Rajoy: Zapatero y Rubalcaba frenan la recuperación al no adelantar elecciones

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y a "su candidato", Alfredo Pérez Rubalcaba, de estar poniendo "un freno más a la salida de la crisis" al no adelantar las elecciones por "puro interés partidista". Ante la mayoría de los alcaldes de su partido reunidos en Sevilla, muchos de ellos nuevos tras los comicios del 22-M, el presidente de los populares ha opinado que los ciudadanos "están dispuestos y ansiosos" por acudir a las urnas cuanto antes, ya que "se quieren poner manos a la obra" enseguida y favorecer la recuperación económica.

Segun Rajoy el empeño de Zapatero y Rubalcaba en no adelantar las elecciones generales "es un freno más a la salida de la crisis" y un "retraso" para la recuperación. "Ya han hecho mucho daño a los españoles, no podemos perder más tiempo", ha apostillado el líder del PP.

Para Rajoy, el voto de los ciudadanos puede sembrar la economía española de la confianza que necesita para comenzar la salida de la crisis, porque "con este Gobierno sólo hay incertidumbre, desconfianza, dudas y ningún elemento ilusionante para invertir y consumir". En este sentido, el presidente de los populares ha citado dos de esos "elementos", conocidos hoy: por un lado, la caída en la venta de coches, cuyas cifras bajan hasta el nivel de hace 18 años, y los datos de paro de Eurostat, que eleva dos décimas la tasa de paro en España, hasta el 20,9. La media europea es del 9,9.

"Con ser importantes" estos números, ha recalcado Rajoy, lo es también "la absoluta falta de certidumbre para el futuro", pues con un Ejecutivo como el de José Luis Rodríguez Zapatero "lo único seguro es que todo está en el aire, que se dice una cosa un día y al día siguiente se hace la contraria o no se hace". Según ha afirmado, el presidente y sus ministros "están instalados permanentemente en una montaña rusa".

El PP, ha añadido, está preparado para asumir la responsabilidad desde los ejes de su programa electoral, cuya filosofía ya está recogida en el texto con el que concurrieron a las elecciones autonómicas y locales.

Y "aunque las cosas van bien para el partido, no van bien para España", los populares tienen que ponerse desde ya a combatir "la lacra del desempleo" en las instituciones en las que gobiernan, que son muchas tras el 22 de mayo: 3.750 ayuntamientos, 34 de ellos en capitales de provincia, once comunidades autónomas y Ceuta y Melilla.

DICE A SUS ALCALDES QUE NO ES EL MOMENTO DE SUBIR IMPUESTOS

Mariano Rajoy, ha trasladado a los alcaldes de su partido que "no es momento de subir los impuestos", sino de ayudar a los emprendedores y ha reclamado al Gobierno de la Nación que ponga en marcha una línea de crédito del ICO a los ayuntamientos para que puedan pagar a los proveedores, apuntando que si el Ejecutivo la aprueba, contará con el apoyo de los populares.

Mariano Rajoy ha manifestado que el PP va a cumplir sus compromisos en los ayuntamientos, que pasan por cuatro ejes fundamentales, como son la austeridad, la transparencia, el apoyo a la creación de empleo y la garantía de las políticas sociales.

En materia de austeridad, ha planteado la necesidad de congelar o disminuir las asignaciones a grupos; reducir las áreas sectoriales de gestión disminuir el número de altos cargos y puestos de libre designación y personal eventual; impulsar la reforma del sector público local, simplificando y reduciendo el número de entes y organismos públicos y dotándolos de mayor transparencia y austeridad, o un plan estratégico de racionalización del gasto corriente para los próximos cuatro años.

En cuanto al apoyo desde los ayuntamientos a la creación de empleo, ha considerado fundamental las ayudas a los emprendedores y ha advertido a los alcaldes del PP de que "cuidado con la subida de impuestos porque no es momento de subir impuestos", sino de ayudar a los emprendedores y mejorar su financiación, además de acometer una simplificación regulatoria y administrativa.

Respecto a la garantía de las políticas sociales, Mariano Rajoy ha manifestado que el PP quiere mantener el "buen" estado del bienestar que tiene España y garantizar las políticas sociales, lo que requiere de otra política económica de la creación de empleo. "Recortes en el gasto corriente, todos, recortes en las políticas sociales, ninguno", ha sentenciado.

El Partido Popular dedicará la Intermunicipal que celebra en Sevilla este viernes y sábado a la austeridad en las administraciones locales, los nuevos retos de las federaciones de municipios y la situación de los ayuntamientos en el País Vasco tras la irrupción de Bildu en las elecciones de mayo, según han asegurado fuentes 'populares'.

Esta tarde se celebrarán cuatro mesas redondas. La primera, bajo el título 'Hacer más con menos. Gobiernos austeros, eficaces y dinamizadores de empleo', estará dirigida por el coordinador de Política Económica, Cristóbal Montoro.

La segunda, 'Nuevos alcaldes, nuevas ilusiones', estará moderada por el vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons. También habrá otra mesa sobre los nuevos retos de las federaciones de municipios que coordinará el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz.

La vicesecretaria de Organización y Electoral del PP, Ana Mato, moderará la última mesa, 'Ayuntamientos en libertad', en la que se hablará de la situación de los ayuntamientos y los ediles en el País Vasco. Fuentes 'populares' han avanzado que este foro contará con la intervención, entre otros, de Carlos García, el único edil del PP en Elorrio (Vizcaya) que ha impedido con su voto el acceso de la coalición abertzale a la alcaldía y ha dado el bastón de mando a la candidata del PNV, Ana Otadui.

En la sesión de clausura, el sábado, tendrán lugar las intervenciones del presidente del PP andaluz y vicesecretario de Política Territorial del partido, Javier Arenas; el alcalde de Sevilla y la regidora de Valencia, Rita Barberá.