Policías españoles viajarán a Colombia para identificar a etarras

63farc_2010106V0.wmv

El Gobierno ha pedido este miércoles al Ejecutivo de Venezuela una colaboración más intensa en relación con las investigaciones sobre ETA y le ha solicitado actuaciones concretas en relación con el ex etarra Arturo Cubillas, quien ocupa un alto cargo en el Ministerio de Agricultura venezolano.

Esta petición, según ha informado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha sido realizada por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, durante la conversación que hoy ha mantenido con el embajador de Venezuela en España, Isaías Rodríguez.

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa junto al vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, Fernández de la Vega ha explicado que en esa conversación Moratinos ha pedido una "actuación inmediata y concreta". La vicepresidenta ha confiado en que esa solicitud sea atendida por las autoridades venezolanas.

IDENTIFICACIÓN DE ETARRAS EN COLOMBIA

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha ordenado a la Policía que viaje a Colombia para que interrogue a nueve ex miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC), con el objetivo de que identifiquen a etarras mediante fotos actualizadas. Así lo han informado fuentes jurídicas, que han dicho que Velasco ha pedido además a su compañero Ismael Moreno las declaraciones que los supuestos miembros del "comando Imanol" Xabier Atristain y Juan Carlos Besance prestaron ante la Guardia Civil y en las que afirmaron que fueron entrenados en Venezuela por el etarra Arturo Cubillas, que desde 2005 trabaja para el Gobierno de Hugo Chávez.

Los nueve ex miembros de las FARC a los que Velasco quiere que la Policía interrogue se han arrepentido y se han acogido a un plan de reinserción para abandonar la guerrilla, han señalado las mismas fuentes, que han añadido que seis de ellos ya han prestado declaración ante las Fuerzas de Seguridad españolas.

TESTIMONIOS DE ATRISTAIN Y BESANCE

Asimismo, el magistrado quiere una copia de los testimonios de Atristain y Besance, a los que Moreno envió a prisión el pasado lunes por integración en ETA y tenencia de armas y explosivos, para comprobar si han aportado nuevos indicios sobre los posibles vínculos entre ETA y las FARC.

En un auto dictado el pasado 1 de marzo, Velasco procesó a Cubillas y a otros cinco presuntos etarras: José Ignacio Etxarte Urbieta, Ignacio Domínguez Atxalandabaso, José María Zaldúa, José Ángel Urtiaga Martínez y José Miguel Arrugaeta San Emeterio.

Mientras tanto, en el auto dictado por Ismael Moreno, además de a Cubillas, se cita a otro miembro de ETA, José Lorenzo Ayestarán, "Fanecas", que según las declaraciones de Atristain y Besance también les impartió el cursillo de formación y que posteriormente volvió a Europa y fue detenido el pasado 28 de febrero en Cahan (Francia).

La intención del juez Velasco es también corroborar si existen más datos sobre la causa que él investiga en relación al atentado cometido contra el cuartel de la Guardia Civil en Santa Pola (Alicante) en el verano de 2002, en el que murieron el jubilado Cecilio Gallego, de 57 años, y la niña Silvia Martínez, de 6, hija de un agente, y con el que Moreno relacionó a Besance.

El magistrado ha pedido también la información contenida en el ordenador del ex jefe militar de las FARC, alias "Mono Jojoy", que murió el pasado 23 de septiembre en un bombardeo en el que también fallecieron otros nueve rebeldes, según la guerrilla colombiana.

Velasco procesó el pasado mes de marzo a seis presuntos miembros de ETA y otros siete de las FARC por pedir ayuda a la banda terrorista para atentar contra altos cargos colombianos en España, entre ellos los ex presidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana y, acusó al Gobierno venezolano de "cooperar" en la alianza entre estas organizaciones.

PETICIÓN DE LA AVT

En el marco de estas diligencias, el juez ha accedido a la petición de la Asociación de víctimas del Terrorismo (AVT) y la Plataforma Democrática de Venezolanos en Madrid -que ejercen la acusación popular- para tomar declaración el próximo 15 de noviembre a dos fiscales venezolanos que, a su juicio, podrían aportar nuevos datos sobre la relación de ETA y las FARC.

Además, las mismas fuentes han señalado que otro ex fiscal de Venezuela residente en Estados Unidos ha remitido una carta a Velasco en la que le muestra su intención de aportar más información sobre la alizanza de las guerrillas y la banda terrorista, de lo que ha dado traslado a la fiscal Teresa Sandoval para que le informe sobre la pertinencia de interrogarlo o no.