El Príncipe subraya la "espectacular reacción" ciudadana ante la tragedia

El Príncipe Felipe ha subrayado la "espectacular reacción espontánea" de la ciudadanía ante el accidente ferroviario de Santiago y ha agradecido la labor de los servicios de emergencias, actitudes que "alimentan la fortaleza de la sociedad".

"España puede estar orgullosa de Galicia y los gallegos muy orgullosos por esto", ha señalado, tras una visita a los heridos y a la zona del siniestro, el Príncipe, quien ha añadido que espera que este reconocimiento les ayude a "sobrellevar el dolor y la tristeza" por la tragedia.

Los Príncipes de Asturias han visitado hoy en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) a los heridos del accidente ferroviario ocurrido el pasado miércoles en Compostela.

Los Príncipes han llegado al centro poco antes de las seis acompañados por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y las ministras de Sanidad y Fomento, Ana Mato y Ana Pastor, respectivamente; además del delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez.

A su llegada, don Felipe y doña Letizia han sido recibidos, entre otras autoridades, por la presidencia del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo; la secretaria general de Sanidad del Ministerio de Sanidad, Pilar Farjas; y la consejera del ramo en Galicia, Rocío Mosquera, además de diferentes responsables del centro.

Al aproximarse a la entrada del hospital, a la que se han aproximado decenas de ciudadanos para observar la llegada de los Príncipes, una mujer le ha pedido de viva voz a doña Letizia que no se "olvide" de los enfermos.

En el centro, los Príncipes han estado durante aproximadamente una hora con heridos en el accidente que están ingresados en planta, en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y en la UCI pediátrica.

En el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago permanecían hoy aproximadamente unos cuarenta ciudadanos afectados por el accidente.

Tras la visita al hospital, los Príncipes han querido conocer la evolución de los trabajos de recuperación de la zona donde tuvo lugar el siniestro ferroviario, Angrois, en las proximidades de la parte este de la ciudad de Compostela.

Allí han llegado diez minutos después de las siete de la tarde, y en estos momentos saludan a los vecinos, que se han puesto a un lado de la calle, en el Camiño Real. Los Príncipes se han detenido a hablar con un grupo de ellos durante más de cinco minutos.

La visita de don Felipe y doña Letizia se produce un día después de la que realizaron los Reyes y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.