaz y eficiente" y ser un proyecto ilusionante para los europeos, y que ese es el objetivo por el que va a trabajar Mariano Rajoy desde mañana "con más fortaleza" si cabe desde ahora.

COSPEDAL ADMITE QUE EL PP TIENE QUE MEJORAR SUS MENSAJES A LOS CIUDADANOS

La secretaria general ha admitido también que el partido va a hacer un análisis de los resultados electorales y "obviamente" tiene que "mejorar" el mensaje de lo que está haciendo el Gobierno a los ciudadanos.

Cospedal ha añadido que el partido tiene "la opción" de recuperar la confianza de los votantes habituales que ayer no fueron a las urnas y optaron por la abstención, y de devolverles "las ganas" de votar al PP.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, que ha analizado los resultados electorales, Cospedal ha puesto en valor la victoria de su partido, y ha subrayado que tras populares y socialistas las demás opciones quedan lejos de las dos principales formaciones políticas del país.

Ha confirmado Cospedal que el PP, tras analizar de forma exhaustiva los resultados electorales -que dan la victoria al partido, aunque ha perdido ocho escaños- va a preparar un plan de acción para el que "se tomarán las decisiones que se tengan que tomar", y dirigido a hacer "un esfuerzo de pedagogía y de comunicación" para explicar a los ciudadanos su acción política.

El PP, ha insistido la número dos, "ha ganado las elecciones, es verdad que con muchos menos votos que en las anteriores europeas", pero las ha ganado.

Y ha recordado que su partido es el que está gobernando y ha tenido que tomar "decisiones muy complicadas", algunas contrarias a las que había prometido, porque las circunstancias económicas y sociales así lo han requerido.

Antes de que interviniese el presidente lo han hecho también la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el candidato europeo, Miguel Arias Cañete.

DIRIGENTES PIDEN REFLEXION

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha pedido que haya cambios en el partido y en la acción del Ejecutivo.

Antes de la reunión y en declaraciones a los periodistas, Aguirre ya había defendido una reflexión profunda ante la pérdida de voto del PP y el PSOE y que ha calificado de preocupante.

Aguirre ha destacado -en declaraciones a los medios de comunicación a su llegada a la sede del PP- la necesidad de una reflexión después de la pérdida de apoyos que han sufrido los populares y los socialistas.

"Tenemos que hacer una reflexión muy profunda. La clave está en acercar los representantes políticos a los ciudadanos, por una parte, y tenemos que hacer el debate ideológico, que muchas veces no se hace", ha destacado.

La dirigente regional ha añadido también como otro argumento preocupante el ascenso de republicanos y separatistas. "Mientras en las últimas europeas los partidos anticonstitución tenían cantidades pequeñas, en esta ocasión los que están en contra, abiertamente republicanos como IU y Podemos, o los separatistas, suman nada menos que el 38 por ciento de los votos. A mi parece enormemente proecupante", ha remarcado.

También el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, ha coincidido en la necesidad de reflexionar y hacer un esfuerzo para que los ciudadanos entiendan las decisiones "difíciles" que ha tenido que adoptar el Gobierno en estos dos últimos años, un asunto que se abordará esta tarde en la reunión del Comité.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha sido otra de las que ha admitido que el Partido Popular tiene que "trabajar duro" para recuperar los votos perdidos.