Rajoy arremete contra Ciudadanos y les tacha de "inexpertos lenguaraces" que no gobiernan

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha arremetido contra Ciudadanos (Cs) al contraponer la gestión del PP a la de los "inexpertos lenguaraces que no gobiernan", y ha señalado que "un alcalde del pueblo más humilde de la sierra de Grazalema tiene mucha más experiencia" que ellos.

Además, al poner en valor la gestión de su Gobierno, se ha preguntado qué diría "esa colección de parlanchines si solo hubieran hecho la mitad", y se ha mostrado seguro de que "llenarían España de cartelones".

"Se acabaría el incienso para tanto botafumeiro y no habría medallas para todos", ha dicho Rajoy durante su discurso de clausura de la Convención Nacional del PP, en un claro reproche al partido que ha sido su socio preferente.

El presidente ha señalado que por un lado está su partido y por otro "todos los demás, que "no han sabido gobernar nunca o no han gobernado jamás" y "por eso lo prometen todo gratis, sin límites y sin compromiso".

Sin citar de forma explícita a Ciudadanos se ha referido a quienes "no tienen ni idea de España" y ponen en Andalucía un precio para gobernar mientras que en el Congreso el que ponen es "mucho más alto".

Les ha acusado también de buscar fuera de España las recetas que parece necesitar, "como quien compra imanes para decorar un frigorífico".

Pero Rajoy no solo ha tenido reproches para Ciudadanos. "Que no se emocione nadie porque hay otros y son peor", y así ha criticado a Podemos al señalar que los hay quien puestos a buscar un modelo de país "prefieren picotear en Irán o Venezuela".

Y también ha habido crítica al socialismo. "Mientras algunos se desviven e incluso se dividen contando cuántas naciones hay en España" el PP se dedica a gobernar en esta "gran nación" y, además, lo hace "con eficacia".

ASEGURA QUE "MÁS PRONTO QUE TARDE" LA CRISIS EN CATALUÑA SERÁ "UN MAL RECUERDO"

Por otra parte, el presidente del Gobierno aseguró que "más pronto que tarde" la crisis que se vive en Cataluña por el pulso independentista será "un mal recuerdo en la historia centenaria de un gran país" que seguirá unido y "admirado en el mundo".

Indicó que hoy "lo más urgente" es que Cataluña cuente con un presidente "viable" que consiga los apoyos suficientes, que respete la ley "sean cuales sean sus ideas" y que empiece a trabajar para recuperar la convivencia en esta comunidad autónoma.

Rajoy se enorgulleció de "todo lo que se ha evitado" gracias a la gestión del Gobierno frente a quienes plantearon un "ataque" a la soberanía nacional. "Y lo hemos hecho con serenidad, determinación y sentido de Estado", celebró, al tiempo que reconoció que esta no ha sido una tarea fácil y "aún no lo es hoy".

"Lo hicimos como había que hacerlo", prosiguió el jefe del Ejecutivo, para a renglón seguido resaltar que, a pesar de "las críticas y la incomprensión fue su Gobierno quien impidió que Puigdemont, que está procesado por la Justicia, presida la Generalitat de Cataluña.

Así las cosas, remarcó que en España "no hay excusas cuando se trata de aplicar la ley" y subrayó que con la aplicación del artículo 155 de la Constitución ha quedado claro también que "la ley manda más que cualquier presiente, cualquier partido y cualquier propósito".