Rajoy asegura que no pondrá ninguna condición al PSOE para su investidura

Rajoy asegura que no pondrá ninguna condición al PSOE para su investidura

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que no pondrá "ninguna condición" al PSOE para ser investido y ha recalcado que ir a unas terceras elecciones en España "es un disparate". Dicho esto, ha reiterado su oferta a los socialistas para conformar un Gobierno de coalición o "pactar siete u ocho grandes asuntos".

En declaraciones en Torremolinos (Málaga) antes de la inauguración del XII Congreso Jurídico de la Abogacía ICA-Málaga, ha subrayado que quiere tener "un diálogo a la mayor celeridad posible y con absoluta franqueza" con el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, que es ahora su "interlocutor, como antes lo fue Pedro Sánchez". "Hay que dar tiempo; tenemos un tiempo, no demasiado, pero hacer nuevas elecciones es un disparate", ha mantenido Rajoy, quien ha recordado que "lo mejor", como ya solicitó, es una coalición o, si no, "pactar siete u ocho grandes asuntos".

HABLARA CON FERNANDEZ "CUANDO EL LO DESEE"

A renglón seguido, el jefe del Ejecutivo ha insistido en que no va a poner "ninguna condición". "Se especula mucho, pero voy a hablar con Fernández cuando él así lo desee y le diré que se necesita un Gobierno rápidamente. Ir a elecciones es un gran disparate", ha apostillado.

Rajoy ha indicado que "lo urgente, razonable y sensato es que haya Gobierno, no se trata de poner exigencias a unos ni a otros". En su opinión, lo que dice "el sentido común" es que España ha de entrar ya en una "etapa de normalidad" y "dejar ya los debates" porque ya tuvieron "debates y campañas electorales". "España necesita un Gobierno urgentemente, se trata de consolidar la recuperación económica y de continuar la creación de empleo", ha dicho, y ha aludido a los últimos datos hechos públicos por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que aumenta la previsión de crecimiento en este año. "Pero como ya avisamos el año que viene no va a ir tan bien", ha advertido.

En estos nueve meses en funciones, ha añadido, no se han podido tomar decisiones "importantes para el futuro de los españoles". En este punto, ha reiterado que "lo mejor" sería un Gobierno "que diese estabilidad, seguridad y certidumbre".

"Planteé una coalición y si no es posible estamos dispuestos a considerar cualquier posibilidad porque la prioridad es formar Gobierno e intentar el diálogo con el PSOE, es necesario para poder conformar Gobierno", ha abundado.

"LUEGO HABLAR DE TODO LO DEMAS"

Respecto a la aprobación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, Rajoy ha indicado que si hubiera abstención "ya sería suficiente" y ha reiterado que lo "urgente" es formar gobierno "y luego hablar de todo lo demás".

Eso sí, ha recordado que hay unos "compromisos que cumplir" con la Unión Europea, al tiempo que están "tomando algunas decisiones para que las comunidades autónomas puedan aprobar sus propios presupuestos y que funcionen normalmente los servicios públicos".

Después, durante su intervención en el Congreso Jurídico de la Abogacía ICA-Málaga, Rajoy ha destacado la importancia de la estabilidad y la seguridad jurídica, y ha concluido con el siguiente mensaje: "Para mí los consensos nunca son una rendición, bien al contrario, son un éxito de todos".

JAVIER FERNÁNDEZ AVISA AL PP QUE "EN NINGÚN CASO LE VA A DAR ESTABILIDAD"

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha avisado este jueves al PP y a su presidente, Mariano Rajoy, de que su partido "podrá consentir o no" en permitirle la investidura, "pero en ningún caso le va a proporcionar estabilidad". En declaraciones a La Sexta, ha remarcado que esa estabilidad el PP "tendrá que buscársela día a día" y "en caso contrario estaría apostando por unas elecciones de las que ellos serían responsables".

"Yo no quiero terceras elecciones pero quiero menos aún que el PSOE aparezca como el culpable de ellas, así que si lo que plantea el PP son exigencias que para nosotros son absolutamente inasumibles tendrá que saber que los ciudadanos van a tener muy claro quién es el que bloquea el Gobierno", ha remachado.

Conforme a esta posición, ha afirmado que le parece "razonable" la afirmación de Mariano Rajoy de que no va a poner condiciones a los socialistas para aceptar su investidura, "muchísimo más razonable que los planteamientos que habían hecho ayer algunos portavoces del PP". "Lo que nos piden es no sólo investidura sino también estabilidad, y el PSOE podrá consentir o no en la investidura, porque es algo que tendremos que debatir, pero en ningún caso le va a proporcionar estabilidad", ha resumido.

CONVOCA A LOS BARONES LA PRÓXIMA SEMANA

El presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, convocará a los barones territoriales del partido la próxima semana para intercambiar impresiones sobre la postura que debería adoptar el PSOE sobre si facilitar el gobierno a Mariano Rajoy o ir a terceras elecciones. Fernández ya anunció el pasado lunes que su intención es escuchar a los secretarios generales de cada territorio en el marco del Consejo de Política Federal (el antiguo Comité Territorial) antes de reunir al Comité Federal, el máximo órgano del partido, en el que se tiene que tomar la decisión final y que aún no tiene fecha.

En declaraciones en La Sexta, Fernández ha reconocido que hay poco margen para tomar una decisión, pero que es preciso "apurarlo" para llevar a cabo el debate que los socialistas tendrían que haber hecho antes sobre cómo desbloquear la situación. "De eso somos todos culpables. Casi hemos cometido un delito de silencio. Había una especie de debate prohibido", ha confesado el presidente asturiano para lamentar que una postura tan relevante se tenga que adoptar en tan poco tiempo.A juicio de Fernández, la decisión pendiente es "una cuestión estrictamente táctica" sobre la conveniencia de evitar o no elecciones.

DÍAZ NO PERMITIRÁ "ENTREGAR A PRECIO DE SALDO" EL PSOE A NINGUNA ORGANIZACIÓN

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha asegurado hoy que nunca va a permitir "entregar a precio de saldo" el PSOE "a ninguna otra organización y que se lleve por delante la historia de un partido centenario", además de decir que es capaz de defender los intereses de Andalucía y de España "al mismo tiempo".

Durante la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz y en respuesta a la pregunta del portavoz de IU, Antonio Maíllo, la presidenta andaluza se ha referido "de frente y por derecho" a las alusiones de Maíllo sobre la situación interna del PSOE. "Tengo clarísimo que nunca voy a permitir entregar a precio de saldo mi organización a ninguna otra organización y que se lleve por delante la historia de un partido centenario como en el que milito", ha enfatizado Díaz, quien ha rechazado además las críticas de quienes le acusan de no dedicarse a su labor al frente de la Junta.

Por ello ha resaltado que "para que a Andalucía le vaya bien a España le tiene que ir bien y para que España vaya bien le tiene que ir bien a Andalucía" y ha advertido a "quienes no entiendan eso" que "los ciudadanos después decidirán en las urnas"

Ha resaltado que sabe "perfectamente" que los andaluces quieren que ella defienda los intereses de Andalucía y al mismo tiempo también quieren que le vaya bien a España.