Rajoy: La alternativa a su gobierno moderado es un "pacto de mil colores"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado hoy convencido de que su alternativa es la única posibilidad real de que España cuente con un Ejecutivo moderado, y no con una "aventura de radicalismo, ineficacia e incertidumbre".

En su discurso de investidura ante el pleno del Congreso, Rajoy ha subrayado que, frente a lo que él propone, sólo puede haber alguna alternativa que pretenda "juguetear" de nuevo con la paciencia de los españoles o repetir las elecciones.

"Mi propuesta es la única posibilidad real de un Gobierno moderado, que no sea una aventura de radicalismo, ineficacia e incertidumbre", ha advertido, con un convencimiento: "No existe alternativa que responda a los deseos de los españoles" y mucho menos un Ejecutivo "de mil colores e ineficaz".

LOS ESPAÑOLES ME HAN TRAIDO A ESTA TRIBUNA

Además, ha avisado de la necesidad de acuerdos para que el Gobierno sea estable, duradero, sólido y tranquilizador, que no esté sometido a vaivenes constantes porque todos cumplan "con lealtad" sus compromisos.

Sin acuerdo, ha enfatizado, ni siquiera será posible evitar nuevas elecciones.

Rajoy ha iniciado su discurso aportando tres razones por las que se somete a esta sesión: que España necesita un Gobierno con urgencia, que los españoles señalaron "con claridad" su preferencia por el PP y que no existe una "alternativa razonable" a la que él encabeza.

Ha dejado claro que, tras las dos elecciones sucesivas celebradas en España, se somete al debate de investidura porque así lo han querido los españoles. "Los españoles me han traído a esta tribuna", ha dicho tras recordar la victoria en las urnas del PP.

También ha asegurado que bajo su mandato España logró enderezar la situación, en circunstancias muy penosas y en un plazo sorprendentemente breve, salvando al país del desastre.

Ha aprovechado asimismo para agradecer su apoyo a Ciudadanos y a Coalición Canaria, que, a su juicio, "están haciendo lo que hoy es lo mejor para los españoles".

EVITAR TERCERAS ELECCIONES

Mariano Rajoy ha advertido que el "mayor daño" a la democracia es decir a los españoles que su voto ha sido "inútil" en dos ocasiones y que hay que repetir elecciones por tercera vez.

Ha precisado que la obligación de los políticos es "reforzar" el vínculo que uno a los ciudadanos con sus representantes.

Para ello, ha advertido de que lo mejor es "cumplir" la voluntad de los españoles expresada en las elecciones generales y esto, ha dicho, no sólo supone "respetar la opción más votada en las urnas", sino la formación de un Gobierno.

Por ello, ha avisado: "difícilmente se me ocurre un mayor daño a la democracia española que decir a los ciudadanos que su voto ha sido inútil en dos ocasiones y tener que repetir las elecciones generales por tercera vez".

En este sentido, Mariano Rajoy ha querido dejar claro que "la primera" para respetar la democracia es "fortalecerla".

Rajoy ha considerado que la actual es una de las encrucijadas más graves que España ha vivido en los últimos cuarenta años, y al tratarse de una situación excepcional, debe afrontarse por todos con responsabilidad.

De forma especial ha apelado a los grupos que defienden los valores que proclama la Constitución.

"No son las diferencias las que hoy cuentan, sino las concordancias. Ya llegará la hora de las diferencias una vez que hayamos creado las condiciones para que puedan exponerse", ha subrayado el presidente del Gobierno en funciones.

A su juicio, si no se logra formar un nuevo Gobierno será exclusivamente por falta de voluntad, y lo que las circunstancias reclaman en este momento es que todos se pongan al servicio del consenso.

"Espero que al final del debate demostremos que hemos sido capaces de anteponer el interés de todos al particular y pueda salir de aquí el Gobierno que los españoles está esperando", ha señalado Rajoy para cerrar su intervención.

EL EMPLEO SERA SU MAXIMA PRIORIDAD

Mariano Rajoy ha insistido en que el empleo ha sido "siempre" su máxima preocupación y prioridad y ha recordado que al inicio de la legislatura se destruían diariamente 1.400 empleos mientras que hoy, cada día, encuentran trabajo 1.600 españoles.

Rajoy también ha ratificado su compromiso de reducir el déficit público por debajo del 3 % y ha subrayado que se trata de una "obligación europea y constitucional, una obligación indispensable para permanecer en el euro".

