Rajoy ofrece a Sánchez "trasladar" a autonomías y ayuntamientos un acuerdo de gobierno

Rajoy ofrece a Sánchez "trasladar" a autonomías y ayuntamientos un acuerdo de gobierno

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ofreció este miércoles al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "trasladar" un posible acuerdo nacional de gobernabilidad a comunidades autónomas y ayuntamientos.

Rajoy realizó estas declaraciones en una entrevista en Telecinco, en la que defendió que "la mejor" opción de gobierno para España sería un acuerdo de PP, PSOE y Ciudadanos y en la que lamentó que Sánchez, a quien desveló ha vuelto a llamar, "no ha querido reunirse" con él. "Puede haber un acuerdo también que afecte a comunidades autónomas y grandes ayuntamientos; se trata de dar estabilidad y el PP estaría dispuesto a hablar", adelantó Rajoy. Explicó, en este sentido, que se puede buscar "una fórmula de acuerdo" si un pacto a escala nacional puede condicionar los acuerdos de PSOE y Podemos en las instituciones autonómicas y municipales.

Subrayó que "se necesitan menos enfrentamientos y más consenso" e insistió en que con un acuerdo 'a tres' en España daría "un mensaje fuera muy positivo". En este sentido, se mostró "abierto a todo", incluido un Gobierno de coalición con el PSOE o a modificar algunas de sus principales leyes, porque, dijo, "para pactar hay que ceder".

CESIONES A LAS PARTES

Ha admitido el líder del PP que un pacto como el que él quiere implica "cesiones por todas partes" pero se ha mostrado reticente a cambiar la reforma laboral, que según ha dicho es "una de las leyes más elogiadas fuera de nuestro país" y ha ayudado a la creación de empleo. En este aspecto él pediría que "no haya vuelta atrás" porque "sería un error". "A lo mejor ellos -los partidos con los que quiere pactar- podrían ceder en eso y yo en otras cosas", ha añadido.

Ha reconocido Rajoy que el pacto que busca Pedro Sánchez "se puede hacer" porque "los números llegan", pero lo considera "inviable" porque "no se puede gobernar con partidos tan diferentes". Sería, ha dicho, "un gobierno condenado al fracaso desde su propio nacimiento" y que además tendría al Senado "en minoría" -porque la mayoría la tiene el PP- por lo que no podrían hacer las reformas constitucionales que prometen. Ese gobierno sería, en definitiva, "una catástrofe", ha apostillado.

En cualquier caso ha insistido en que "sin un entendimiento con el PSOE" el PP no puede llegar al Gobierno. Mariano Rajoy ha vuelto a defender su decisión de la semana pasada de rechazar el ofrecimiento del Rey de presentarse a la investidura. "A quién se le ocurre ir a la Cámara con la pretensión de formar gobierno si sabe que es imposible que lo forme", ha señalado.

Y ha apuntado que tanto en ese momento como ahora Pedro Sánchez tiene "mucho más fácil" que él acudir a la investidura, porque "tiene una oferta clara para negociar y eso ya le supone más escaños que el PP". "Este es un juego de pillos en el que uno habla, otro dice, otro vuelve a decir...", ha añadido Rajoy, quien ha insistido en que "aún estamos a tiempo" de que se pueda producir el pacto que él defiende.

Rajoy ha rechazado adelantar qué le dirá al Rey en la segunda ronda de consultas, sobre todo porque primero, ha dicho, él escuchará "atentamente" a Felipe VI, y ha criticado a quienes van diciendo lo que el monarca "tiene que hacer" en este proceso. Por otra parte, el jefe del Ejecutivo en funciones ha asegurado que no ha hablado ni con Felipe González -que aboga por un pacto PP-Ciudadanos con la abstención del PSOE- ni con ningún barón socialista, porque respeta "las reglas del juego" y respeta al PSOE "igual que al resto de los partidos", y por eso "sólo" se ha dirigido a Sánchez.

Y ha respondido con un contundente "no" a la pregunta de si aceptaría que el líder socialista fuera presidente en un pacto con el PP y C's. "El PP ha ganado las elecciones y conviene respetar a la gente, tendría su gracia que el PSOE no consiguiera el apoyo de Podemos y lo tuviera que apoyar el PP", ha apuntado Rajoy, quien se ha preguntado "cómo se le explica eso a los votantes del PP".

CASOS DE CORRUPCIÓN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado que los recientes casos de corrupción "no tienen por qué dificultar" las negociaciones que ha abierto para intentar formar gobierno, y ha recalcado que su formación ha sabido "reaccionar" y ha sido "implacable" ante los casos de corrupción. Además, ha dicho que cualquier persona involucrada en una irregularidad será "apartada" del PP.

Así se ha pronunciado en una entrevista en Telecinco, en la que el jefe del Ejecutivo ha subrayado que las detenciones que afectan a exaltos cargos del PP que se han producido en Valencia "demuestra que no hay impunidad" y que las instituciones funcionan. "El PP ha sido y seguirá siendo implacable", ha enfatizado.

Tras reconocer que los casos de corrupción son lo que "más daño" ha hecho al PP ante las elecciones, ha apostado por tomar más medidas para evitar que se repitan los casos de corrupción en el futuro. "Cualquier persona del PP que se vea involucrada será apartada inmediatamente", ha proclamado.

Al ser preguntado si tomará medidas contra la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá o el diputado Gerardo Camps en caso de ser imputados, Rajoy ha indicado que no han sido llamados a declarar ni detenidos. "Mientras no sean llamados a declarar o no se les acuse de nada no puedo decir nada distinto de que estas personas están absolutamente limpias", ha proclamado, si bien ha reiterado que cualquier persona acusada será apartada del partido.

RAJOY AFIRMA QUE EL PSOE PIDIÓ SENTAR A PODEMOS "AL FINAL" DEL HEMICICLO

El presidente del Gobierno ha responsabilizado al PSOE de la decisión de sentar "al final" del hemiciclo del Congreso a los diputados de Podemos al asegurar que fueron los socialistas los que plantearon esa propuesta durante la negociación para elegir a la Mesa de la Cámara Baja.

Rajoy se ha referido a la polémica por la ubicación de los diputados del partido de Pablo Iglesias en una entrevista en Telecinco en la que ha recalcado que la decisión al respecto no fue una idea del PP. "Aquí hacemos polémicas hasta por dónde se sienta uno", ha subrayado el jefe del Ejecutivo antes de explicar que ha hablado con el portavoz del grupo popular en el Congreso, Rafael Hernando, y éste le ha informado de que cuando se negociaron los puestos en la Mesa de la Cámara fue el PSOE el que planteó "que a los señores de Podemos se les pusiera al final".