Prisión provisional sin fianza para Correa, Crespo y 'El Bigotes' por amaños en Fitur

El Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV) ha acordado hoy el ingreso en prisión de los considerados cabecillas de la trama Gürtel: Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, al entender que hay riesgo de fuga, y ha fijado medidas cautelares para otros tres empleados.

Tras la celebración de seis "vistillas", una por cada condenado citados hoy, el Tribunal Superior de Justicia valenciano ha rechazado los argumentos de las defensas y ha dictado el inmediato ingreso en prisión de los tres máximos responsables de la trama corrupta condenados, en la primera sentencia del caso Gürtel, por asociación ilícita, tráfico de influencias, malversación y cohecho en la pieza por los contratos para el expositor valenciano en la feria Fitur.

El traslado al centro penitenciario se ha efectuado en un furgón de la Guardia Civil, que ha partido del Palacio de Justicia a las 14.50 y ha llegado a la prisión de Picassent a las 15.15 horas.

Es previsible que en los próximos días los tres sean trasladados de nuevo algún otro centro penitenciario de la Comunidad de Madrid, dado que deben seguir asistiendo al juicio por otra de las piezas de Gürtel que se celebra en la Audiencia Nacional.

De hecho, en el caso de Pablo Crespo, su abogado ha anunciado que será trasladado a Soto del Real.

La exadministradora de empresas del grupo Correa Isabel Jordán, condenada a 6 años de cárcel, deberá comparecer dos veces al mes en el juzgado, se le ha retirado el pasaporte y tiene la prohibición de salir del territorio nacional.

Cándido Herrero, exgerente de la empresa de la trama Gürtel Orange Market, condenado a 4 años y 4 meses de cárcel, y Mónica Magariños, exempleada de Orange Market, condenada a tres años de prisión, deberán comparecer una vez al mes, se les ha retirado el pasaporte y tienen la prohibición de salir del territorio nacional.

La sala deberá decidir mañana respecto a los cinco condenados restantes: se trata de la exconsellera de Turismo y expresidenta de Les Corts Valencianes, Milagrosa Martínez, condenada a 9 años, su exjefe de gabinete, Rafael Betoret (6), y los ex altos cargos Isaac Vidal (7), Jorge Guarro (4) y Ana Grau (3).

La Fiscalía Anticorrupción tiene intención, al igual que ha hecho hoy, de pedir el inmediato ingreso en prisión para todos aquellos que han sido condenados a penas superiores a los 5 años, si bien será decisión de la sala acceder a esta petición o imponer algunas otras medidas cautelares.

A diferencia de los citados hoy, ninguno de los condenados que deben comparecer mañana tienen causas pendientes.

Al acordar el ingreso en prisión de Correa, Crespo y Pérez, el tribunal ha estimado la petición de la Fiscalía Anticorrupción, a la que se había sumado también la acusación particular, que ejerce el PSPV, sin esperar a que la sentencia por asociación ilícita, tráfico de influencias, malversación, cohecho y falsedad, sea confirmada por el Supremo, Tribunal ante el que puede ser recurrida.

La Sala entiende que existe riesgo de que Correa (condenado a 13 años de cárcel), su número dos, Pablo Crespo (condenado a 13 años y 3 meses de cárcel), y el responsable de la organización en la Comunitat Valenciana, Álvaro Pérez (condenado a 12 años y 3 meses de prisión) se fuguen y se sustraigan a la acción de la Justicia si se les permite esperar en libertad el pronunciamiento del Supremo.

De conformidad con el criterio de las acusaciones, los tres magistrados han tenido en consideración la gravedad de la pena impuesta y los otros procedimientos penales en los que están incursos los tres condenados, entre ellos el relativo a otra pieza separada del caso Gürtel que se está enjuiciando en la Audiencia Nacional.

Tras conocer que la sala había acordado el inmediato ingreso en prisión de estos tres condenados, sus abogados han lamentado lo "excesivo" de la decisión, y han anunciado recursos de súplica ante este mismo tribunal y de amparo ante el Constitucional.

Para tratar de eludir la cárcel, las defensas de los considerados números dos y tres de la trama Gürtel, Pablo Crespo y Álvaro Pérez "El Bigotes", han alegado hoy que el Tribunal Superior de Justicia valenciano impuso al exconseller de Bienestar Social Rafael Blasco una fianza y le permitió seguir en libertad hasta que su condena fue firme. Sin embargo, la sala ha reconocido que "efectivamente esta sala no accedió a la petición del fiscal, que solicitó su ingreso en prisión, pero los casos no son idénticos, las penas aquí son superiores -13,3 y 12,3 años, respectivamente- y quedan más piezas por enjuiciarse".

Por otra parte, la defensa de Correa ha alegado un "cambio de estrategia" para "pasar a colaborar con la Administración de Justicia", que no ha resultado exitoso, pues la sala ha concluido que "desde luego, en la presente causa no ha demostrado afán de colaboración alguno, limitándose a negar la totalidad de los hechos que se le imputaban".