Rajoy ha añadido que, además, este compromiso es una "convicción" porque "no se puede gastar lo que no se tiene".

En esa línea, el presidente en funciones también ha pedido que no se malgasten los recursos de los que se dispone y ha avanzado que la intención de su Gobierno es una "revisión integral" del gasto público que ayude a eliminar posibles duplicidades.

REFORMA SEL SISTEMA DE PENSIONES

Por otra parte, el líder del PP, se ha comprometido hoy a que si es investido presidente del Gobierno convocará el Pacto de Toledo para acometer una reforma que garantice la sostenibilidad del sistema de pensiones presente y futuro.

En su discurso durante la primera sesión del debate de investidura, Rajoy ha hablado del mantenimiento de las pensiones como un asunto de Estado que requiere ser abordado con "responsabilidad y altura de miras" para dar "tranquilidad a todos los pensionistas presentes y futuros".

Tras recordar que el número de pensionistas en España ha alcanzado el máximo histórico de casi de nueve millones y medio al tiempo que ha crecido la cuantía de las pensiones, Rajoy ha mostrado su disposición a abrir un diálogo con las fuerzas políticas para fortalecer el sistema público de pensiones y ha anunciado la convocatoria inmediata del Pacto de Toledo si logra ser investido presidente.

En este sentido, ha destacado los "esfuerzos" realizados por el Gobierno para mejorar la sostenibilidad del sistema, tanto en el número de pensiones, que ha alcanzado máximos históricos, con cerca de 9,5 millones de pensionistas, como en la cuantía de las mismas, con un presupuesto de más de 130.000 millones de euros que "nunca antes se había superado".

Así, ha recordado que durante su mandato se ha garantizado la actualización de las pensiones y se ha mejorado el sistema con un complemento adicional a la maternidad.

El presidente del Gobierno en funciones también se ha comprometido a bajar los impuestos si resulta investido de nuevo presidente, con una rebaja de dos puntos del IRPF cuando España sitúe su déficit por debajo del 3%, de forma que quede fijado en el 18% en el tramo más bajo y en el 43,5% en el superior, así como a la revisión de otras figuras impositivas.

PACTO PARA REFORMAR LA FINANCIACION AUTONOMICA

Mariano Rajoy ha ofrecido además un pacto al PSOE para reformar el sistema de financiación autonómica teniendo como objetivo que todos los españoles puedan acceder en iguales condiciones a los servicios básicos como Sanidad, Educación y Dependencia.

En este sentido, ha explicado que la financiación autonómica es "de vital importancia" debido al peso que suponen los servicios públicos que prestan las autonomías.

Por ello, ha dicho que es necesario contar con un consenso "de primer orden" para que todos los ciudadanos puedan acceder en igualdad de condiciones a los servicios básicos, así como garantizar una financiación estable que blinde esta financiación frente a los ciclos económicos.

Tras esta reflexión, Rajoy ha ofrecido a todos los partidos y "especialmente al PSOE", abrir una negociación para alcanzar "juntos" un modelo "estable".

GRAN PACTO CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO Y EDUCACION

Asimismo, el presidente del Gobierno en funciones ha ofrecido du"un gran pacto" contra la violencia de género que "involucre a todos los partidos, a todas las administraciones, a todas las entidades concernidas y que implique a toda la sociedad". "Que juntos, ofrezcamos una salida a las víctimas", ha declarado. Rajoy ha incidido en que "la violencia que se ejerce contra las mujeres" es la "peor forma de desigualdad" y ha afirmado que "mientras una sola mujer sea víctima de esta lacra", existirá la obligación de seguir avanzando.

Además, ha manifestado su "voluntad" para abrir un diálogo para lograr un 'Pacto nacional por la Educación', que aporte estabilidad al sistema educativo, se centre en la mejora de los resultados y en garantizar la igualdad de oportunidades y que todos puedan acceder a él en igualdad de condiciones. "Nada más", ha apostillado.

Ha defendido que el pacto educativo se extienda a todos los niveles "desde Primaria hasta la Universidad" y ha subrayado que responde a una "voluntad compartida por todos" la defensa del derecho a la educación y del derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos.

Además, ha instado a contar con "una pieza fundamental" como son los profesores y, para ello, propone aprobar un estatuto profesional docente para mejorar el acceso y desarrollo de esta carrera.

