Rajoy: "Al Gobierno no le va a temblar en absoluto el pulso para tomar decisiones"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado rotundo que el desafío abierto en Cataluña para iniciar un proceso de independencia es de una "enorme gravedad" porque si se lleva a la práctica la propuesta de resolución que se ha registrado en el Parlamento catalán, ha dicho, supondría "liquidar" la Constitución y todo el ordenamiento jurídico.

"Al Gobierno no le va a temblar en absoluto el pulso a la hora de tomar las decisiones que tenga que tomar", ha declarado Rajoy en una entrevista en la Cadena Ser, en alusión implícita a la posibilidad de que el Ejecutivo pueda también emplear el artículo 155 de la Carta Magna que permite intervenir las competencias de Cataluña.

Además, Rajoy ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad al asegurar que su Gobierno "sabe lo que tiene que hacer". Según ha añadido, JxSí y la CUP "de ninguna de las maneras" van a conseguir los objetivos que pretenden y "la unidad de España está preservada", así como "la ausencia de privilegios por parte de algunos".

RAJOY ESPERA NO TENER QUE SUSPENDER LA AUTONOMÍA DE CATALUÑA

El presidente del Gobierno confía en no tener que poner en marcha el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía de Cataluña ante los planes independentistas de los partidos soberanistas. "No me gustaría llegar a eso", ha afirmado Rajoy en la entrevista en la cadena SER, en la que ha apostado por actuar con "prudencia" y "proporcionalidad" ante el desafío independentista.

El presidente del Gobierno ha defendido no moverse "con ansiedad" ante la propuesta independentista presentada ayer en el Parlamento catalán, pero ha garantizado que la recurrirá en cuanto los servicios jurídicos del Estado lo consideren oportuno. Rajoy ha subrayado que "el Gobierno sabe lo que tiene que hacer" y no le temblará el pulso a la hora de tomar las decisiones que tenga que tomar.

Para él, la Constitución tiene instrumentos suficientes para garantizar la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de los españoles, y "con proporcionalidad" y viendo los acontecimientos que se vaya produciendo, irá actuando.

Ante la posibilidad de que se recurra ya esa propuesta, como pide Ciudadanos, ha instado a no actuar con ansiedad y ha explicado que se actuará en cuanto los servicios jurídicos lo digan. "Primero las cosas se estudian y después se toman decisiones sin equivocarnos y sin sobreactuar", ha señalado antes de pedir tranquilidad a todos los españoles porque el proceso independentista "no va salir adelante".

En ese sentido, ha explicado que lo que va a hacer el Gobierno es aplicar la ley, pero ha rechazado entrar en detalles sobre las medidas que adoptaría. Sobre ese artículo 155 de la Constitución que permite la suspensión de una autonomía, Rajoy ha insistido en que no le gustaría tener que aplicarlo.

REUNIONES CON SÁNCHEZ Y RIVERA SOBRE CATALUÑA

El presidente del Gobierno ha afirmado que se encontrará con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, para hablar de la situación en Cataluña, pero serán reuniones que no anunciará de antemano. "Se la anunciaré después de que se celebre", ha precisado.

El jefe del Ejecutivo habló el miércoles con Sánchez -que le llamó- y con Rivera antes de comparecer para hacer su declaración en el Palacio de la Moncloa y ha asegurado que no tiene "inconveniente en hablar con todos". "Lo haremos a lo largo de estos días", ha dicho.

SÁNCHEZ EXIGE UNA RESPUESTA POLÍTICA ENVERGADURA

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles la necesidad de ofrecer "una respuesta política" en Cataluña de "envergadura semejante" al "problema político de primera magnitud" que existe, porque está convencido de que "con la ley sólo no basta". Así lo ha señalado el líder de los socialistas y candidato a la Presidencia del Gobierno en un acto en el Palacio de Neptuno en Madrid, donde ha reunido al Consejo de Política Federal de su partido, que integran todos sus 'barones'.

Aunque el objetivo de esta cita era aprobar la propuesta de reforma constitucional con la que se presentarán los socialistas a las próximas elecciones generales, Sánchez ha comenzado refiriéndose a las "circunstancias especialmente graves" que atraviesa España por la presentación en Cataluña de una iniciativa para iniciar un proceso unilateral de sucesión.

El secretario general ha recalcado que estamos ante "un hecho gravísimo, irresponsable y antidemocrático", una "provocación antidemocrática" que demuestra una "falta de respeto" por parte de los partidos promotores --Junts pel Si y la CUP-- al veredicto de las urnas el pasado 27 de septiembre.

Sánchez ha subrayado además que es un acto "irresponsable" porque busca situar a Cataluña "fuera de la legalidad" y supone "confundir una inestable mayoría parlamentaria con un salvoconducto para eludir el cumplimiento de la ley" y ha afirmado que, por ello, merecen la "condena política más severa".

