Puigdemont irá a una cuestión de confianza tras el rechazo de la CUP

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado este miércoles que se someterá a una cuestión de confianza "pasado agosto" al haber fracasado la tramitación de los Presupuestos de la Generalitat de este año. En una intervención ante el pleno de la Cámara catalana tras votarse el proyecto de cuentas públicas, ha constatado que ya no tiene "la misma mayoría" que le aupó a la Presidencia, y con la moción de confianza quiere ver si logra una mayoría para seguir con la legislatura o debe convocar elecciones.

El pleno del Parlament ha rechazado hoy admitir a trámite el proyecto de presupuestos del Govern con el anunciado voto en contra de la CUP y la oposición de Ciudadanos, PSC, Catalunya Sí que es Pot y PPC, que también habían presentado enmiendas a la totalidad.

Tras cerca de seis horas de debate en el Parlament, la CUP ha hecho efectivo su veto al proyecto presupuestario del Govern y ha dejado solo al grupo de Junts pel Sí, lo que abre una crisis entre las dos fuerzas independentistas seis meses después del acuerdo que suscribieron para hacer posible la investidura de Carles Puigdemont como presidente catalán.

LEGISLATURA FALLIDA

La vicepresidenta del Ejecutivo en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha responsabilizado a Puigdemont de la "legislatura fallida" en Cataluña por haber puesto en manos de los "radicales" de la CUP su investidura y su Gobierno.

"Puigdemont debería haber sabido desde el primer momento de la investidura que esto iba a ser la crónica de una legislatura accidentada, de una legislatura fallida", ha destacado.

La vicepresidenta ha reclamado a Puigdemont que explique los detalles de su pacto con la CUP y las razones por las que ha elegido la vía de esa moción de confianza para el mes de septiembre.

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reclamado a Puigdemont, que convoque ya la cuestión de confianza sin necesidad de esperar hasta después de agosto y ha subrayado que la ruptura de Junts pel Sí y la CUP en el Govern "es la crónica de una muerte anunciada".

"Cuando el Gobierno de Cataluña se pone en manos de la Asamblea de las CUP, un partido que coherentemente se define como antisistema, anticapitalista, anticonstitución y antieuro, pues es evidente que esto haya acabado como ha acabado", ha subrayado Rivera.

DECEPCIÓN DE PUIGDEMONT

Puigdemont se ha mostrado muy crítico con el rechazo de la CUP a los Presupuestos: "Han decepcionado las esperanzas de millones de personas que se ha movilizado todos estos años para que Catalunya sea un Estado".

Dado el rechazo a los presupuestos, es probable que el Govern opte por retirar el proyecto de ley de medidas fiscales y financieras, la conocida como ley de acompañamiento, que se iba a discutir justo a continuación.

De nada han servido las apelaciones del vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Oriol Junqueras, a la CUP para que permitiera que el proyecto fuera admitido a trámite y se iniciara una negociación para introducir modificaciones vía enmiendas.

Junqueras ha alertado a la CUP de las "gravísimas" consecuencias sociales para los catalanes que tendrá no aprobar las cuentas.El portavoz adjunto de Junts pel Sí Roger Torrent ha ido más allá y ha denunciado las "falsedades" lanzadas por la CUP para justificar su enmienda a la totalidad, tras la cual el acuerdo de estabilidad entre las fuerzas independentistas "pende de un hilo".

LA CUP ACUSA A JXSÍ DE CLAUDICAR ANTE MONTORO Y OFRECE PACTAR CUENTAS DE 2017

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant ha acusado hoy al Govern de JxSí de haber hecho unos Presupuestos de la Generalitat de 2016 muy "continuistas" en los que ha "claudicado" ante las exigencias del ministro Cristóbal Montoro, pero ha ofrecido pactar las cuentas correspondientes a 2017. Reguant ha ratificado, al defender la enmienda a la totalidad de la CUP a los presupuestos ante el pleno del Parlament, el posicionamiento contrario de los anticapitalistas decidido anoche por sus órganos de dirección.

Sin embargo, ha matizado: "todo el mundo debería recordar afirmaciones que se hacen, porque hoy no se rompe ningún acuerdo político, hoy muta (dicho acuerdo), y recordamos que alguien dijo ante los medios de comunicación que los presupuestos no estaban asegurados y que si íbamos a prórroga se pueden hacer cosas". Ha invitado, en este sentido, a JxSí a "trabajar por los presupuestos de 2017, para que sean los que nos unan y puedan sentar las bases de la república catalana", ha afirmado Reguant en lo que ya aparece como el nuevo reto estratégico marcado por la formación anticapitalista.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha criticado que las decisiones "más relevantes" para Cataluña las tome la CUP en una asamblea y ha pedido al Govern que reconozca su "equivocación" y recupere el 'seny' tras dejar en "manos" de un partido "antisistema" los intereses de los catalanes.

La diputada del PSC Alicia Romero ha tachado de "irresponsable" al Govern por no haber ni siquiera "levantado el teléfono" para hablar con los socialistas o con otros grupos sobre los Presupuestos y ha pedido al ejecutivo una "reflexión" sobre la hoja de ruta soberanista.

El portavoz de Catalunya Sí Que Es Pot, Joan Coscubiela, ha afirmado que los Presupuestos "son un engaño" porque no son de "desconexión", sino que tienen "una lógica autonomista total" y, además, son disciplinados con el objetivo de déficit y las imposiciones de la 'troika'.

El portavoz parlamentario del PPC, Enric Millo, ha "tendido la mano" al Govern para impulsar reformas a partir de los presupuestos prorrogados y para un posible apoyo a las cuentas de 2017, siempre que el ejecutivo ponga "punto final" al proceso independentista y no dependa del grupo "más extremista".

SANTAMARÍA CRITICA QUE PUIGDEMONT ESTÉ "A MERCED" DEL PARTIDO "MÁS RADICAL"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado hoy que la crisis en el Gobierno de Cataluña por la falta de apoyo de la CUP a los presupuestos "se veía desde el principio" porque el error de Carles Puigdemont fue sacar adelante su investidura "a merced" del partido "más radical". "Va a ser una legislatura fallida y se veía desde el principio. El problema es sacar una investidura poniéndose en manos de la radicalidad. Cuando uno se coloca a merced de esta gente, sabe perfectamente en qué dinámica está. Se veía venir", ha alertado.

En una entrevista en Onda Cero, Sáenz de Santamaría ha lamentado que los presupuestos de la Generalitat puedan depender de otorgar concesiones "al partido más radical del panorama político catalán" lo que, a su juicio, acaba "perjudicándolo todo". "Con esta dinámica el clima en Cataluña es el que estamos viendo: pérdida de libertades, episodios violentos en la calle, un clima que es justo lo contrario de lo que deben dar las instituciones, estabilidad", ha lamentado.