Rajoy arremete contra Sánchez por "saltarse la voluntad de los españoles" en los pactos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha arremetido contra el líder del PSOE, Pedro Sánchez, por incumplir, a su juicio, su compromiso de que no pactaría con partidos "radicales" pero después se haya aliado en toda España con grupos extremistas "saltándose la voluntad de los españoles".

En la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso, Rajoy ha lamentado que con esos acuerdos en los ayuntamientos y otras instituciones, el PSOE se haya convertido en un "partido extremista" y de extrema izquierda.

Una idea rechazada por Sánchez, que ha acusado a Rajoy de haberse ganado "a pulso" el haber pasado de la mayoría absoluta "a la soledad absoluta". Al cruce de reproches ha dado pie a una pregunta del secretario general del PSOE al jefe del Gobierno en la que le planteaba si consideraba adecuadas las declaraciones del director general de RTVE, José Antonio Sánchez, de que siempre será votante del PP.

Pero, en la primera sesión de control del Congreso tras la constitución de los ayuntamientos el pasado sábado, Rajoy ha aprovechado para trasladarle cara a cara al líder del PSOE todas las críticas que ha venido vertiendo contra él por la actitud de los socialistas al formarse las corporaciones locales.

Sánchez ha dicho desconocer si Rajoy va a anunciar hoy cambios en el Gobierno o si va a adelantar las elecciones, pero ha asegurado que a los españoles eso "ni les importa ni les interesa" porque cree que el único cambio que esperan es el suyo al frente de la Presidencia del Gobierno tras los comicios generales.

"Yo no sé qué cambio esperan los españoles, pero sí que el único cambio que no esperan es que vuelvan al Gobierno quienes generaron en España 3,4 millones de parados, dejaron al país al borde de la quiebra e hicieron una política económica que generó seis años de crecimiento negativo y creó la mayor crisis económica vivida en España desde 1977", le ha respondido Rajoy.

A renglón seguido es cuando ha multiplicado sus ataques contra Sánchez al señalar que los españoles no esperan un cambio provocado por una persona como él, que después de haber dicho que jamás se iba aliar con partidos "radicales, extremistas o a las órdenes de Venezuela", se haya aliado con ellos en toda España.

Para él, Sánchez se ha saltado la voluntad democrática de los españoles al dar el poder en las grandes ciudades, en las que el PP fue el partido más votado, "a grupos extremistas que ya están dando los espectáculos que estamos viendo -ha dicho- en el ayuntamiento de Madrid".

Y de lo que está ocurriendo ha responsabilizado directamente a Sánchez por haber "convertido el PSOE en un partido de izquierda radical, extremista y alejado de toda centralidad". Sánchez había asegurado previamente que Rajoy ha gobernado "sólo y contra todos" y le ha afeado decisiones como la reforma laboral o "amnistías vergonzantes para que se pudieran acoger compañeros del Partido Popular como el señor Rato o el señor Bárcenas".

Además, le ha acusado de confundir la estabilidad institucional con poner al servicio del PP los intereses de las instituciones y de negarse a rendir cuentas en el Parlamento por la "corrupción política" de su partido que ha dicho que le afecta a él directamente.

A su juicio, "en el colmo del revanchismo electoral", Rajoy ha amenazado con modificar unilateralmente la ley que regula las elecciones para hacer "un traje a la medida de sus intereses", y eso cree que es una prueba del "agotamiento" de su proyecto político.

LA VICEPRESIDENTA VE INTOLERABLE QUE PSOE PACTE Y COPIE LENGUAJE A RADICALES

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha acusado hoy al portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, de pactar con radicales y, además, copiarles el lenguaje, lo que ha calificado de "intolerable". "Una cosa es que usted pacte con radicales y otra cosa es que les copie el lenguaje en esta Cámara. Eso es intolerable.

Yo le pido como portavoz que revise las expresiones que utiliza, se está usted pareciendo cada vez más a esos concejales que están apoyando en los ayuntamientos", ha dicho Sáenz de Santamaría en la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

La vicepresidenta contestaba una pregunta al portavoz del PSOE sobre el concurso para la concesión de seis licencias de TDT, que el Gobierno ha convocado y que se resolverá poco antes de las elecciones generales. Según ha sugerido Hernando, con ello el Ejecutivo pretende condicionar el tratamiento informativo de las televisiones de cara a los próximos comicios.

"Con este concurso le han puesto una pistola en el pecho a las televisiones, especialmente aquellas que tienen programas informativos que critican al PP y hablan de la corrupción del PP, "les han dicho que si se portan bien de aquí a las elecciones y no critican al PP a lo mejor les tocan uno o dos canales", ha subrayado Hernando.

Saenz de Santamaría ha respondido que el Gobierno cumple la legalidad y que ha convocado el concurso con arreglo a los principios de transparencia y libre concurrencia, y ha recordado que fue al Ejecutivo socialista al que el Tribunal Supremo anuló la adjudicación directa de canales que aprobó por Real Decreto.

"Hacemos medidas razonables, lo que no es razonable es lo que usted pregunta y lo que sus compañeros y su jefe deciden en este último tramo de legislatura", ha insistido la número dos del Gobierno en alusión a los acuerdos que ha alcanzado el PSOE con otras fuerzas políticas para la constitución de los ayuntamientos y comunidades.

Hernando, por su parte, ha hecho hincapié en que fue el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, quien admitió el daño que había hecho al PP la corrupción y sobre todo el "martilleo constante de los casos en las televisiones", lo que demuestra -ha dicho- "su aversión a la libertad de información".

En este sentido, ha instado a la vicepresidenta a resolver pronto el concurso de las TDT y "sin sectarismo" porque, a su juicio, los resultados del PP no se deben al martilleo informativo sobre la corrupción, "sino a la propia existencia de la corrupción" y a "los martillazos" que las políticas del Gobierno han descargado sobre trabajadores, familias, pensionistas o estudiantes.

IMPUESTOS

El presidente del Gobierno ha dicho que el Gobierno estudiará, si la recaudación lo permite, nuevas bajadas de impuestos. Rajoy ha respondido así en la sesión de control del Congreso a la pregunta de la líder de UPyD, Rosa Diez, sobre si el Gobierno tiene previsto seguir las últimas recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para España.

El presidente del Gobierno ha insistido este miércoles en que el Gobierno tiene su propia hoja de ruta económica, que puede llevar a cabo gracias a que España mantiene su soberanía al haber evitado el rescate, y ha reiterado que no tiene intención de subir los impuestos, tal y como recomienda el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Así lo ha señalado durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, donde los líderes de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Cayo Lara, y de UPyD, Rosa Díez, han preguntado al presidente por su intención de seguir las sugerencias del organismo que preside Christine Lagarde, entre las que se cuentan la subida del IVA y otros impuestos especiales, la introducción de copagos o una nueva reforma laboral.

"Sobre las recomendaciones del FMI decir que son eso, recomendaciones gracias a que España supo evitar el rescate. Si no estaríamos en la situación de otros países. Por tanto, esas recomendaciones las leemos con atención, porque en ocasiones dicen cosas muy razonables, pero nosotros fijamos nuestra propia hoja de ruta porque mantenemos nuestra soberanía económica. Y yo ya le digo que no voy a subir impuestos. Al contrario, voy a bajarlos", ha afirmado Rajoy.