Rajoy cree que España crecerá al 3% y muestra su esperanza en el futuro

El Gobierno se felicita por el dato del crecimiento económico español en el primer trimestre. El ejecutivo dice que ese 0,8 de enero a marzo arroja esperanza sobre el futuro de España.

Así lo ha dicho el presidente de funciones, Mariano Rajoy, que hoy ha asistido a la procesión del Corpus Christi de Toledo, un acto al que acude "como católico" y "respetando viejas tradiciones", según sus palabras. Asegura que es una fiesta religiosa y cultural "muy querida por los españoles"

Mientras, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que hoy ha hecho campaña en Madrid ha vuelto a defender la retirada de la reforma laboral. Desde Toledo Rajoy se ha mostrado convencido de que el crecimiento del PIB será tres décimas más alto de lo previsto por el propio gobierno: un 2,7 por ciento.

Cree que España crecerá al 3% aunque se muestra preocupado por el menor crecimiento de la construcción debido a la "incertidumbre política" y a la paralización de obra pública de algunos ayuntamientos.

No obstante, Rajoy cree que crecerá como los demás sectores cuando se "normalice" la situación y dice que los datos animan a "trabajar intensamente de cara al futuro".

CRECIMIENTO DEL EMPLEO

Rajoy ha acogido de buen grado que en el último año se hayan creado 533.000 empleos. "El objetivo de este año es que 500.000 más se van a crear aunque nuestra previsión de crecimiento era de 2,7 y vamos a llegar al 3 por ciento", ha asegurado.

"Pienso que con un poco de sensatez y manteniendo las mismas políticas se seguirá generando confianza y dando certidumbre. En España se va a consolidar la recuperación económica y va a llegar a todos, y el gran objetivo del empleo lo vamos a conseguir", ha asegurado.

SEIS PRINCIPIOS INNEGOCIABLES PARA EL PSOE

Por su parte, Pedro Sánchez ha presentado hoy el documento "Sí a los seis principios para el gobierno de cambio", en el que fija las líneas rojas para pactar después de las elecciones generales del 26 de junio, entre ellas, derogar la reforma laboral y rechazar el referéndum en Cataluña.

Sánchez ha dado a conocer sus condiciones para alcanzar acuerdos de gobierno en un acto celebrado ante el Monumento a la Constitución en Madrid con el fin de dar solemnidad a su compromiso.

"El PSOE aspira a ganar las elecciones y antes de decir con quién queremos ir, queremos plantear a los españoles a dónde queremos ir", ha asegurado el candidato socialista.

Entre los seis principios innegociables para el PSOE, está el rechazo a un referéndum de autodeterminación en Cataluña, Galicia o País Vasco, aunque Sánchez ha insistido en su oferta de una reforma constitucional que avance hacia un modelo federal y reconozca la diversidad de los territorios.

Frente "a quienes quieren romper España, el PSOE va a reivindicar el derecho a convivir unidos entre todos los españoles", ha subrayado Sánchez.

Otra de las líneas rojas para pactar es la derogación de la reforma laboral, la aprobación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores y la puesta en marcha de un plan de choque contra el desempleo que favorezca, sobre todo, a los parados de larga duración.

En el plano económico, el PSOE se compromete además a "no eludir la obligación de pagar la deuda pública".