Podemos e IU pactan 50 medidas entre las que incluyen el derecho a decidir

Podemos e IU han consensuado un documento con 50 medidas concretas que se comprometen a aplicar en el caso de conseguir formar gobierno tras las elecciones del 26 de junio, que son compatibles con los programas electorales con los que ambas formaciones concurrieron en las elecciones de diciembre y que mantienen para los nuevos comicios.

En este documento, titulado 'Cambiar España: 50 pasos para gobernar juntos', se recogen algunas de las principales demandas que comparten ambas formaciones como la necesidad de paralizar los desahucios, crear una banca pública o poner en marcha un programa de "renta garantizada", y también la firme apuesta de Podemos y sus socios en Cataluña de En Comú Podem de celebrar un referéndum en Cataluña.

No figura mención alguna a la consulta sobre Monarquía o República que IU ha convertido en una de sus principales señas de identidad, aunque ello no significa que renuncien a ello, ya que en el propio documento los firmantes del acuerdo aseguran que mantienen sus respectivos programas electorales.

MAPA PARA EL CORTO Y MEDIO PLAZO

"No obstante, hemos elaborado un documento programático común destinado a comunicar a la sociedad española los principales espacios de intersección de los distintos programas electorales y, sobre todo, las principales líneas de actuación del gobierno de progreso y cambio que aspiramos a liderar tras el 26J. Se trata de una ruta en cincuenta pasos con los que responderemos a los grandes problemas de nuestra sociedad en el corto y en el mediano plazo", explican.

El documento, que representa la base "programática" de la alianza electoral entre IU y Podemos, se divide en cinco ejes temáticos: 'Democracia económica'; 'Democracia social'; 'Democracia política'; 'Democracia ambiental'; y por último, 'Democracia europea e internacional'.

CONSULTA A LAS BASES

Podemos ha abierto a las once de la mañana la consulta a sus bases sobre el acuerdo alcanzado con IU para ir juntos a los comicios del 26 de junio, que el partido de Pablo Iglesias describe como "segunda vuelta de las elecciones", y también pregunta sobre otras fuerzas con las que ya concurrió el 20D.

Según han informado fuentes de Podemos, en la votación, habilitada en el portal participa.podemos.info, podrán participar todos los inscritos con fecha anterior al 17 de abril. La pregunta que se somete a la opinión de los inscritos es: "¿Estás de acuerdo con que Podemos concurra a esta segunda vuelta de las elecciones que se celebrará el 26J en alianza electoral con

Izquierda Unida, Equo y otras fuerzas que apuestan por un cambio real en este momento histórico y que repita en los mismos términos que el pasado 20D las confluencias En Comú Podem en Cataluña, En Marea en Galicia y Compromís-Podemos-#ÉsElMoment en Valencia?".

CELEBRAN EL ACUERDO

Los líderes de Podemos y de Izquierda Unida, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, han celebrado este lunes, en una comparecencia ante los medios y un centenar de simpatizantes, el acuerdo "histórico" al que han llegado sus organizaciones para concurrir juntas el 26 de junio, y que tiene como objetivo "derrotar al PP" y "ganar el país" para la "mayoría social".

No obstante, no han querido desvelar ni el nombre de la coalición que conformarán ni el puesto que ocupará el que en diciembre fuera candidato de IU a La Moncloa.

"Hoy estamos mucho más cerca de ganar las elecciones al PP", ha sentenciado Iglesias en su comparecencia junto a Garzón, que se ha producido en un abarrotada sala de teatro del barrio madrileño de Lavapiés, una hora después de haber hecho público el preacuerdo que han alcanzado, y a pesar de que ambas fuerzas aseguraban a media tarde que las negociaciones se encontraban "encalladas".

"Con este acuerdo no se trata de ganar a la otra fuerza política sino que juntos podamos ganar el país y un futuro para la mayoría social", ha asegurado por su parte Garzón, antes de que Iglesias tendiera la mano al PSOE. "Consideramos al PSOE nuestro aliado y será un honor volver a emplazarle a que en este país haya un gobierno de coalición progresista que saque al PP y a sus políticas", ha afirmado el líder de Podemos.

En esta línea, Iglesias ha asegurado que "hoy en La Moncloa y en el PP están muy preocupados" porque ha echado a andar un "espacio político que les va a hacer frente en serio para ganarles las elecciones". "Estamos sentando las bases de esa victoria que permitirá cambiar el rumbo a nuestro país, porque lo que nos merecemos es libertad, igualdad, fraternidad y justicia social. Eso es lo que estamos construyendo en el día de hoy", ha afirmado Garzón.

Ambos dirigentes, que no han ocultado su "felicidad" por el acuerdo, y que a cada frase eran jaleados al grito de 'Sí se puede' de los simpatizantes que asistían a su comparecencia, han asegurado que el nuevo "espacio político" acerca "una necesidad histórica" que no fue posible alcanzar en las pasadas elecciones del 20 de diciembre. "Esta segunda vuelta estoy convencido de que esa ilusión se va convertir en el motor del cambio político", ha asegurado Iglesias.

"Es un verdadero placer, ha sido una tarea por la que hemos luchado durante mucho tiempo, con mucho esfuerzo", ha asegurado Garzón, quien hace un año intentó sin éxito lograr un acuerdo con Podemos pero que, meses después y tras varios desencuentros, el partido morado rechazó argumentado que no era su intención hacer una "sopa de siglas" sino, en todo caso, incluir a personas "valiosas" como Garzón en sus "listas del cambio".

Tanto Iglesias como Garzón se han centrado en destacar el carácter "histórico" de su acuerdo, pero no han querido desvelar detalles como el nombre de la coalición o el puesto que ocupará el líder de IU, ya que son, a su juicio, cuestiones "menores" que corresponde hacer públicas a los secretarios de Organización y responsables de las negociaciones de las dos fuerzas, Pablo Echenique (Podemos) y Adolfo Barrena (IU).

PODEMOS OFRECE AL PSOE UNA ALIANZA PARA CONCURRIR JUNTOS AL SENADO

Por otra parte, Podemos ha ofrecido este martes al PSOE confeccionar listas conjuntas para el Senado en todas las provincias donde sea posible para lograr alcanzar en las próximas elecciones del 26 de junio una "mayoría progresista" en la Cámara Alta, e impedir que el PP vuelva a revalidar allí la mayoría absoluta que consiguió en los comicios del 20 de diciembre.

A diferencias del Congreso, en el Senado funcionan las listas abiertas, los candidatos se presentan personalmente con un sustituto, y los electores pueden votar nombres propios de más de un partido.

En una carta remitida al Comité Federal y los órganos ejecutivos del PSOE, firmada por el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, el partido liderado por Pablo Iglesias defiende que unir candidaturas es la única manera de acabar con la mayoría del PP en la Cámara Alta, que de mantenerse, "podría ralentizar sine die el proceso legislativo y obstaculizar las profundas reformas que necesita nuestro país, entre ellas la propia reforma del Senado".

"Esa fortaleza institucional del PP en el Senado no representa la voluntad mayoritaria del electorado, sino un sistema de elección que menoscaba la pluralidad política y tiene nefastas consecuencias sobre la representatividad y la operatividad de la Cámara Alta", denuncian en su misiva.