Rajoy convocará la sesión constitutiva del Parlament para el 17 de enero

Rajoy convocará la sesión constitutiva del Parlament para el 17 de enero

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apelado hoy al futuro Gobierno de la Generalitat a que no vuelva "a poner a prueba" la calidad de la democracia, la independencia de poderes, el imperio de la ley y la serenidad de la sociedad que se han demostrado tras la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

En la rueda de prensa de balance del año en el Palacio de la Moncloa, el jefe del Ejecutivo ha vuelto a ofrecer al futuro Govern "toda su colaboración" y su "mejor voluntad" de un diálogo "constructivo, abierto y realista" siempre que sea "dentro de la ley" para resolver los problemas de los catalanes y conseguir que Cataluña vuelva a la senda de la recuperación económica.

Rajoy ha recordado que el desafío independentista ha obligado a aplicar por vez primera el artículo 155 de la Constitución, algo que ha demostrado la "calidad de la democracia", la independencia de los poderes del Estado, el "imperio de la ley", la "utilidad de las normas" y la "serenidad" del conjunto de la sociedad.

En suma, ha dicho que se ha utilizado "la ley para defender la ley y la convivencia" y ha apuntado que "lo lógico y lo razonable" sería "no volver a poner a prueba" los valores que se han defendido.

En este sentido, ha advertido de que no podrá aceptarse de nuevo "ningún chantaje, medidas de fuerza ni políticas de hechos consumados" y ha hecho ver que al igual que ocurrió tras la declaración unilateral de independencia, Europa "no concederá ningún tipo de reconocimiento o legitimidad" a quien vuelva a intentarlo.

Y ha subrayado que el futuro Gobierno catalán no podrá hacer más "apelaciones a la ruptura o la ilegalidad" dado que la ley "no lo permitirá", y además ha explicado que los independentistas carecen del apoyo mayoritario de la sociedad catalana "para mantenerse en esa deriva tan perniciosa".

Confiado en que se pueda abrir una etapa en Cataluña "basada en el diálogo y no en el enfrentamiento", Mariano Rajoy ha recordado que el procés ha llevado a un "grave deterioro económico" a esta comunidad autónoma, solo mitigado en parte por la aplicación del artículo 155, como ha puesto de relieve el Banco de España.

NO SE PLANTEA REMODELAR EL GOBIERNO

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se plantea una remodelación en su Ejecutivo como defienden algunos dirigentes del partido tras el batacazo que ha sufrido el PP en las elecciones catalanas, ya que, según ha dicho, su Ejecutivo está "cumpliendo bien" con su obligación. Además, ha subrayado que los resultados de las elecciones catalanas no son "extrapolables" a nivel nacional, si bien ha agregado que seguirán trabajando para intentar "mejorar" el apoyo a su partido entre los ciudadanos españoles. "No voy a hacer ninguna remodelación de Gobierno", ha afirmado tajante Rajoy en una rueda de prensa de balance del año en el Palacio de la Moncloa, acompañado por todos sus ministros. Esta misma semana, el exministro José Manuel García Margallo le solicitaba un cambio de jugadores y jugadores para que el agua no llegue al propio presidente del Gobierno.

El jefe del Ejecutivo ha recalcado que no se plantea esa remodelación porque su Gobierno está "cumpliendo con su obligación". "Si no lo creyera así, efectivamente la haría, pero no es el caso", ha enfatizado, para añadir que a él nadie le ha pedido que realice cambios en su actual equipo ministerial.

En cuanto a si llevará a cabo esa remodelación en su equipo cuando el ministro de Economía, Luis de Guindos, deje su cartera para marcharse al Banco Central Europeo (BCE), el presidente del Gobierno ha indicado que "no han tomado ninguna decisión" en relación con el titular de Economía y ha agregado que no está vacante ese puesto en el BCE en este momento.

Rajoy no se plantea tampoco un relevo inmediato en el PP catalán, que sufrió un batacazo electoral en las elecciones del 21 de diciembre, pasando de 11 a cuatro diputados, mientras que Ciudadanos subió de 25 a 36 escaños, convirtiéndose en la primera fuerza política del Parlamento catalán.

El presidente del Gobierno ha indicado que "no hay una decisión tomada" y ha agregado que "corresponde" al Partido Popular en Cataluña. No obstante, ha señalado que "las cosas conviene pensárselas" porque "precipitarse en la vida" no conduce "a nada positivo". "Por tanto, no hay nada nuevo en relación con ese asunto. El PPC ha hecho todo cuanto estaba en sus manos", ha apostillado. Como ya hizo la semana pasada ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, Rajoy ha reiterado que el resultado de su formación en esos comicios "no fue bueno" pero ha hecho hincapié en que los resultados del PP catalán no son extrapolables a nivel nacional. "Creo que no es extrapolable, estoy absolutamente convencido de que no", ha aseverado.

Al ser preguntado si teme un 'sorpasso' de Ciudadanos en las próximas elecciones tras su ascenso en Cataluña, Rajoy ha indicado que el presidente de un partido con voluntad mayoritaria como el PP "siempre" tiene el objetivo de "merecer la confianza de los ciudadanos" y ha recordado que así ocurrió con el suyo en las dos últimas generales, en un "momento difícil" con la crisis económica que se vivía en España. "Por tanto, nosotros trabajamos para atender el interés general y políticamente defendemos nuestras posiciones e intentamos mejorar el apoyo que tenemos entre los ciudadanos españoles y eso es lo que vamos a seguir haciendo", ha manifestado.

APROBAR LO ANTES POSIBLE LOS PRESUPUESTOS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado este viernes a las formaciones políticas a hacer un "ejercicio de responsabilidad" para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, y ha afirmado que pondrá su "empeño" a partir de enero para poder aprobar "lo antes posible" las cuentas públicas, al ser el "primer paso" para garantizar un horizonte de crecimiento medio anual del 2,5% hasta 2020 y continuar con la corrección del desequilibrio presupuestario.

Rajoy ha instado a las distintas formaciones políticas a hacer un "ejercicio de responsabilidad" para renovar los pactos y poder sacar adelante las cuentas públicas de 2018. Rajoy ha señalado que dado que no se contará con Presupuestos de 2018 el 1 de enero, se prorrogarán las cuentas públicas de 2017 hasta que se consigan aprobar los de 2018. "Siempre es mejor aprobar los Presupuestos, pero este año 2017 estuvimos prácticamente medio año con los presupuestos prorrogados", ha recordado.

No obstante, Rajoy ha remarcado la importancia de las cuentas públicas de 2018 porque "hay que tomar decisiones que afectan mucho a la vida de la gente", así como de seguir haciendo un "esfuerzo" de corrección del déficit presupuestario.

A este respecto, ha destacado que España saldrá a lo largo del ejercicio 2018 del procedimiento de déficit excesivo en el que lleva inmersa desde 2009, lo que, junto a las reformas aprobadas, ha ayudado a afrontar la crisis económica.

Preguntado sobre la postura del PNV de descartar su apoyo a los Presupuestos por ahora ante el contexto de aplicación del artículo 155 en Cataluña, Rajoy ha indicado que explicará a la formación vasca por qué es buena su aprobación y en qué benefician al conjunto de los ciudadanos vascos y españoles.