Rajoy pide a Puigdemont "sensatez" para evitar que tenga que aplicar el 155

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que, ante el plazo que tiene hasta mañana para evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, actúe con "sensatez, equilibrio" y pensando en el interés general.

Rajoy ha lanzado este mensaje a Puigdemont en la sesión de control al Ejecutivo del Pleno del Congreso y en respuesta a una pregunta del diputado del PDeCAT Jordi Xuclá la víspera de que se cumpla ese plazo para que rectifique su posición o, de lo contrario, recurrirá a ese artículo del texto constitucional.

El presidente del Gobierno ha pedido al parlamentario del PDeCAT que hagan un esfuerzo para convencer al presidente de la Generalitat de que no cree más problemas de los que ya ha creado porque, "si no -ha dicho-, va a obligar al Gobierno a tomar decisiones que sería mejor no hacerlas nunca".

Cree que es fácil la respuesta que tiene que dar Puigdemont a si ha declarado o no la independencia y ha resaltado que, si lo ha hecho, el Gobierno está obligado por la Constitución a actuar de una forma.

Si no lo ha hecho, ha insistido en que se podrá hablar en el Congreso. "Lo único que le pido es que actúe con sensatez, con equilibrio, que ponga por delante los intereses generales de todos los ciudadanos, del conjunto de los españoles y del conjunto de los catalanes", ha resaltado.

Frente a la actitud del presidente de la Generalitat, ha subrayado que su Gobierno ha actuado en todo momento con moderación, prudencia y sensatez.

Rajoy ha criticado que en Cataluña se haya "cerrado el Parlamento" y haya pasado un mes y doce días sin que la oposición, "sucediendo lo que está sucediendo allí", pueda preguntar a Puigdemont por qué no explica si ha declarado o no la independencia. Ha reiterado asimismo sus críticas a la Generalitat por haber "liquidado" la Constitución y el Estatuto de Cataluña.

Por su parte, Jordi Xuclá ha lamentado que Rajoy no haya aceptado el diálogo que le ha ofrecido Puigdemont y que hoy haya "presos políticos" en España, en referencia a los presidentes de la ANC y Ómnium Cultural Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente.

Tras asegurar que con la aplicación del artículo 155 no se van a solucionar los problemas y sería "un grave error" y el "fracaso de la política y el diálogo", ha precisado que su aplicación efectiva es "más que dudosa y difícil".

"¿Qué conocen ustedes de las competencias ejercidas durante 37 años por el Gobierno de la Generalitat para expropiarlas y ponerlas en manos de unos corregidores? ¿Van a disolver un Parlamento elegido democráticamente?", ha preguntado a Rajoy antes de señalar que "esta herida va a dejar secuelas".

El diputado del PDeCAT ha reprochado a Rajoy que pretenda "suspender una realidad" que ha asegurado que es más fuerte que el presidente del Gobierno y que también lo será en el futuro, y ha acusado al Ejecutivo de "incendiar la realidad con mentiras".

Además, le ha exigido el cese del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, por haber "mentido vilmente" al decir que en las escuelas de Cataluña no se enseña lengua castellana.

En ese contexto, ha lanzado una advertencia a Rajoy: "Hablando de escuelas, no se atrevan a tocar uno de nuestros tesoros más preciados: un sistema educativo cohesionador que nos ha educado en la libertad y que ahora ustedes nos quieren quitar".

EL GOBIERNO CONSULTARÁ CON EL PSOE Y CIUDADANOS ANTES DE APLICAR EL 155

El Gobierno hablará con el PSOE y con Ciudadanos antes de aplicar el artículo 155 de la Constitución y quiere contar "no solo con la mayoría absoluta del Senado" sino con una amplia mayoría del Congreso para entre todos "encontrar la mejor solución" para Cataluña. De hecho, en la tarde de este miércoles, el presidente, Mariano Rajoy, se reunirá con Albert Rivera.

Eso son los planes del Ejecutivo, ha dicho la vicepresidenta Soraya Sánez de Santamaría, al responder al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en la sesión de control del Congreso cuando quedan veinticuatro horas para el segundo requerimiento al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Lo que no ha hecho la vicepresidenta es desvelar las propuestas y plazos para la puesta en marcha del 155, como le ha pedido Rivera que, en todo caso, apoyará al Gobierno "haga lo que haga" en defensa de la Constitución.

Durante su intervención, Rivera ha urgido al Ejecutivo a recuperar la autonomía de Cataluña que, en su opinión, ha sido "suspendida" porque aparte de haberse saltado la legalidad el 1-O, "los golpistas" han cerrado el Parlament.

La vicepresidenta le ha contestado que el requerimiento a Puigdemont es "firme" y si mañana a las diez no explica si declaró o no la independencia el pasado 10 de septiembre, será el presidente de la Generalitat quien "provocará" la aplicación del 155.

Un artículo que se utilizará para recuperar la autonomía, garantizar los derechos "de todos los catalanes", llevarles "sosiego" -ha dicho recalcando que "lo que es intolerable es que la gente viva intranquila en Cataluña porque el señor Puigdemont les ha colocado en esta situación"- y preservar la recuperación económica.

"Nosotros aplicamos la Constitución siempre y el artículo 155 es aplicar la Constitución. Y lo haremos como lo hemos hecho siempre, hablando con ustedes y con quien constituye la mayoría absoluta de esta Cámara. Tenga la absoluta tranquilidad", ha dicho.

Con ello, ha añadido, el Gobierno lo que quiere es que ese precepto "sea la recuperación del autogobierno y la vuelta a la legalidad en beneficio de los catalanes". En estos momentos, ha señalado, los ciudadanos "agradecen" que los partidos miren sobre todo por España "antes de mirar por hacer oposición. En eso estará este gobierno".