Rajoy dice que 2013 será mejor que 2012 y que en 2014 crecerá la economía

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que piensa "darle la vuelta, más adelante" a algunas de las medidas que ha adoptado para corregir el déficit, especialmente a las subidas de impuestos y más concretamente al alza del IRPF. "Nos gustaría bajar el IRPF en 2014 (...) Espero poder hacerlo", ha dicho. El jefe del Ejecutivo, en una entrevista con la cadena Cope ha subrayado que no ha subido los impuestos "por gusto" y que entiende "perfectamente" el descontento ciudadano respecto a ésta y otras iniciativas llevadas a cabo por su Gobierno, pero ha insistido en que estas medidas y las reformas adoptadas son las que permitirán la recuperación económica.

En principio, Rajoy no tiene previsto una nueva subida de impuestos, aunque tampoco la ha descartado del todo. "Hoy no tengo pensada ninguna subida de impuestos. Espero que no sea necesario tener que volver a una subida de impuestos", han sido sus palabras. El presidente ha afirmado además que no piensa bajarle el sueldo a los empleados públicos el próximo año y ha explicado además que aún no se ha tomado una decisión respecto a la revalorización de las pensiones, a la espera de lo que ocurra con el IPC de noviembre.

Rajoy ha avanzado además que este año la economía española caerá menos de lo previsto y que, por tanto, se reducirán menos empleos de los calculados inicialmente (se estimaba para este año una destrucción de 600.000 puestos de trabajo). El jefe del Ejecutivo ha indicado que 2013 será mejor que 2012 y que en 2014 habrá ya crecimiento económico.

LA VICEPRESIDENTA Y PSOE SE REÚNEN ESTE MIÉRCOLES PARA ABORDAR LOS DESAHUCIOS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció hoy, durante una entrevista en la Cope, recogida por Europa Press, que mañana se reunirá la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con "una de las máximas responsables" del PSOE para abordar medidas para paliar el problema de los desahucios de viviendas. Rajoy explicó que hasta ahora el Gobierno ha hecho un código de buenas prácticas para los bancos en este asunto y ahora está en un proceso de evaluación para analizar cómo han ido esas medidas.

No obstante, precisó que su intención es adoptar "nuevas medidas" y lo quiere pactar con el resto de partidos políticos y sobre todo, precisó, con el PSOE. Acto seguido anunció una reunión entre la vicepresidenta y el PSOE para mañana con el objetivo de adoptar una decisión "justa y equitativa" contra los desahucios y además, "de aplicación inmediata".

CONDICIONA LA PETICIÓN DE RESCATE A QUE SIRVA PARA RELAJAR LA PRIMA AL ENTORNO DE LOS 200 PUNTOS

El presidente del Gobierno ha señalado que una de las cuestiones pendientes de aclarar antes de decidir pedir o no el rescate que active la intervención del Banco Central Europeo (BCE) es conocer cuánto ayudaría esta medida a rebajar los costes de financiación de España en los mercados de deuda, apuntando que debería contribuir a relajar la prima de riesgo hasta el entorno de los 200 puntos básicos. "Hay varios asuntos pendientes. Cuánto va a bajar la prima de riesgo, si se queda en los cuatrocientos y pico y no baja a los 200 puntos. No es lo mismo", indicó el presidente en una entrevista concedida a la cadena Cope, recogida por Europa Press.

"Si nos quedamos en el mismo precio que hay no tiene sentido", recalcó Rajoy, quien reiteró que la decisión de pedir o no el rescate corresponde "única y exclusivamente" a España. De hecho, el presidente del Gobierno recordó que el BCE ya intervino en el verano de 2011 en los mercados secundarios de deuda para relajar los costes de financiación de países como Italia o España, por lo que afirmó que el solo hecho de que la entidad haya anunciado su disposición a volver a hacerlo "es bueno".

RAJOY AVISA A MAS QUE SE ESTÁ "EQUIVOCANDO Y MUCHO

Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se está "equivocando y mucho" con la deriva soberanista que ha abierto en Cataluña, una "operación" que genera "división" y en la que a su juicio, pierden "el conjunto de los españoles y, en especial, los catalanes". En cualquier caso, ha mostrado su disposición a dialogar y hablar. "Yo voy a intentar hablar, dialogar, voy a agotar todas las posibilidades. Creo que es momento de actuar con sentido común, pero creo que una de las obligaciones de los gobernantes es resolver problemas y no crearles problemas a la gente, porque esto genera divisiones entre ciudadanos de Cataluña", ha enfatizado, para añadir que el "mundo hoy no está para levantar muros y fronteras".

Ha señalado que al presidente del Gobierno de España "se le puede pedir de todo", salvo una cosa, que "incumpla la ley", y por eso ha insistido en que está dispuesto al diálogo pero no a "imposiciones". Rajoy ha añadido que el presidente de la Generalitat tiene una "enorme responsabilidad" a la hora de resolver el "problema" que "con su actitud ha creado".