Rajoy dice que el PP estudiará cambios en la reforma, lo que no hizo el PSOE

Rajoy dice que el PP estudiará cambios en la reforma, lo que no hizo el PSOE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho al PSOE que si presenta "buenas enmiendas" a la reforma laboral, el PP lo considerará y no hará lo que hicieron los socialistas cuando presentaron la suya y no aceptaron "ni una sola" de las 73 que presentaron los populares, "el cero por ciento".

El presidente respondió así en la sesión de control en el Congreso a la pregunta del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre si el Gobierno está dispuesto a aceptar modificaciones en la reforma laboral durante su tramitación como proyecto de ley.

Rajoy ha señalado que cuando se convalidó el decreto ley con la reforma laboral se votó y aprobó también que fuera tramitado como proyecto de ley y que, teniendo en cuenta que el grupo popular tiene la mayoría en el Congreso, si no hubiera querido no lo hubiera hecho. Por eso, ha indicado que la intención del Gobierno "queda clara" y que no sabe "a qué viene" la pregunta.

Rubalcaba ha criticado la reforma porque "tiene un mes" y ha habido despidos con menores indemnizaciones y más fáciles, se han cambiado unilateralmente las condiciones de trabajo y los salarios y se ha despedido a trabajadores del sector público con 20 días de indemnización. Ha subrayado que afecta a la vida de millones de trabajadores, que en el futuro verán mermados sus derechos y tendrán salarios más bajos, y "rompe equilibrios sociales fundamentales".

"Sabemos que la tenían pensada pero no anunciada", al igual que ha ocurrido con la subida de impuestos, ha afirmado Rubalcaba, quien ha insistido en que hay alternativas y que los sindicatos han presentado varias.

Por ello, le ha pedido que se siente con empresarios y sindicatos, que "escuche y dialogue" pero que lo haga el Gobierno, no con "reuniones técnicas".

Rajoy ha respondido que no comparte esa opinión porque la reforma se ha hecho para los más de 5 millones de desempleados, los jóvenes, las familias en cuyos hogares no trabaja nadie y porque en España hay más desempleo que en toda Europa.

La reforma, ha insistido Rajoy, se ha hecho "en línea" con el resto de los países para flexibilizar las relaciones laborales, fomentar el empleo juvenil, para que haya más intermediación en el mercado de trabajo y para que ninguna organización tenga el "monopolio de la formación".

El presidente ha acusado a Rubalcaba de pretender ahora negociar, pero ha recordado que en 2008, cuando gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero, el PP le animó a hacerlo y el PSOE no lo hizo. Se ha preguntado por qué no se pueden hacer reuniones técnicas y ha contestado a Rubalcaba que no puede pretender que el Gobierno acepte el texto alternativo que ha presentado el PSOE, aunque sí ha mostrado su disposición a "enriquecer" el texto.

A juicio de Rajoy, lo que pretende el PSOE es mantener un sistema que funciona desde hace 30 años y "no se adapta al tiempo que vivimos".