La Policía no desalojará la Puerta del Sol mientras no haya incidentes

El Cuerpo Nacional de Policía ha recibido la consigna de no desalojar la acampada de la Puerta del Sol mientras no se produzcan incidentes, informaron a Europa Press en fuentes policiales.

Esta misma tarde, pasadas las ocho de la tarde, uno de los portavoces de la protesta comunicó por megafonía a las personas concentradas, que la Policía le había comunicado que no iba a intervenir para desalojarlos. Su anuncio fue respondido por los concentrados con gritos de "No nos vamos".

Pese a la decisión que ayer adoptó la Junta Electoral Central de prohibir la concentración a partir de las doce horas de esta noche, cuando comienza la jornada de reflexión de las elecciones municipales y autonómicas, el Gobierno se ampara para no dar la orden de intervenir a la Policía en su interpretación de diversa legislación y jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, según el cual no se puede disolver una manifestación pacífica, aunque no esté autorizada.

El Gobierno también permite la concentración en Valencia si no hay mensaje político

Por otro lado, la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha permitido que los "indignados" se concentren en tanto la jornada de reflexión, como el domingo, día de las elecciones, en la plaza del Ayuntamiento de Valencia si en la concentración no hay mensaje político, han informado fuentes gubernamentales.

El subdelegado del Gobierno en la Comunitat, Luis Felipe Martínez, ha firmado el documento en el que se permite que el grupo que lleva desde el martes concentrado frente al Ayuntamiento de Valencia pueda permanecer allí, con las condiciones impuestas, durante el fin de semana de las elecciones autonómicas y municipales.

Estas condiciones establecen que los asistentes no podrán realizar durante todo el fin de semana ningún acto "de propaganda o campaña electoral" ni "actividades conducentes a la petición de emisión de voto a favor de las candidaturas" que concurren en estos comicios.

Rubalcaba "lo que tienen que hacer"

Entre tanto, ell vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho que las Fuerzas de Seguridad del Estado saben "lo que tienen que hacer" para hacer cumplir las leyes en relación con el Movimiento 15-M y ha añadido que "lo sensato" es esperar a que se produzcan "los acontecimientos".

"La Policía sabe perfectamente lo que tiene que hacer", ha subrayado Rubalcaba al ser preguntado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros sobre la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de prohibir las concentraciones de los "indignados" para mañana, jornada de reflexión, y el domingo, día de elecciones.

Rubalcaba ha dejado claro que la Policía y la Guardia Civil actuarán "hoy, mañana y pasado" bajo los principios de "congruencia, oportunidad y proporcionalidad" y ha añadido que donde "hay un problema, no crean otro, ni dos, ni tres"."Lo sensato es esperar a que se produzcan los acontecimientos", ha afirmado el ministro del Interior, que no ha querido hablar de "supuestos" al ser interpelado sobre las medidas que pueda adoptar el Gobierno en caso de que se decida desalojar a los concentrados.

MANDATO CONSTITUCIONAL DE HACER CUMPLIR LAS LEYES

Ha recordado que las Fuerzas de Seguridad tienen el mandato constitucional de hacer cumplir las leyes y garantizar los derechos y libertades de todos los ciudadanos, mandato que han cumplido durante esta semana de protestas y también desde el inicio de la Democracia. "No hay Democracia si no se cumplen esas leyes, si no se respetan", ha alertado Rubalcaba que ha asegurado que el Gobierno no tiene previsto reunirse con los portavoces del Movimiento 15-M.

En este sentido, fuentes del Ejecutivo han afirmado que a la hora de tomar una decisión sobre los acampados no se tendrá en cuenta únicamente la resolución de la Junta Electoral Central, sino el conjunto de leyes sobre el derecho de reunión, la normativa electoral y la Ley de Seguridad Ciudadana. El vicepresidente ha informado de que se ha reunido esta mañana con los máximos responsables del Ministerio del Interior y de las Fuerzas de Seguridad del Estado y que él mismo ha hablado con los consejeros de Interior del País Vasco y Cataluña, comunidades con competencias en seguridad ciudadana y donde también hay protestas ciudadanas.

LA JUNTA ELECTORAL CENTRAL DECLARA ILEGALES LAS MANIFESTACIONES

La Junta Electoral Central ha declarado ilegales las manifestaciones que pueda convocar el denominado "Movimiento del 15-M" tanto en la jornada de reflexión, el sábado 21, como el domingo 22, día de las elecciones autonómicas y municipales.

Después de seis horas y media, los trece integrantes de la Junta han alcanzado un acuerdo que responde a la pretensión de miles de personas en diferentes puntos del país de mantener concentraciones en las plazas al menos hasta el domingo 22.

