Rajoy se ofrece a Trump para mediar con América Latina y Europa

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, han abordado este martes la situación de Europa tras la salida de Reino Unido, la próxima reunión de líderes de la OTAN que tendrá lugar en mayo y cuestiones bilaterales sobre economía. Durante la conversación, Mariano Rajoy ha mostrado su disposición a desarrollar una buena relación con la nueva Administración estadounidense, tal y como ya había anunciado previamente. "Cordial conversación" con el presidente de Estados Unidos "para seguir fortaleciendo las relaciones en beneficio de nuestros pueblos". "Somos países aliados", ha señalado Mariano Rajoy en su cuenta personal de Twitter.

Asimismo, Mariano Rajoy ha subrayado que España, como país con un Gobierno estable y una economía en crecimiento, está en "las mejores condiciones" para ser un interlocutor de Estados Unidos en Europa, en América Latina y también en el Norte de Africa y Medio Oriente.

Por su parte, en la llamada telefónica, prevista para las 21.45 horas y que se ha prolongado durante un cuarto de hora, el presidente de Estados Unidos ha trasladado al jefe del Ejecutivo la "cercanía y el afecto" de los americanos hacia el pueblo español, según ha informado Moncloa en un comunicado.

Esta llamada se ha producido a iniciativa del presidente norteamericano y se encuadra en la ronda de contactos que Trump está llevando a cabo con líderes internacionales desde su toma de posesión el pasado 20 de enero con los países socios de EE.UU.

BREXIT, ESTADO ISLAMICO Y ECONOMIA

En la agenda de la conversación que ambos han mantenido figuran temas como interés común, como la seguridad, la economía y las relaciones bilaterales. Entre ellos, la situación en la que quedará la Unión Europea tras la salida del Reino Unido, el famoso 'Brexit', una cuestión que ha despertado el interés del presidente norteamericano.

Sobre este aspecto, el jefe del Ejecutivo español le ha transmitido su convicción de que en los próximos meses se fortalecerá el proceso deintegración y le ha trasladado el compromiso de España en trabajar para lograrlo.

Ambos han abordado igualmente la próxima reunión de líderes de la OTAN que tendrá lugar en mayo y en la que ambos tienen previsto participar. España alberga dos bases militares de Estados Unidos --en Rota y Morón de la Frontera-- y uno de los asuntos que aún debe aclarar Trump es cuál será su postura con respecto a los socios de la OTAN, toda vez que ha abogado en varias ocasiones por revisar el actual 'statu quo' de la Alianza.

Igualmente, la lucha contra el terrorismo de Daesh ha sido otra de las cuestiones que han centrado la conversación. En este sentido, la cooperación de ambos países es muy amplia y los militaresespañoles están en Irak formando al ejército iraquí para combatir máseficazmente. Asimismo, España y Estados Unidos mantienen una colaboración muy estrecha en inteligencia y entre sus fuerzas y cuerpos de seguridad.

Las relaciones económicas y comerciales entre ambos países ha sido otro de los asuntos tratados, dada la importancia que tiene para ambos países. Así, unas 700 empresas españolas están presentes en Estados Unidos, han creado 80.000 puestos de trabajo directos y han generado unas inversiones de 62.000 millones de dólares, mientras que las inversiones de empresas de Estados Unidos en España ascienden a 36.000 millones.

En este sentido, los dos presidentes han constatado que, en el plano económico, ambos países mantienen unas relaciones de comercio e inversión "equilibradas y beneficiosas".

NADA DEL MURO DE MEXICO

Uno de los temas que han generado especial interés es la postura de España respecto al muro que el presidente de EEUU ha ordenado construir en la frontera sur y la amenaza de subir los aranceles a las importaciones mexicanas, una cuestión que no aparece mencionada entre los temas tratados.

Según ha destacado el jefe de la Diplomacia española, el Gobierno tiene la firme determinación de mantener e incluso "profundizar" las "sólidas relaciones" con EEUU. Y para ello es necesario abrir "canales de diálogo franco y constructivo" con la Administración Trump para poder hablar de manera franca de aquellas cuestiones en las que ambos países estén "en desacuerdo", ha recalcado Dastis.

En una conversación telefónica a iniciativa de Mariano Rajoy, el jefe del Ejecutivo trasladó el pasado día 1 al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, la necesidad de "aunar esfuerzos en favor de un arreglo justo, sensato y razonable que permita superar la actual coyuntura".

TRUMP EXPRESA A RAJOY SU COMPROMISO CON OTAN Y LA COOPERACIÓN CON ESPAÑA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Por su parte, prometió mantener una "cooperación estrecha" con el Gobierno español encabezado por Mariano Rajoy y pidió, como ha hecho con otros líderes europeos, que España "comparta la carga del gasto en defensa" en la OTAN, una alianza con la que se mostró comprometido. Trump y Rajoy mantuvieron una conversación telefónica de unos quince minutos, su primer contacto desde la llegada al poder del nuevo presidente estadounidense el 20 de enero, en la que hablaron sobre varios temas de interés común, entre ellos la relación económica y la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"Los dos líderes acordaron mantener una cooperación estrecha en materia de seguridad, economía y lucha contra el terrorismo", explicó la Casa Blanca en un comunicado. Unas horas antes, el Gobierno español había adelantado que, durante la conversación, Rajoy aseguró que España "está en las mejores condiciones para ser un interlocutor de EEUU en Europa, América latina y también en el Norte de África y Medio Oriente".

"Cordial conversación con @POTUS para seguir fortaleciendo las relaciones en beneficio de nuestros pueblos. Somos países aliados", escribió Rajoy en su cuenta oficial de Twitter tras la conversación.Trump, que durante la campaña electoral acusó a la OTAN de estar "obsoleta", estaba especialmente interesado en hablar sobre la financiación de la Alianza atlántica, como también hizo durante sus primeras conversaciones con otros líderes europeos.

"El presidente Trump reiteró el compromiso de EEUU con la OTAN y resaltó la importancia de que todos los aliados de la OTAN compartan la carga del gasto en defensa", indica el comunicado de la Casa Blanca. El mensaje es prácticamente idéntico al de los comunicados que emitió la Casa Blanca tras las conversaciones telefónicas que Trump mantuvo en los últimos días con el presidente francés, François Hollande, y con el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni; y similar al de sus contactos iniciales con el Reino Unido y Alemania. Trump ha insistido en que los socios de la OTAN deben cumplir su compromiso de elevar el presupuesto de Defensa hasta el 2 % del producto interior bruto (PIB).