La Policía Nacional y la Guardia Civil detienen a la principal banda de traficantes de heroína de Barcelona

Droga
Droga |Telemadrid

La Guardia Civil y la Policía Nacional han interceptado un contenedor con destino al puerto de Barcelona que transportaba 64 kilos de heroína procedente de Afganistán y destinada a la distribución en toda Europa.

La operación, denominada 'Alfombras persas-Caro', ha permitido la desarticulación de la mayor organización criminal dedicada al tráfico internacional de heroína procedente de Afganistán, que estaba integrada por seis personas de nacionalidad paquistaní y dos de nacionalidad española.

Las investigaciones se iniciaron hace siete meses y permitieron detectar a una organización que mantenía contactos con otras organizaciones radicadas en Pakistán y en otros países europeos y que trasladaban grandes partidas de heroína hasta España simulando envíos postales de documentación y operaciones comerciales a través de las que camuflaban la droga.

Inicialmente, la policía intervino dos envíos postales procedentes de Afganistán que ocultaban más de tres kilos de droga cada uno y que llevaron a la detención de tres personas.

Posteriormente, los investigadores detectaron que la organización estaba preparando un gran envío de heroína por barco hacia el puerto de Barcelona, lo que culminó el pasado mes de diciembre con la llegada del contenedor, que fue interceptado en Sant Adrià de Besòs.

En los travesaños de la base del contenedor había un doble fondo donde se ocultaban 57 kilos de heroína que, en el mercado, habrían permitido la preparación de un millón y medio de dosis.

El capitán de la Guardia Civil Angel Pardo ha explicado que por la cantidad de heroína la droga "tenía como destino su distribución no sólo en España sino en toda Europa".

Por su parte, el inspector de la Policía Nacional Rodrigo Mendoza ha destacado que la operación es de gran importancia por "la capacidad de la organización de introducir un contenedor, esa logística, cómo crean empresas, cómo ocultan la sustancia estupefaciente".

En total, hay ocho detenidos cinco de nacionalidad pakistaní y tres de nacionalidad española, residentes en Rubí, Martorell, L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona, Badalona, Sant Adrià de Besòs y Santa Coloma de Gramanet y de edades comprendidas entre los 27 y los 62 años.

Seis de los detenidos han ingresado en prisión provisional por orden judicial, uno está en libertad bajo fianza y otro está en libertad pero imputado.