Según la Junta, son "contrarias a la legislación electoral" aquellas "concentraciones y reuniones" que se celebren entre las 00.00 horas del día 21 de mayo (jornada de reflexión) y durante el día de las votaciones. Entre los argumentos con los que la Junta justifica su decisión está que no es legal "la invitación a excluir a cualquiera de esas candidaturas en el ejercicio del derecho de voto"

Además, en el día de las elecciones "prohíbe formar grupos susceptibles de entorpecer, de cualquier manera que sea, el acceso a los locales electorales, así como la presencia en sus proximidades de quienes puedan dificultar o coaccionar el ejercicio del derecho al voto". La Junta Electoral traslada esa decisión a todas las Juntas Electorales Provinciales, algunas de las cuales habían dictado resoluciones diferentes en la jornada del miércoles.

EL SUPREMO SE REÚNE PARA ESTUDIAR EL RECURSO DE IU CONTRA LA DECISIÓN DE LA JUNTA

La sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo se ha reunido este mediodía para estudiar el recurso presentado por IU contra la decisión de la Junta Electoral Central de prohibir las concentraciones en la jornada de reflexión y en el día de las elecciones. El recurso ha sido registrado en el alto tribunal pasadas las dos de la tarde de hoy, según han informado fuentes del Supremo.

Izquierda Unida (IU) argumenta en el recurso contencioso-administrativo que ha presentado ante el Tribunal Supremo que las concentraciones convocadas por el movimiento 15M durante la jornada de reflexión son "actos ajenos a la campaña electoral", por lo que se encuentran amparadas por los derechos de reunión y libertad de expresión.

Así consta en el escrito registrado por la coalición ante el Alto Tribunal en el que, debido a la "gravedad de la vulneración de derechos fundamentales", se solicita como "medida cautelar" la suspensión de la resolución de la Junta Electoral Central por la que se declaraban las concentraciones "contrarias a la legislación electoral" y en consecuencia no podían "celebrarse".

"Ninguna de las concentraciones o manifestaciones llevadas a cabo en estos últimos días en diferentes ciudades ha sido convocada por partido político, coalición o agrupación electoral que concurra a las presentes elecciones locales y autonómicas, lo que debe determinar que las mismas constituyen actos ajenos a la campaña electoral", señala el escrito.

ZAPATERO GARANTIZA QUE INTERIOR ACTUARÁ "CORRECTAMENTE Y CON INTELIGENCIA"

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha explicado hoy que el Ministerio de Justicia está estudiando la resolución de la Junta Electoral Central que prohíbe movilizaciones este fin de semana y ha garantizado que el Ministerio del Interior "actuará bien, correctamente, con inteligencia".Entrevistado en la cadena Ser, Zapatero no ha querido adelantar acontecimientos ni desvelar si las fuerzas de seguridad disolverán las concentraciones del denominado movimiento 15-M, ha mostrado su "gran respeto" y su sensibilidad ante las protestas, y ha subrayado la importancia del voto en democracia. "El Ministerio del Interior y el Gobierno actuarán bien, de manera inteligente; eso es lo que queremos, que se garanticen todos los derechos y se respete una jornada de reflexión, pero no adelantemos acontecimientos", ha apuntado.

Zapatero ha insistido en que Justicia está estudiando "el alcance" de la resolución de la Junta y ha instado a esperar hasta mañana. Como presidente del Ejecutivo, ha reconocido que debe sentirse como "el principal interpelado" por los concentrados y ha subrayado que su obligación es "escuchar, ser sensible" e intentar dar respuestas para recuperar cuanto antes la economía y el empleo. No obstante, ha recordado que, además de con manifestaciones, "las cosas cambian con el voto y con la participación política".

RAJOY DICE QUE DEBE CUMPLIRSE LA LEY

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado este viernes que "la ley debe cumplirse" y que también debe "llevarse a cabo" lo que ha decidido la Junta Electoral Central. Dicho esto, ha deseado "mucho acierto" al vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la gestión de este asunto, ya que, según ha señalado, "lo único que no puede hacer es mirar para otro lado".

"Si la Junta Electoral dice que no puede haber manifestaciones, no puede haber manifestaciones", ha declarado en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, al ser preguntado por la decisión de la Junta Electoral Central, que anoche determinó que las manifestaciones del Movimiento 15 de mayo no se podrán celebrar ni durante la jornada de reflexión ni el día de las votaciones.

Rajoy ha admitido desconocer si la resolución de la Junta Electoral incluye también las concentraciones y ha agregado que eso lo tendrán que ver los responsables políticos del Ministerio del Interior con el asesoramiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. "Pero lo que es evidente es que nadie puede decir que no se cumpla la ley ni una resolución de la JEC porque entonces estaríamos en una situación para preocuparnos", ha recalcado.