Rajoy: El modelo de bienestar lo construyeron los españoles y no el PSOE

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha reprochado hoy al líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que su partido pretenda tener el "patrimonio" de las políticas sociales y ha añadido que el modelo de bienestar no lo construyó el PSOE, sino todos los españoles "con su esfuerzo y con sus impuestos".

Rajoy y Rubalcaba han protagonizado su último "cara a cara" del año en la sesión de control del Congreso, que ha sido un enfrentamiento duro en el que se han cruzado reproches sobre la forma de gobernar del PP y del PSOE.

El secretario general del PSOE ha acusado al presidente del Gobierno de haber "deteriorado" el bienestar social de los españoles en su primer año en La Moncloa y ha dicho que no hay "ni un dato que no indique" que los ciudadanos "viven peor" ahora.

"No tienen autoridad moral ninguna para decir lo que ha dicho hoy aquí, ninguna", le ha replicado Rajoy, quien también ha pedido "por favor" a Rubalcaba que, si alguna vez gobierna, "no deje al que le sustituya las cosas como las dejó" el anterior Ejecutivo.

Rubalcaba también se ha enfrentado a Rajoy con contundencia y ha señalado que, al contrario de lo que asegura el jefe del Ejecutivo, sus reformas no son irreversibles, porque cuando el PSOE vuelva a gobernar las cambiará, y por ejemplo derogará la reforma laboral o devolverá a los hospitales su "carácter público".

En su primera respuesta a Rubalcaba, Rajoy le ha asegurado que todas las políticas de su Gobierno "permitirán en el futuro mantener y mejorar el bienestar" de los españoles, así como crecer, crear empleo y generar ingresos para "mejorar las políticas sociales".

"Tenga la seguridad de que vamos a conseguir con la ayuda de todos que España salga de esta crisis, no le quepa la más mínima duda", ha dicho el presidente al líder de la oposición.

Rubalcaba ha pasado al ataque en su réplica y ha culpado a Rajoy y a "sus decisiones" de haber empeorado la situación de los españoles.

"Usted y sólo usted". Rubalcaba ha usado esta frase para responsabilizar directamente a Rajoy de la reforma laboral que ha traído "desempleo y desesperación", del copago farmacéutico a los pensionistas o de querer cobrar a los inmigrantes por la sanidad.

Decisión esta última que ha "reconvenido" el Tribunal Constitucional gracias a que los socialistas vascos no quisieron aplicar esa "ignominia", ha añadido.

Rubalcaba también ha denunciado la decisión de privatizar la gestión hospitalaria en Madrid cuando "ni un sólo dato" avala que sea "más barata" y ha espetado a Rajoy que, en contra de lo que él dice, no elimina los problemas sino que los crea, como ocurre también con la futura ley de educación.

Si el PSOE vuelve a gobernar, ha insistido, revertirá todas estas medidas y sobre todo garantizará "que nadie se quede sin atención sanitaria en España, porque no es un país decente el que deja que la gente sufra a la puerta de los ambulatorios por no poder pagar la sanidad".

"No sé lo que hará cuando vuelva a gobernar, pero le pido por favor que no le deje al que le sustituya las cosas como nos las ha dejado a nosotros". Con este reclamo ha respondido Rajoy al líder socialista.

El presidente además ha insistido en que los socialistas "no tienen el patrimonio de las políticas sociales y de los servicios públicos" y tampoco "el de los sentimientos de las personas".

Y les ha advertido de que no fue el PSOE quien construyó el modelo de bienestar, sino que lo hizo el conjunto de la ciudadanía.

"Lo construyeron los españoles con su esfuerzo y con sus impuestos. Los españoles, ustedes no", ha insistido.

Rajoy ha advertido a Rubalcaba de que los "enemigos" del sistema de bienestar no son ni sus sentimientos ni los del líder socialista, sino las "malas políticas" del PSOE, frente a las "buenas" del PP.

Con los socialistas, ha apuntado, quedó "quebrado" el sistema financiero, que el Estado gastó 90.000 millones más de lo que ingresó en un año, se tenían que pagar "intereses monumentales" por la deuda pública y el país no podía financiarse.

Por eso ha defendido las "buenas" políticas, las de su Gobierno: "reducir el déficit, hacer reformas, reestructurar el sistema financiero y dar la batalla en Europa".