Ha recordado que para este fin se partiría del Libro Blanco de la profesión docente realizado hace unos meses.

También ha destacado la mejora en la FP con la implantación por parte del Gobierno del PP de la Formación Profesional dual (aprendizaje y empleo), para la que espera que se crean en los próximos años de 100.000 plazas.

Respecto a la Universidad, ha apostado por fortalecerla, mejorar su gobernanza y financiación; "el objetivo es una Universidad moderna, con calidad y excelencia, que atienda tanto a la equidad como al esfuerzo de los estudiantes".

FIJA LA UNIDAD COMO PRIMER VALOR Y AVISA DE LA "ENORME FRACTURA" QUE CAUSARÍA LA INDEPENDENCIA EN CATALUÑA

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, remarcó este martes que la unidad de España y su soberanía es "el primero de los valores", porque es "el principio de los demás", y advirtió de que los independentistas catalanes "no podrían llevar a cabo sus objetivos sin provocar una enorme fractura de la sociedad catalana".

Lo hizo en la parte que dedicó al conflicto nacionalista catalán en su discurso en el debate de investidura, donde constató que Cataluña es "muy heterogénea" y "plural" y que las últimas elecciones volvieron a atestiguar que la comunidad es "mucho más que los políticos independentistas y éstos no podrían llevar a cabo sus objetivos sin provocar una enorme fractura de la sociedad catalana", porque la "supuesta ansia popular desatendida" en Cataluña "carece de fundamento".

En cualquier caso, no justificó en esa razón el rechazo del Gobierno central a la independencia, sino que lo hizo en que en términos constitucionales el único pueblo soberano es el pueblo español", y así lo es desde la Constitución de Cádiz sin interrupción.

"Lo que algunos están planteando no es un mero debate sobre el modelo de Estado, que para eso existen cauces", sino que "lo que se plantea es la liquidación de la soberanía nacional y el respeto a la ley"; por tanto, dijo, "estamos hablando de los derechos de los españoles", de los cuales "el primero es la capacidad de decidir sobre su propia nación" y "nadie puede privar" de él.

"No le corresponde al Gobierno interpretar la unidad, le corresponde defenderla tal y como la entienden los españoles", proclamó, ensalzando la unidad de toda nación como "el primero de los valores", porque "es el principio de los demás". Dicha unidad sería "nuestro mejor patrimonio histórico y la base más segura sobre la que proyectar nuestro futuro".

MEDIDAS PARA CATALUÑA

Rajoy dijo también haber hecho todo lo que ha estado en sus manos "para que ningún ciudadano catalán se pudiera sentir desprotegido, preterido u olvidado por el Gobierno español".

Según aseguró, "es nuestra obligación y nos importa", porque "el presidente del Gobierno lo es también de los siete millones de españoles que viven en Cataluña", y por eso ha garantizado la liquidez de las finanzas públicas de la Generalitat y los pagos a sus funcionarios. "Porque todos los españoles somos iguales y somos solidarios".

El presidente en funciones terminó ensalzando que Cataluña "siempre ha sido tierra de acogida", en lo que es una de sus señas de identidad y que "muchos españoles que han nacido fuera de ella han hecho de ella su casa".

"Así queremos que siga siendo", culminó, garantizando que "España acoge su diversidad como un factor de riqueza" y que él, personalmente, "siempre ha buscado formas que acomoden mejor la necesaria solidaridad territorial", pero precisando que "el primer requisito para cualquier solución justa es el respeto a la legalidad y a los derechos de todos los españoles".

CORRUPCION: HEMOS PUESTO LOS MECANISMOS PARA RECUPERAR HASTA EL ULTIMO EURO ROBADO

Por otra parte, ha asegurado que su Ejecutivo ha puesto en marcha mecanismos para recuperar "hasta el último euro robado por los corruptos".

En España, hoy, ha recalcado durante su discurso de investidura, "no queda ningún resquicio para la impunidad" y la corrupción se persigue "más que nunca" y los castigos "son los más elevados que se han conocido".

Pero al ser un campo en el que la tarea "nunca se puede dar por concluida", ha señalado Rajoy, el acuerdo de investidura con Ciudadanos ha incluido una serie de medidas para reforzar "aún más" la exigencia y la ejemplaridad en la vida pública.

Medidas, ha advertido el presidente en funciones, que solo serán "verdaderamente útiles y efectivas" si obtienen el compromiso de todas las fuerzas políticas.