Rajoy no da pistas sobre los candidatos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido al PP de Madrid que se movilice ante las citas electorales del próximo año para explicar lo que se ha hecho en estos tres años de legislatura, ya que, a su entender, cuando los políticos hacen "las cosas bien", los ciudadanos se lo reconocen en las urnas.

"El año que comienza va a ser electoralmente muy activo y estamos preparados e ilusionados. Tenemos ganas de explicar a todo el mundo lo que hemos hecho en todo este tiempo, con la convicción de que el trabajo bien hecho siempre acaba produciendo sus frutos", ha proclamado Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha lanzado este mensaje en la tradicional cena del PP de Madrid, que este año se ha celebrado en el municipio de Alcobendas, donde también han tomado la palabra la regidora de Madrid, Ana Botella, el presidente de la Comunidad, Ignacio González, y la presidenta del partido, Esperanza Aguirre. Sin embargo, no ha dado ninguna pista acerca de quienes serán los candidatos del PP al Ayuntamiento y la Comunidad en las municipales y autonómicas del 24 de mayo.

UN MENU DE PULARDA FLANQUEADO POR AGUIRRE Y GONZALEZ

Por lo tanto, y como era previsible, Rajoy ha mantenido la incógnita de quienes serán los cabeza de cartel ante los más de 800 militantes y afiliados del PP de Madrid. Durante la cena (el menú ha consistido en pularda, embutido y empanada), el presidente del Gobierno ha estado flanqueado por Aguirre y por González, quien en las últimas semanas ha defendido varias veces la necesidad de que 'Génova' desvele ya los candidatos alegando que eso es bueno para el partido.

Rajoy ha elogiado el trabajo que se ha hecho en Madrid estos años de la mano de Esperanza Aguirre, Ana Botella e Ignacio González, quienes, según ha destacado, han gestionado en tiempos de "mayor dificultad". "Hay gente que da la talla, está a la altura de las circunstancias, le echa coraje y determinación, y le trae sin cuidado lo que digan de ellos. Y esos son los buenos", ha proclamado.

A pocos meses de los comicios, Mariano Rajoy ha querido insuflar un mensaje de ánimo a las bases del partido y se ha mostrado convencido de que "toda la ilusión y el ánimo de siempre", les volverá a llevar "otra vez a la victoria en las convocatorias electorales del 2015". "Nos va a ir bien, tenemos que defender nuestras posiciones y nuestros principios", ha enfatizado.

DICE QUE VAN A LLEGAR A "BUEN PUERTO"

Además, el presidente del Gobierno ha avisado que "el mayor error" que se puede cometer en España es "cambiar el rumbo" cuando ya se sabe donde van y cuando van en "la buena dirección". "Vamos a llegar a un año clave con un mensaje clave: somos el partido con el que España pasó de la crisis a la recuperación y que nadie lo dude. Cuando los políticos hacen las cosas bien, los ciudadanos se lo reconocen con su confianza", ha manifestado.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que queda un año de legislatura para llegar a "buen puerto". "Y llegaremos a él, que nadie lo dude. Un año es tiempo que vamos a aprovechar para hacer más cosas. Nos ha tocado poner las bases de la recuperación en España como siempre porque siempre hemos sucedido a los mismos, a los que han triturado las bases de la economía española", ha resaltado, para añadir que su Gobierno va a dar "lo mejor" de sí mismos en este "sprint final"

Rajoy ha afirmado que el PP no es solo "el partido de la recuperación", sino que los españoles ven al PP "como el partido de la estabilidad" y saben que "nunca" van a "ir con improvisaciones, ocurrencias o frivolidades, ni con principios de doctrinarios anticuados".

"Saben que representamos a la mayoría moderada de la sociedad española, esa que ama su país y sus instituciones y que sabe que el camino de la mejora es la reforma y no la ruptura, es el sentido común y no el radicalismo o la inconsistencia. Para gobernar también hay que tener algún bagaje", ha aseverado.

"SOMOS UN PARTIDO UNIDO" CAPAZ DE "AGLUTINAR A UNA MAYORIA"

Es más, ha dicho que el PP es "un partido unido" porque de esa unidad vienen sus "valores" e ideas "atractivas y poderosas" como la libertad, la igualdad, la defensa de la España constitucional y el europeísmo.

"Esos valores son los únicos capaces de aglutinar a una mayoría de españoles y los que saben que para mejorarlo quieren seriedad y no experimentos, las ideas claras que nosotros tenemos y nos los artificios gaseosos que unos difunden un día sí y otro también", ha apostillado.

En clave económica, ha resaltado que su Gobierno no va a "descansar" hasta que los parados encuentren un empleo con el que "consigan recuperar la felicidad y la de sus familias". Eso sí, ha querido destacar los logros conseguidos gracias a las reformas porque, según ha subrayado, ya no se habla de rescate, prima de riesgo o salida del euro sino de crecimiento económico y creación de empleo.

Por todo ello, Rajoy se ha mostrado convencido de que al PP le va a "ir bien" en los próximos comicios, a pesar de los casos de corrupción que les han salpicado en los últimos meses. Así, ha dicho que, aunque han podido cometer "errores", esas cosas que han hecho "algunos" no son trasladables a la inmensa mayoría de cargos el partido. "Hemos pedido disculpas y no nos hemos quedado ahí, sino que hemos tomado medidas", ha enfatizado.

Durante la cena Rajoy alzó su copa para pedir a todos los presentes: "Brindemos por el PP y por España; feliz Navidad".