Prisión para los 3 yihadistas detenidos en Cataluña

Dos detenidos en Ceuta con muy alta determinación para actividades yihadistas
Dos detenidos en Ceuta con muy alta determinación para actividades yihadistas

El juez Eloy Velasco ha decretado hoy prisión incondicional para los tres yihadistas detenidos el sábado en Cataluña y que actuaban como "corresponsales" del Estado Islámico (EI) en España para la captación y envío a Siria de personas, sobre todo mujeres, para su incorporación al Dáesh. Los detenidos, dos hombres naturales de Marruecos y una mujer nacida en Granollers de padres marroquíes, mantenían relación a través de internet con gente en Siria, por lo que el juez considera que actuaban como intermediarios del EI en España para la captación y envío de yihadistas, fundamentalmente mujeres, han informado fuentes jurídicas.

Los tres, que fueron detenidos en una operación de la Guardia Civil, se encargaban por tanto de laborales de captación y adoctrinamiento de mujeres a través de las redes sociales para integrarse en Dáesh, además de enaltecer y difundir contenidos de carácter yihadista como vídeos, banderas del Estado Islámico o comentarios favorables a la incorporación en las filas del Estado Islámico.

Los dos hombres, de 32 y 42 años, residían en un mismo domicilio de Barcelona, donde se dedicaban a difundir, a través de diferentes plataformas virtuales y redes sociales, el ideario extremista del Dáesh y a captar adeptos para enviarlos a zonas de conflicto. Además, los dos trabajaban como cocineros en Barcelona y uno de ellos en un bar judío.

La mujer, de 24 años, formaba parte a su vez de grupos de redes sociales abiertos a través de los que iniciaba la captación de mujeres y, cuando apreciaba una mayor predisposición de alguna candidata, se pasaba a un foro más cerrado donde las iba radicalizando y ella también se radicalizaba más, según las fuentes.

En diciembre de 2014, esta mujer intento viajar a Siria a través de Turquía y en el momento de su detención su intención era irse a Afganistán con un hombre árabe con el que iba a casarse en Italia. Su anterior pareja, según las fuentes, ya se había integrado al Estado Islámico.

Por todos estos hechos el juez les imputa a los tres un delito de colaboración con organización terrorista cometido a través de la redes sociales, enaltecimiento del terrorismo, y captación y adoctrinamiento a mujeres para que se integren en Dáesh.

Tras ser conducidos a las cinco de la madrugada a la Audiencia Nacional, los tres han comparecido esta mañana ante el juez Eloy Velasco, que les ha tomado declaración durante una hora a cada uno.

Esta ha sido la segunda operación contra el yihadismo en España tras los atentados del pasado 13 de noviembre en París en los que murieron 130 personas y más de 300 resultaron heridas.

Hoy ha tenido lugar la tercera, también a manos de la Guardia Civil, que ha detenido a un hombre de nacionalidad marroquí de 32 años en Pamplona que tenía intención de viajar a Siria para incorporarse a las filas del Dáesh.

Este último detenido también realizaba labores de proselitismo en el establecimiento de hostelería que regentaba, una tetería, en la capital navarra.