Rajoy: "Jamás me he ocupado de ninguna cuestión de contabilidad"

Rajoy: "Jamás me he ocupado de ninguna cuestión de contabilidad"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado ante la Audiencia Nacional conocer una caja B del PP y el cobro de sobresueldos en negro, al tiempo que ha recalcado en numerosas ocasiones que sus responsabilidades en el partido eran "políticas", no contables.

Según ha subrayado, no se ha ocupado "jamás" de los asuntos económicos de su formación. "Jamás conocí ninguna financiación ilegal", ha afirmado rotundo Rajoy en su declaración como testigo en el juicio de la primera parte la trama Gürtel (1999-2005) que se celebra en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid).

El jefe del Ejecutivo ha calificado de "absolutamente falso" que se cobraran sobresueldos en el Partido Popular y ha explicado que los cargos que tenían responsabilidades en la formación tenían un "complemento" que se declaraba a Hacienda. A lo largo de su declaración, Rajoy ha repetido en varias ocasiones que su labor era política y que ni llevaba ni estaba al tanto de las cuentas de la formación, ni siquiera cuando dirigió campañas electorales del PP.

"Mis responsabilidades son políticas, no de contabilidad", ha enfatizado, para insistir después que "jamás" se había ocupado de asuntos económicos en el partido. De hecho, a preguntas de los abogados Rajoy ha llegado a decir que "nunca" tuvo constancia de la labor desempeñada por el extesorero del PP Alvaro Lapuerta. Interrogado después si tuvo alguna queja de la labor de Bárcenas, Rajoy ha declarado: "Mientras fue tesorero, nunca".

REUNIÓN CON BARCENAS

A las preguntas del abogado de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), José Mariano Benítez de Lugo, relativas a la reunión que se produjo en 2010 para negociar el despido del extesorero del PP, Rajoy ha asegurado que recordaba "perfectamente" ese encuentro, al que asistieron con el extesorero Luis Bárcenas, su mujer Rosalía Iglesias y el exministro Javier Arenas.

Según ha dicho, le pareció un encuentro "razonable" porque Bárcenas había trabajado 30 años en el partido y quería "despedirse". Allí, ha proseguido, el extesorero explicó que a partir de ese momento iba a dedicar tiempo a "defenderse" y le pidió una sala para meter sus "papeles y documentos", así como poder utilizar un coche del partido, algo que vieron "razonable".

El presidente del Gobierno ha asegurado que no hizo nada en favor del extesorero del PP Luis Bárcenas tras su intercambio de SMS en los que en 2012 le escribió "sé fuerte" y "hacemos lo que podemos".

Rajoy, en su declaración como testigo en el caso Gürtel y en respuesta a Wilfredo Jurado, abogado que representa al PSOE de Madrid, ha reiterado que se enteró de las cuentas en Suiza de Bárcenas cuando se publicaron en los medios de comunicación.

Ante ello, el abogado le ha recordado que meses antes de conocerlas, en abril de 2012, le envío un SMS en el que le decía que "nada es fácil" y "hacemos lo que podemos" y le ha preguntado qué estaban haciendo.

Rajoy ha explicado que él respondía a los mensajes de Bárcenas en aquel momento porque tiene la costumbre de contestar a los que le mandan las personas que tienen su teléfono y era la respuesta a la situación compleja por la que el extesorero le decía que atravesaba.

"Y es todo. Podría haber utilizado esa frase o cualquier otra. No tiene ningún significado. Hacemos lo que podemos significa exactamente lo que significa, hacemos lo que podemos", ha subrayado. Después de que el abogado le contestara con un "hasta ahí llego", Rajoy le ha respondido: "Todo es opinable. Pero sí digo que no hicimos nada que pudiera perjudicar a ningún proceso"·

Al preguntarle el abogado qué entendía cuando escribió al extesorero "Luis, lo entiendo, sé fuerte", ha explicado que él manda muchos mensajes y ha precisado que no hizo "absolutamente nada". "Hasta el punto no hice -ha puntualizado- que no lo llamé".

NO CONOCIA A CORREA

Abundando en su tesis de que su labor era política y no tenía relación con las actividades económicas del partido, ha dejado claro que no conocía al supuesto cabecilla de la trama, Francisco Correa. "Si le conocía era de saludarlo en algún acto del partido, cosa que no puedo afirmar con total nitidez", ha añadido.

Según ha dicho, decidió cortar relaciones con él a finales de 2004 porque el tesorero, entonces Alvaro Lapuerta, le dijo que "algunos proveedores estaban usando el nombre del partido en algunos ayuntamientos de Madrid". Rajoy ha relatado que él le preguntó a Lapuerta si había algo "no ajustado a derecho" y su respuesta fue que no tenía pruebas "pero que no le gustaba" y le propuso dejar de trabajar con ellos, y así lo decidió Rajoy.