Ante este desafío, Sánchez ha asegurado que el PSOE "siempre estará en la defensa de la unidad de España, de la convivencia entre españoles y en defensa de la Constitución y la legalidad", pero ha recalcado que "ante determinados problemas, con la ley sólo no basta". Por ello, ha insistido en que la reforma de la Constitución que plantean los socialistas es la única salida y está convencida de que terminará abriéndose paso después de las próximas elecciones generales.

"Hoy nos encontramos ante un problema político de primera magnitud, del que los socialistas hemos alertado en los últimos cuatro años con escaso éxito al Gobierno, y exige una respuesta política de envergadura semejante", ha afirmado. Sánchez se ha mostrado esperanzado porque cree que España resolverá esta situación. "Ni Cataluña ni el conjunto de España están en un callejón sin salida", ha señalado.

RIVERA PIDE A RAJOY Y A SÁNCHEZ ADOPTAR UNA LÍNEA DE ACCIÓN CONJUNTA

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que entre los tres adopten una línea de acción conjunta para abordar el desafío independentista en Cataluña y que se aplique gobierne quien gobierne. "Lo que le quiero pedir a Rajoy y a Sánchez es que, gane quien gane el 20 de diciembre, sigamos una línea conjunta para defender los intereses comunes y las leyes democráticas, que no tratemos esto como un asunto electoral porque es un asunto de país", ha dicho en declaraciones a Antena 3.

En su opinión, es importante demostrar a la sociedad que, independientemente de quién gobierne España, las leyes democráticas "se van a cumplir" y va a haber una acción conjunta "por lo menos en los valores básicos constitucionales".

Rivera, que este martes recibió una llamada de Rajoy en la que este le informó de la declaración que iba a hacer a raíz de la propuesta de resolución independentista de Junts pel Sí y la CUP en el Parlamento catalán, ha subrayado que asegurar el imperio de la ley "no es patrimonio de nadie" y que en eso C's está "a pies juntillas con el Gobierno".

Cuando le han preguntado cómo actuaría si él fuera el presidente del Gobierno, el líder de Ciudadanos ha contestado que, tras recurrir la propuesta de resolución de Junts pel Sí y la CUP, el siguiente paso sería actuar en los tribunales contra "las personas concretas, con nombre y apellidos", que cometan alguna ilegalidad, ya sea Artur Mas o los diputados que respalden con su voto algo "ilegal". Y si eso no da resultado y alguien utiliza la Generalitat "para ir contra los catalanes y sus derechos o para ir contra la Constitución", Rivera aplicaría el artículo 155 de la Carta Magna. Aunque esa cláusula debería ser siempre "la última vía", es una opción que "está ahí por si tiene que ser usada", ha manifestado.

"Yo soy catalán, soy diputado autonómico y defiendo un Estado autonómico, así que lo último que quiere alguien como yo es que se suspenda la autonomía de cualquier territorio de España, porque sería un fracaso", ha explicado.

CIFUENTES VE POSITIVO QUE EL BLOQUE CONSTITUCIONALISTA LLEGUE A UN GRAN PACTO FRENTE AL INDEPENDENTISMO

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ve "bastante positivo" que el bloque constitucionalista llegue a un gran pacto y tenga una posición común frente a la "amenaza" independentista en Cataluña. Así se ha expresado en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, preguntada por la posible suspensión de la autonomía en Cataluña ante la probabilidad de que se declare la independencia y por la posibilidad de que los partidos no independentistas lleguen a un gran pacto para frenarlo.

Cifuentes ha considerado que "sería bastante positivo" llegar a un gran pacto, porque, lo que sucede en Cataluña no es algo que afecte a un partido u otro, ni una cuestión "que se deba utilizar electoralmente para sacar rédito político en las próximas elecciones".

A su juicio, se trata de "un asunto de Estado y sería importantísimo que todos los partidos que están dentro del bloque constitucionalista" fueran "de manera unánime en el mismo camino" y tuvieran "un planteamiento y una posición común".

En su opinión, lo ocurrido ayer en el Parlamento Catalán con la presentación de una iniciativa para iniciar el proceso de independencia es "una provocación" y un "desafío al Estado de Derecho". "Es una amenaza de momento y si quieren seguir adelante e incumplir la Constitución, nuestro Estado de Derecho, la Constitución tiene mecanismos para obligar a que la ley se cumpla", ha defendido.

Preguntada por la posibilidad de emplear el artículo 155 de la Carta Magna que permite intervenir las competencias de Cataluña, Cifuentes ha señalado que es "la última posibilidad, pero una posibilidad perfectamente legal". "Es una alternativa que hay que aplicar cuando falla el resto", ha señalado Cifuentes, que ha afirmado que "no es la solución más deseable". "Ojalá no se tenga que llegar a ese extremo y la CUP y Juntos por el Sí recapaciten y se den cuenta de que están poniendo al resto de españoles en una situación francamente inaceptable", ha concluido.