Rajoy cumplirá la Constitución y pide a CiU no empecinarse en el error

Mariano Rajoy y Artur Mas han adelantado gran parte de los argumentos que se intercambiarán este jueves en su reunión en el Palacio de la Moncloa, y mientras el presidente de la Generalitat ha avisado de que Cataluña "hará su camino pase lo que pase", el jefe del Gobierno le ha recordado su compromiso adquirido de cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes.

La cita se había fijado hace tiempo a petición del dirigente catalán para exponer la propuesta de pacto fiscal a la que aspira, pero la evolución de los acontecimientos ha hecho que sobre la mesa vayan a estar también las reivindicaciones soberanistas impulsadas con la manifestación de la Diada.

Desde Moncloa se recalca que la respuesta a solicitudes de independencia están en la Constitución y las leyes, y es lo que Rajoy ha dejado claro hoy en la sesión de control del pleno del Congreso. "Yo, como presidente del Gobierno, me he comprometido a guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes, y así lo haré si procede hacer", ha recalcado Rajoy en el Congreso ante la preocupación de UPyD por las aspiraciones secesionistas de Cataluña.

LAS COSAS SE PUEDEN IR DE LAS MANOS

El presidente del Gobierno ha alertado este miércoles a CiU de que no debe dejarse "arrastrar por los acontecimientos" y que no es el momento de generar "más problemas e inestabilidad política" con reivindicaciones soberanistas porque el reto es "colaborar todos" en crear empleo y salir de la crisis.

Ha sido en respuesta al diputado de CiU Pere Macías en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, que ha sustituido por enfermedad a su portavoz, Josep Antoni Duran Lleida, Rajoy ha advertido de que los responsables políticos deben "tener cuidado" porque "las cosas se les pueden ir de las manos". "Los representantes políticos tenemos un plus de responsabilidad y creo que debemos cuidar muy bien lo que hacemos, lo que decimos y también adónde vamos, y si nos equivocamos o nos excedemos, y si las cosas se nos van de las manos, no nos debemos dejar arrastrar por los acontecimientos", ha proclamado.

Por ello, el presidente del Gobierno ha pedido a los responsables políticos catalanes que no se empecinen "en el error" y trabajen para solucionar el grave problema de paro en Cataluña, la deuda pública de la comunidad y sus problemas de liquidez.

"Lo que no se puede hacer ahora es echarle la culpa de todo lo que ocurre a los demás y generar inestabilidad política con decisiones equivocadas", ha insistido Rajoy, que ha dicho no compartir ni el lema ni los objetivos de la manifestación soberanista del pasado 11 de septiembre en Barcelona. También ha rechazado el concierto económico planteado por el Gobierno de Cataluña.

Por contra, Macías ha asegurado que "nadie" puede dar lecciones a CiU de responsabilidad política en la gestión de la crisis económica y ha denunciado la "desigualdad de trato" que sufre Cataluña, así como el balance fiscal "escandalosamente desequilibrado". "Cataluña no va contra nadie", ha insistido Macías, que ha subrayado que una mayoría de los catalanes no está de acuerdo con el trato financiero que recibe su comunidad.

EL PACTO FISCAL

Son reflexiones que previsiblemente reiterará Rajoy al presidente catalán, al que, según han informado fuentes del Gobierno, garantizará su intención de "no dejar a su suerte" a ninguna comunidad autónoma que necesite ayuda económica. Y Cataluña, han asegurado, no va a ser una excepción.

Las fuentes citadas han añadido que Rajoy escuchará con atención todos los planteamientos que le exponga Artur Mas, pero será "firme" en la defensa de la legalidad. Además, apelará a su responsabilidad para que no se planteen cuestiones que distraigan la atención de lo que debe ser el objetivo principal de todos los dirigentes políticos en este momento, que es trabajar unidos para lograr la recuperación económica y la creación de empleo.

Frente a ello, el presidente de la Generalitat acudirá a Moncloa con la determinación de intentar convencer al jefe del Gobierno de que el pacto fiscal "no es un problema, sino la posible solución" al encaje de Cataluña en España. Mas ha pedido este miércoles a Rajoy que escuche "atentamente y sin prejuicios" sus reivindicaciones, aunque también le ha advertido de que Cataluña "hará su camino pase lo que pase", en la línea de sus demandas de que Cataluña tenga estructuras de Estado.

Como gesto "simbólico y solemne" de que no retrocederá en sus demandas, Mas ha creado 24 horas antes de reunirse con Rajoy el "embrión" de la futura Hacienda propia de Cataluña, uno de los compromisos que se desprenden del acuerdo sobre el pacto fiscal que aprobó el Parlamento catalán a finales de julio.

En este contexto ha dejado la puerta abierta a la convocatoria de elecciones anticipadas si, como se prevé, Rajoy no accede a dar a Cataluña un nuevo modelo de financiación similar al concierto económico vasco.

La carta que hizo pública ayer el rey alertando contra quienes alientan "disensiones", persiguen "quimeras" y ahondan "heridas", puede ser también objeto de comentario en la reunión. Eso, pese a que la Generalitat de Cataluña, por boca de su portavoz, Francesc Homs, aseguró que no se siente aludida por las reflexiones de don Juan Carlos.