UNA RELACION "NADA ESTRECHA" CON PABLO CRESPO

A preguntas del abogado Virgilio Latorre sobre su relación con Pablo Crespo y Alvaro Pérez, el presidente del Gobierno ha explicado que el primero fue secretario de Organización en Galicia y que cuando él iba a su tierra porque era diputado por Pontevedra, mantenían una relación "absolutamente política y nada estrecha".

"Cuando Crespo se vino a Madrid y comenzó a trabajar con Correa, no he vuelto a tener ninguna suerte de relación con él", ha manifestado. En el caso de El Bigotes' ha señalado que no tenían relación y ha añadido que es posible que haya coincidido con él porque se han "publicado fotos" y las personas que organizan los actos del partido suelen estar allí.

"Cuando voy a un acto, me recibe el presidente del partido de allí, senadores... y saludo a mucha gente", ha concluido.

SUS FUNCIONES EN GENOVA

Durante su testifical en la Audiencia Nacional, Rajoy ha explicado que entre 1996 y 2003 no realizó "ninguna actividad en Génova", con la excepción de la dirección de la campaña de las elecciones generales de 2000. De hecho, Rajoy ha dicho recordar "perfectamente" que en 1999 el presidente del partido era José María Aznar, el secretario general Francisco Alvarez-Cascos, luego remplazado por Javier Arenas, y que él era vicesecretario general.

No obstante, ha añadido que tanto él como los otros dos vicesecretarios generales formaban parte del Gobierno y por tanto no ejercían tareas en el partido. "De facto no ejercíamos ninguna función en Génova, igual que el presidente; luego se nombró un secretario general que sí estaba allí, en 1999", ha remachado.

RAJOY AL ABOGADO DE ADADE: "NO SÉ SI SE HA CONFUNDIDO DE TESTIGO"

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha reiterado hoy durante su declaración en el juicio de Gürtel que él no se encargaba de los asuntos económicos del partido, hasta el punto que ha dicho al abogado de Adade: "No sé si se ha confundido de testigo".

La repuesta que ha dado el presidente durante su testifical ha molestado al letrado Manuel Benítez de Lugo y ha motivado que el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, apercibiese al testigo.

Benítez de Lugo, abogado de la acusación popular Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), ha preguntado en numerosas ocasiones a Rajoy sobre asuntos concretos de la relación del presunto jefe de la trama Gürtel, Francisco Correa, y el PP.

En todo momento, el testigo ha dicho desconocer esas cuestiones, pues él se dedicaba a la dirección política, no a la económica, y cuando se le ha preguntado por las supuestas entregas de dinero de Correa en la sede del PP- ha respondido: "No sé si se ha equivocado de testigo".

El presidente del tribunal ha apercibido al testigo, en tanto que el letrado Benítez de Lugo ha considerado "impertinente" la respuesta. "Yo creo que confunde su papel aquí", ha lamentado el abogado, ante lo que el presidente del tribunal ha zanjado: "¡señor letrado!". Ha sido uno de los momentos más tensos de la declaración de Rajoy a preguntas de Benítez de Lugo, quien se ha quejado de una respuesta "muy gallega" cuando Rajoy le ha explicado que un viaje a Canarias lo pagó el PP "hasta donde yo sé". "La respuesta debe ser muy gallega, porque no puede ser riojana", le ha respondido Rajoy.

El cruce de preguntas y respuestas ha deparado otros momentos llamativos, como cuando Rajoy, interpelado por los papeles de Bárcenas, le ha espetado: "Se lo voy a explicar y estoy seguro de que lo va a entender". "Recibo miles de cartas cada día", le ha dicho al interesarse por una supuesta carta que le envió el acusado Álvaro Pérez, el "bigotes".

Y cuando le ha preguntado por su conocimiento sobre los asuntos que la red Gürtel tenía en Arganda del Rey o Majadahonda que se trataron en una reunión entre Esperanza Aguirre y Luis Bárcenas, ha indicado que las decisiones las debía tomar quien entonces presidía el PP de Madrid. "Sería absurdo que el presidente del PP tuviera que tomar decisiones sobre más de 8.000 municipios", le ha explicado.

El presidente del tribunal ha impedido que Rajoy conteste a varias de las preguntas formuladas por Benítez de Lugo por considerarlas no procedentes.

En una de ellas ("¿sigue pensando que este proceso es una trama contra el PP?"), Hurtado ha cortado a Rajoy a pesar de que él ha dicho que podía responder. "No, no, no, la pregunta me parece que no es pertinente", ha dicho el presidente del tribunal, quien también ha negado la petición del abogado de un careo entre el presidente del Gobierno y el acusado Luis Bárcenas.