Rajoy defiende que el voto "útil" es al PP, "no sujeto a ningún cambalache"

Rajoy defiende que el voto "útil" es al PP, "no sujeto a ningún cambalache"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado hoy que el voto "útil" en Cataluña es el dirigido a su partido, el PP, porque es además un "voto seguro" que no está sujeto a "ningún cambalache" ni se pondrá al servicio de "ninguna causa" de la que nadie se pueda después "arrepentir".

Una vez más ha defendido Rajoy, en la campaña electoral catalana, su tesis de que el PP es el único partido que ha dejado claro el destino de sus votos en favor de la opción constitucionalista y para evitar que los independentistas gobiernen.

En una comida mitin celebrada en Lleida, Rajoy se ha mostrado convencido de que las fuerzas constitucionalistas ganarán las elecciones autonómicas del 21 de diciembre -"los partidos que defendemos lo que pensamos todos los que estamos aquí vamos a ganar las elecciones", ha dicho- pero ha insistido en distinguir al PP de los socialistas y de Ciudadanos.

El voto al PP es "un voto seguro no sujeto a ningún cambalache, que no se pondrá al servicio de ninguna causa de la que nadie de los que estamos aquí tenga que arrepentirse nunca", ha recalcado el presidente del Gobierno.

Y ha añadido que el apoyo a su partido se destinará a empezar una "nueva etapa" centrada en resolver los problemas de los ciudadanos y en "dejar a un lado las ensoñaciones y quimeras" de los independentistas.

Ha insistido Rajoy en que el PP dará "buen uso" de los apoyos que reciba, que irán "a favor de la convivencia, de la normalidad, de la tranquilidad, de la democracia y los valores constitucionales y europeos", así como de la "consolidación de la recuperación" económica, "amenazada por la incertidumbre que algunos han generado".

Todo en un acto en el que Xavier García Albiol ha cargado contra el cabeza de lista del PSC, Miquel Iceta, por contemplar la posibilidad de indultar a los 'Jordis' y a los exconsellers si son finalmente condenados y él es elegido presidente de la Generalitat.

"Menos preocuparse de indultos y más preocuparse de 470.000 catalanes que están en paro", ha declarado Albiol, que ha preguntado a Iceta por qué tiene "esa necesidad de estar constantemente intentando agradar a quienes han provocado la principal ruptura de Cataluña con España".

"Le pido que sea capaz de dejar a un lado sus complejos y presente un proyecto que sirva para cerrar la peor etapa de la historia reciente de Cataluña", ha afirmado Albiol, que hoy celebra su 50 cumpleaños.

ARRIMADAS DICE QUE VOTAR A ICETA ES UNA "VÍA INDIRECTA" QUE ALARGA EL PROCESO INDEPENDENTISTA

Por su parte, la candidata de Cs a las elecciones del 21 de diciembre, Inés Arrimadas, ha sostenido este viernes que votar al PSC, que encabeza Miquel Iceta, es una "vía indirecta" para alargar el proceso independentista, porque parece que quiere reeditar el tripartito con ERC, igual que los 'comuns', ha señalado en un acto en la Seu Vella de Lleida.

Ha pedido no alargar el proceso ni por la vía directa de votar a partidos independentistas ni tampoco por vías indirectas, sino apostar por un cambio, que "no es reeditar un tripartito como parece que quieren hacer los señores de Podemos e Iceta", ha añadido ante unas 250 personas, aunque otras se ha quedado a las puertas del espacio porque se ha llenado.

Ha defendido que "el único cambio de verdad es el de Cs, el único voto claro, nítido y respetuoso", con una candidatura de personas que saben lo que es trabajar fuera de la política, algo que es una de las claves del éxito del partido, según Arrimadas, que ha intervenido después del candidato de Cs por Lleida, Jorge Soler.

"Es la hora de la gente normal, honrada, trabajadora y que sabe que Cataluña somos todos y no sólo una parte", ha dicho Arrimadas, que ha criticado a los que creen que están por encima del resto, piensan que se van a saltar resoluciones judiciales y no les va a pasar nada y muestran fotografías triturando citaciones.

ICETA ALERTA. "SI GANA EL INDEPENDENTISMO LA RUINA SERÁ TOTAL Y VOLVERÁ A MANDAR LA CUP"

Por su parte, el candidato del PSC en las elecciones del 21 de diciembre, Miquel Iceta, ha alertado este viernes de que "si los independentistas ganan las elecciones la ruina de Cataluña será total y completa", y significará que el Govern volverá a estar en manos de la CUP.

Lo ha hecho en un mitin en El Casal de Amposta en el que también han participado el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig; la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra; la líder de la lista del PSC por Tarragona, Rosa Maria Ibarra; el 'número 3', Joan Caballol; la 'número 4', Bibiana Porres, y el presidente del Consell Comarcal del Montsià, Francesc Miró.

