Quiroga afirma que siente asco por el 'caso Bárcenas' y le parece "vomitivo"

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ha asegurado este lunes que el llamado 'caso Bárcenas' le parece "vomitivo" y ha añadido que el Partido Popular, cuando pueda, debe "afrontar la recuperación de la confianza perdida" por culpa de "algunos", en referencia al extesorero de su partido Luis Bárcenas.

Así se ha pronunciado Quiroga durante una conferencia-coloquio en el Fórum Europa que ha presentado el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Al acto han asistido también los ministros Jorge Fernández (Interior) y Pedro Morenés (Defensa), la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el expresidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y el eurodiputado y expresidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, entre otros.

Al ser preguntada por las informaciones que publica este lunes el diario El País acerca de que la red Gürtel facturó cientos de viajes a La Moncloa durante el mandato de José María Aznar, Quiroga ha afirmado rotunda que "todos los militantes del PP están asqueados" con el tema de Bárcenas y desean que la Justicia "actúe con rapidez".

Sin embargo, ha subrayado que con este caso se está ante una "especie de noria", ya que "todos los días" aparecen informaciones y no se sabe si algunas de ellas "son interesadas" y "cuanto hay de verdad".

"A LOS RESPONSABLES DE MI PARTIDO TAMBIEN LES PARECE VOMITIVO"

Dicho esto, la presidenta del PP vasco ha asegurado que ese caso le parece "vomitivo" y evidencia que, mientras los dirigentes del PP vasco "iban temblando a los plenos", otros estaban "para otras cosas" en política. "A los responsables de mi partido les parece lo mismo", ha apostillado.

Aunque ha dicho que para hacer "juicios de valor" uno debe tener "todos los datos", se ha mostrado convencida de que la dirección de su partido recuperará la confianza perdida a raíz de esos casos de corrupción."Estoy segura de que cuando se pueda, el PP debe afrontar esa recuperación de la confianza perdida por culpa de algunos, esto es un reto, tiene que ser así y estoy segura de que va a ser así", ha enfatizado.

EL POLITICO, UN "EMPLEADO DE LOS CIUDADANOS"

La presidenta del PP vaco ha apostado por una regeneración en la vida pública y ha defendido la necesidad que cada uno de los cargos públicos que asuman ese compromiso "interiorice que es un empleado de los ciudadanos, que se debe a ellos y que responde por ellos".A su entender, la política es "un ejercicio noble que no enriquece". "Que no te da caché social, que no sirve para escalar sino para servir. Ese será el antes y después. Y para ello, en mi humildad, estoy dispuesta a dejarme la piel", ha agregado.

Quiroga ha dicho estar "cansada" de esa política "hosca, aburrida y frívola" que consiste en "responder como un simio todo lo que dice el otro, llevándole la contraria porque sí". Según ha subrayado, lo que le preocupa es "la falta de altura de miras en política" y que su ejercicio "no esté a la altura de las circunstancias".

"Hace tiempo que decidí volcar mi acción pública como empleada de los ciudadanos en buscar lo que nos une, en tejer complicidades entre diferentes, en aparcar nuestras diferencias y acordar lo fundamental, en unir en vez de dividir", ha recalcado.

"ME SIENTO PLENAMENTE IDENTIFICADA CON LA POLÍTICA ANTITERRORISTA DE RAJOY"

Arantza Quiroga defendió este lunes en el Fórum Europa la política antiterrorista que está aplicando el Gobierno de Mariano Rajoy, hasta el punto de sentirse "plenamente identificada" con ella porque es "clara" y no negocia con ETA.

La dirigente vasca tachó de "injustas" las críticas que en ocasiones se lanzan contra la política antiterrorista del Gobierno de España y negó que "existe algo oscuro en la gestión" del Ministerio del Interior, como algunos intentan hacer ver, en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en el que estuvo presentada por el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y arropada por destacados dirigentes de su formación como la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, entre otros.

"Niego la mayor", sentenció Quiroga bajo la atenta mirada de gran parte de la cúpula del PP y de la dirección del PP vasco. "Yo no necesito decirle al Gobierno cómo tiene que llevar adelante la lucha antirerrorista porque me siento plenamente identificada con ella".

Quiroga aseveró que "la política antiterrorista de este gobierno es clara" y destacó que los propios dirigentes del PP vasco la están "viendo en primera persona". "Todo el entramado de ETA y Batasuna está en una situación de ansiedad porque se han dado cuenta de que al otro lado de la mesa no hay nadie, no hay nada y el recorrido lo tienen que hacer ellos en solitario".

A su juicio, todavía queda "un gran trecho" para que la banda terrorista desaparezca por completo y la libertad se haga plenamente realidad en Euskadi, por lo que indicó que el PP vasco será "exigente" en ese recorrido. Quiroga lanzó, sin embargo, un mensaje de optimismo. "Tenemos que interiorizar que hemos ganado. La democracia ha ganado la partida a ETA, esto es así. Ahora tenemos los intentos desesperados de todo ese mundo porque no se evidencie que han sido derrotados y por eso se inventan todos los escenarios posibles para tapar esa realidad".