Rajoy: "Los españoles no se han dejado cautivar por los demagogos"

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha lanzado un mensaje de "optimismo realista" ante el futuro y ha subrayado que el año ha comenzado con un ambiente político "sosegado y dialogante", con un diálogo político, social y territorial que "ha producido ya sus primeros frutos".

Además, ha recalcado que en el último año la economía española "no se resintió" pese a la "incertidumbre política" y el PIB español creció al menos un 3,2%, el doble de la media de la eurozona y el mayor crecimiento de los países grandes del euro.

En su discurso, el jefe del Ejecutivo ha destacado cómo los ciudadanos, después de soportar una crisis económica "durísima", han actuado con "moderación, sensatez y responsabilidad", virtudes que, "junto a la paciencia", se pusieron "claramente de manifiesto a lo largo del convulso 2016".

"En parte por ello, en parte por las reformas aprobadas de la legislatura y también por la seguridad que dio contar con unos presupuestos, pudimos comprobar con satisfacción que la economía española no se resintió de la incertidumbre política", ha proclamado, para repasar cifras que, a su juicio, evidencian la "fortaleza" de la recuperación económica de España.

En clave política, ha señalado que la sociedad española no se ha dejado "cautivar por los cantos de sirena de demagogos o extremistas", algo que, en su opinión, es "alabado" e incluso "envidiado" por otros países". Además, ha subrayado que la nueva composición del Parlamento muestran que el dialogo es "un imperativo político" y una "necesidad ineludible en situaciones tan complejas como la actual".

Rajoy ha defendido la moderación, la sensatez, el sentido común y la estabilidad política para hacer frente a los partidos populistas y extremistas que surgen en Europa y ha apostado por seguir con la integración europea a pesar del "brexit". "Creo en el proyecto europeo. Soy optimista. Estamos muy bien ahí", ha confesado Rajoy, quien ha vaticinado que "va a haber unos buenos gobiernos" en Francia y Alemania, donde este año hay elecciones.

"CAMBIO EN EL AMBIENTE POLITICO"

Rajoy ha recalcado que 2017 ha arrancado con "buenos datos y buenas previsiones económicas" pero también se ha producido un "notable cambio en el ambiente político". Así, ha destacado que el diálogo político, social y territorial se ha plasmado en numerosas iniciativas conjuntas que abarcan diferentes áreas.

Por todo ello, ha dicho que se está abriendo en la vida pública española un "horizonte esperanzador y tranquilizador", así como "un horizonte de confianza". Esperanzador, ha proseguido, porque cada acuerdo que se consigue "es simiente para nuevos pactos".

"Cada vez que los responsables políticos demostramos que podemos entendernos se recortan los recelos, se suaviza la polarización y se reduce la desconfianza acumulados en un periodo demasiado largo de desabrido enfrentamiento político", ha agregado.

Igualmente, el presidente del Gobierno ha señalado que el horizonte es tranquilizador porque "los pactos generan confianza". Según ha agregado, las reformas aprobadas con el consenso de varios partidos "nacen con el sello de la estabilidad" y están "destinadas a durar en el tiempo". En este sentido, ha insistido en que encaran este año con un ambiente político "mucho más sosegado y dialogante".

"Un dialogo articulado en torno a tres ejes: político, social y territorial y que ha producido ya sus primeros frutos", ha manifestado, para añadir después que el mandato de diálogo exige gobernar con "moderación, prudencia y solvencia".

Y en esa línea de mano tendida al diálogo, Rajoy ha afirmado que espera que los acuerdos que vienen jalonando los primeros días de 2017 "marquen la tónica general" de la legislatura. De hecho, ha recalcado que él hará todo lo posible para que sea una legislatura "larga y fructífera" para los españoles. "Por falta de esfuerzo y dedicación por mi parte, no ha de quedar", ha concluido.

CREE QUE BRUSELAS DA A PUIGDEMONT EL TRATO QUE SE MERECE

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, considera que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, recibe de Bruselas el trato que merece y ha pedido tanto a él como a los partidos independentistas que acepten su mano tendida al diálogo en vez de seguir "abrazados a la radicalidad y maniatados por el extremismo".

"Mi mano sigue tendida. Y me atrevería a decir que a algunos responsables políticos de Cataluña, y creo que a todos, les iría mucho mejor si buscaran esa mano tendida en vez de seguir abrazados a la radicalidad y maniatados por el extremismo", ha asegurado. No obstante, ha advertido: "Dialogaré todo lo que tenga que dialogar sobre lo que se me plantee, pero no sobre lo que no me pertenece".

Ya en el turno de preguntas, ha considerado que la falta de apoyo de las instituciones europeas a Puigdemont es "el trato que merecía" ante su pretensión de defender el referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Al hilo de la decisión de la Casa Blanca de suprimir provisionalmente la versión en castellano de su página web, Rajoy ha pedido a la Generalitat que sus portales de internet y los de otros municipios catalanes estén en español, además de en catalán.

También ha presagiado que los movimientos secesionistas, como el de Escocia o Cataluña, "van a quedar en nada". "Quien lo plantee unilateralmente tiene que saber que se va a ir de Europa. Son las reglas de juego que todos tenemos asumidas, muy claras y bien interiorizadas", ha advertido.

Respecto a Donald Trump, ha confiado en que España pueda mantener "las mejores relaciones posibles" con él desde la defensa de un modelo de sociedad "abierta e integradora", la cooperación multilateral y "la libertad de comercio".

CREARÁ UN COMISIONADO PARA ABORDAR EL RETO DEMOGRÁFICO

Además, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que SU Ejecutivo creará un comisionado para hacer frente al reto del aumento de la población y el impacto sobre las pensiones. El objetivo de este comisionado será debatir con las comunidades autónomas y con los partidos con representación parlamentaria cuáles son las medidas que se tiene que adoptar a "medio y largo plazo" en materia demográfica.

Rajoy ha recordado que en la reciente Conferencia de Presidentes autonómicos, se acordó elaborar una Estrategia Nacional frente al reto demográfico.

Ha remarcado que hoy se gasta en pensiones 40.000 millones de euros más de lo que se gastaba en 2007.

Según Rajoy, las proyecciones demográficas en España y en Europa apuntan a un cambio "muy preocupante" tras recordar que si en 2015 la población mayor de 65 años suponía el 18 por ciento total, en 2030 este porcentaje se elevará hasta el 25 por ciento, "con todo lo que implica en el sistema de bienestar social". "Afortundamente, vivimos cada vez más, pero estamos obligados a adaptar nuestra economía a esa feliz circunstancia", ha señalado el jefe del Ejecutivo.