Iceta ha explicado que más de 3.000 empresas han trasladado su sede social o fiscal por el proceso independentista y que más de 300.000 catalanes han cambiado sus ahorros: "*Cuántas más quieren que se vayan hasta reconocer que han hecho daño al país, disculparse y aceptar que han de cambiar de políticas?".

A su juicio, ha llegado el momento de cambiar de rumbo y dar estabilidad y tranquilidad, y se ha ofrecido a liderar este proceso y a evitar "cuatro años más hablando del 155 o de la crónica judicial porque este país no se lo merece".

"Para votar a Miquel Iceta no hace falta ser socialista, sino tener un poco de 'seny", ya que se trata de la opción más transversal y la que garantiza el cambio tranquilo que necesita Catalunya, ha reivindicado, y ha dicho que es posible que el PSC pueda ganar las elecciones tanto en votos como en escaños.

Ha alertado de que votar a ERC o JuntsxCat es "volver a poner el país en manos de la CUP y seguir en una aventura condenada al fracaso", mientras que él ofrece revertir la situación entre todos, desde el acuerdo y el diálogo.

"No dejemos que arruinen nuestro país, ya nos han dejado al borde del precipicio y ahora quieren que demos un paso más al frente, basta", ha clamado Iceta, que ha reivindicado que contra esto no vale simplemente en decir 'no' a todo como hacen Cs y el PP.

DOMÈNECH VE A LOS BLOQUES USANDO LA CONFRONTACIÓN PARA GANAR LA GENERALITAT COMO "BOTÍN"

El candidato de CatECP a las elecciones del 21 de diciembre, Xavier Domènech, ha criticado al bloque formado por los partidos independentistas y al bloque de las formaciones que respaldan el artículo 155 de la Constitución por considerar que están usando la confrontación para tratar de gobernar la Generalitat como un "botín".

Lo ha dicho en un mitin en el Teatre Municipal └ngel Guimerà de El Vendrell (Tarragona) en el que han participado la miembro de la lista Yolanda López y el secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, arropados por un centenar de personas.

Se ha referido al debate del jueves en TVE en el que afirma que se descubrió que "los que piensan que la opción de un bloque sirve para desbloquear, se equivocan".

"Un bloque, bloquea. El jueves descubrimos que los que dicen que quieren construir un futuro para el país, lo que quieren es ganar la Generalitat prácticamente como un botín, con la confrontación y no con la construcción", ha lamentado.

Ha advertido de que, pese a que el bloque independentista y el constitucionalista parecen tener dos visiones de Cataluña antitéticas, ni unos ni otros conocen la realidad de la ciudadanía.

"Puigdemont quiere que pierda el bloque de Arrimadas. Arrimadas quiere que pierda el bloque de Puigdemont. Nosotros queremos que gane Cataluña", ha clamado el candidato de los 'comuns'.

Ha rechazado que se les etiquete como equidistantes porque son "los que se implican hasta el final" contra los recortes, los cierres de los CAPs, los que acabaron con el bipartidismo y los que acabarán con la pobreza.

PUIGDEMONT CONTEMPLA SEGUIR SIENDO PRESIDENTE

Por su parte, el cabeza de lista de JuntsxCat a las elecciones del 21 de diciembre, Carles Puigdemont, ha manifestado este viernes que contempla seguir siendo presidente de la Generalitat si hay la misma mayoría política que le revalida en el cargo.

"El Parlament que me eligió no me ha cesado. Esto no ha cambiado. Si la mayoría política no cambia, esto no tiene porque cambiar. Solo hay un plan", ha recalcado en rueda de prensa, en la que ha comparecido a través de videoconferencia desde Bruselas.

Tras suponer que todos los consellers cesados del Govern lo que quieren es derrotar en las urnas "todo lo que se rompió de manera abrupta a partir del artículo 155 del tripartito formado por PP, Cs y PSC", ha añadido que esto equivale a retomar todo donde se dejó y que el Estado reconozca los resultados.

"Respetar los resultados es restablecer el Govern que fue ilícitamente destituido y hacer lo posible para que el 155 no tenga efectos. Impedir la investidura del Govern actual, en su conjunto, sería entender que el 155 sigue en vigor", ha argumentado.

También ha preguntado al sistema político español si tiene un "plan B" para, a su juicio, la contradicción que supondría que el programa que le puede llevar a ser investido de nuevo presidente sea también el que le puede llevar a prisión.

"Hay un plan B en el Estado para resolver esta contradicción democrática?", ha preguntado Puigdemont, que cree que algo falla cuando uno puede obtener una mayoría política y privarlo luego de libertad.