Rajoy sella su compromiso con las entidades sociales y les ofrece diálogo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado hoy su total compromiso con las entidades sociales, a las que ha reconocido el destacado papel que juegan y que ha puesto aún más en valor en un momento de crisis como el actual, y les ha ofrecido diálogo ante las nuevas medidas que faciliten su tarea. Rajoy ha elogiado esta labor en el acto de presentación oficial del plan de apoyo a las entidades de acción social, que se ha celebrado en el Palacio de la Moncloa y en el que han participado la ministra de Sanidad y Asuntos Sociales, Ana Mato, y representantes de las organizaciones sociales.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que estas entidades llegan a muchos sitios a los que no llegan las administraciones y que ese papel es de especial trascendencia en un momento de crisis como el actual.

De ahí que se haya comprometido a que el Gobierno hará siempre todo lo que esté en su mano para ayudar a desarrollar su función social.

"España es un gran país, de los mejores y de los más prósperos del mundo incluso hoy, en la situación de dificultad que estamos atravesando", ha recalcado antes de poner en valor su sistema sanitario, educativo, de pensiones y de atención social.

EL RETO PARA POR LA CREACIÓN DE EMPLEO

Para Rajoy, el reto es mantener y mejorar todo ello, y eso pasa por la creación de empleo, un objetivo al que ha dicho que se dirige la inmensa mayoría de las decisiones económicas que está adoptando el Gobierno.

Ha puesto como prueba del compromiso del Gobierno con las organizaciones sociales decisiones como el plan de pago a proveedores.

A ello se había referido minutos antes en su intervención Ana Mato para explicar que la aprobación de la nueva fase de este plan social, dotado con más de 3.000 millones de euros, permitirá saldar deudas de las administraciones con organizaciones altruistas que se dedican a ayudar a los más vulnerables.

REPARTO DEL 0,7% DEL IRPF

Rajoy ha calificado de "justa" la nueva forma de distribución del 0,7 por ciento del IRPF destinado a fines sociales, una cuestión a la que había aludido igualmente Mato para señalar que se ha reorientado para adaptarla a las nuevas realidades, con lo que se destinarán 210 millones a programas de urgencia social

El nuevo sistema hace el reparto teniendo en cuenta áreas de actuación en lugar de hacerlo como, hasta ahora, fundamentándose en colectivos como, por ejemplo, los mayores, jóvenes o personas con discapacidad.

Un criterio de reparto que fuentes del Ejecutivo han avanzado que, previsiblemente, será refrendado mañana por el Consejo de ministros.

Rajoy ha pedido a las entidades sociales que sigan colaborando con el Gobierno planteándole propuestas y ha garantizado que el Ejecutivo "dará la batalla" en su favor.

La ministra de Sanidad ha elogiado igualmente su tarea: "Podemos sentirnos orgullosos de nuestro movimiento asociativo, porque -ha dicho- a la hora de la solidaridad, rozamos el sobresaliente".

Ana Mato ha asegurado que los presupuestos del Gobierno han tenido muy en cuenta al denominado Tercer Sector y ha recordado que se ha incluido por vez primera a las organizaciones que lo conforman como entidades colaboradoras de la Administración General del Estado para hacer explícito el reconocimiento jurídico de su papel.

Ha citado otras medidas como los planes de inclusión social, infancia y adolescencia, apoyo a la familia y lucha contra la pobreza infantil, y ha señalado asimismo que el Gobierno está trabajando en una ley del Tercer Sector porque desea un marco normativo que de forma transparente garantice a medio plazo los apoyos presupuestarios del Estado.

GRAVE DETERIORO POR LA CRISIS

En nombre de las organizaciones sociales, Luciano Poyato, presidente de la Plataforma del Tercer Sector, ha agradecido la labor del Gobierno y ha felicitado a Rajoy "por haber decidido liderar la política social", y a la ministra por haber puesto en marcha la comisión de diálogo con su plataforma.

Poyato ha señalado que saben que el Ejecutivo "es muy consciente y sensible al deterioro que la crisis está ocasionando en la ciudadanía" y, por ello, ha defendido que se mantenga el diálogo del Gobierno con las ONG's debido a que éstas son las que se encuentran "a pie de obra".

Asimismo, ha apostado por seguir adoptando medidas urgentes que den respuesta a las necesidades de este sector y ha ofrecido la colaboración de su Plataforma para ponerlas en práctica.

Al acto en Moncloa han asistido, entre otros, el secretario de Estado de Servicios Sociales a Igualdad, Juan Manuel Moreno, y representantes de las entidades sociales como el presidente de Cruz Roja, Juan Manuel Suárez del Toro, o el de la ONCE, Miguel Carballeda.