Podemos propone subir el gasto en 24.555 millones en 2018 y un déficit del 3 %

Unidos Podemos ha planteado hoy aumentar el gasto en 24.555 millones en 2018 y adoptar medidas fiscales y sociales que ayudarían a obtener un incremento de ingresos de unos 14.805 millones, lo que situaría el objetivo del déficit público en el 3 % este año. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su equipo económico encabezado por Nacho Álvarez han presentado hoy la propuesta alternativa a los Presupuestos Generales de 2018, que aún no han sido aprobados pero que la formación morada pretenderá enmendar totalmente.

Bajo el epígrafe "Cuentas para un nuevo país", el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea propone una batería de medidas urgentes para que la economía crezca hasta el 3,5 % este año y para que la recaudación se incremente en 11.475 millones de euros, que provendrían directamente de impuestos (4.745 millones) y de la Seguridad Social (6.730 millones). A los 11.475 millones se sumarían unos ingresos adicionales de 3.300 millones de euros indirectos vinculados a la expansión de la economía consecuencia de este aumento del gasto.

Unidos Podemos aboga por un impuesto verde que recaude 1.650 millones, otro de solidaridad sobre las grandes fortunas (1.000 millones), la modificación del Impuesto de Sociedades para eliminar las desgravaciones de los grandes grupos (700 millones), un incremento en el IRPF (600 millones) y un gravamen a las transacciones financieras (550 millones).

Además, plantea la eliminación de las deducciones de planes de pensiones privados, que supondría 170 millones más de ingresos, y un plan de lucha contra el fraude que valoran en 350 millones.

La formación morada también propone reducir el IVA de suministros al 10 % y el IVA de la cultura y de otros productos de primera necesidad al 4 %. Ambas medidas supondrían dejar de recaudar cerca de 1.625 millones de euros.

Por otra parte, en su propuesta incluyen el destope de las cotizaciones de la Seguridad Social, que aportaría 7.250 millones y la eliminación de las bonificaciones (1.700 millones).

Podemos considera que una vez alcanzado el objetivo de déficit del 3 % en 2017 (la previsión del Gobierno está en el 3,1 % del PIB) "no se justifica el objetivo de seguir reduciéndolo hasta el 2,2 % tras los fuertes recortes registrados en los servicios públicos". "La delimitación de las necesidades sociales y económicas deben ser cubiertas", señala el plan presupuestario del Unidos Podemos, que afirma que el verdadero problema fiscal es la insuficiencia de ingresos públicos.

El aumento del gasto de 24.555 millones que plantea el grupo parlamentario se repartiría en 13.850 millones (Estado), 5.700 millones (Seguridad Social), 4.050 millones (Comunidades Autónomas) y 955 millones (Ayuntamientos).

Al respecto, las diferentes administraciones tendrían mayor margen en el objetivo de déficit y mientras que el de las CCAA aumentaría en 0,3 puntos, el del Estado lo haría en 0,65 puntos y el de los ayuntamientos, en 0,05 puntos.

Asimismo, inciden en la necesidad de reformar la Ley de Estabilidad Presupuestaria para modificar los criterios de aplicación de la regla de gasto y permitir a los ayuntamientos invertir el superávit generado. Unidos Podemos confía en el efecto "expansivo" que generará el aumento del gasto público sobre el crecimiento de la economía y la actividad, que permitiría un crecimiento del 3,5 % del PIB en 2018 frente al 2,3 % previsto por el Gobierno, lo que también haría aumentar el empleo en el 3,2