Puigdemont dice que no va tardar 20 años en pisar suelo catalán y reclama reunirse con el Gobierno

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado este miércoles que aspira a volver a Cataluña pese a la orden de detención que pesa contra él si regresa a España: "No sé si voy a tardar 20 años en pisar suelo español. Si sé que no voy a tardar 20 años en pisar suelo catalán". En la primera rueda de prensa desde que el Tribunal Supremo retiró la euroorden en la que pedía su extradición, ha afirmado que "hoy mismo podría pisar suelo catalán" yendo a la zona del sur de Francia que algunos catalanes denominan como la 'Cataluña norte'.

Tras cumplirse este miércoles cuatro meses desde que fue detenido en Alemania, ha anunciado que regresará el fin de semana a Bélgica para impulsar desde allí el "Consell de la República", una suerte de Govern en el extranjero que tiene como misión internacionalizar la causa independentista. Preguntado por la moción de censura que aupó a Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno, ha aplaudido que el cambio de Ejecutivo ha supuesto "un cambio de estilo, clima y lenguaje" respecto al Gobierno anterior de Mariano Rajoy.

Sin embargo, ha pedido al presidente que incluya en el diálogo la relaciones entre Cataluña y el resto de España, y ha reclamado poder reunirse con representantes del Gobierno: "Es extraño que el Estado se reúna con bandas terroristas y que no lo haga con demócratas". "Este fin de semana volveré a Bélgica, como tenía previsto. Voy a comenzar a trabajar en el Consejo de la República", ha dicho Puigdemont, precisando que dejaría el suelo germano este mismo sábado. "Me voy el sábado, me llevaré a mi familia, que ha venido a visitarme. Me voy con las cosas que he acumulado, entre ellas miles de cartas de apoyo. También me llevo mucho agradecimiento, a gente que ha colaborado o que ha querido colabora con la causa", ha añadido.

Para él, su estancia de cuatro meses en Alemania ha dejado fortalecido al independentismo. "Me llevo cuatro meses que han marcado mi vida y que nos habrán hecho a todos más fuertes y más resilientes", ha afirmado un Puigdemont que ha dicho ser ya capaz de pisar suelo catalán de Francia. "Hoy mismo podría pisar suelo catalán, lo que pasa que sería en la parte del Estado francés", ha asegurado.

El expresident habló acompañado de sus abogados en una cita con los medios de comunicación dedicada a analizar su situación personal y la situación política en Cataluña. En este sentido, ha expresado que el independentismo tiene la "mano tendida" al diálogo. "El cambio en el Gobierno español ha supuesto un cambio de estilo y de lenguaje. La entrevista entre los presidente Sánchez y Torra ha servido para exponer los puntos de vista para cada uno de los dos Gobiernos", ha señalado Puigdemont, aludiendo a la cita que el presidente del Gobierno español Pedro Sánchez y el presidente de la Generalitat Quim Torra mantuvieron el pasado 9 de julio en La Moncloa.

"Pero ahora tiene que venir el tiempo, no de los gestos, sino de los hechos. Nosotros hemos demostrado siempre para tener disposición al diálogo, pero hay que abordar lo esencial de ese diálogo: las relaciones entre España y Cataluña", ha abundado Puigdemont.

El expresident, que citó a los medios de comunicación en la mayor sala de conferencias de Berlín de la Bundespressekonferez, la asociación de periodistas que informan sobre Alemania, también se refirió a su situación particular después de que el Parlamento de Cataluña le retirara el martes el sueldo a él y a los otros parlamentarios suspendidos por rebelión.

VIVIRA CON LA "AYUDA DE MUCHA GENTE" DE CATALUÑA

"Es paradójico que un juez diga que yo tengo que ser suspendido como diputado y sea el mismo juez el que no quiere perseguirme porque ha retirado la euroórden. El que dice que yo puedo votar a través de un diputado sustituto luego decide que no cobremos para que podamos hacer de diputados", ha afirmado Puigdemont, aludiendo a las decisiones judiciales que le atañen por su vinculación al procès.

Preguntado cómo vivirá sin sueldo como parlamentario, el expresident no se ha mostrado inquieto. "Tengo la ayuda de mucha gente en Cataluña, que incluso desde antes del 1-O está solidarizándose. Si hemos llegado aquí no es por nuestros salarios sino por la solidaridad desde Cataluña", ha planteado Puigdemont, que fue coreado como "`president, president!" por un grupo de unas 25 militantes independentistas a su salida del Bundespressekonferez tras su comparecencia ante la prensa.