Piden apartar a dos acusados del juicio de 'herrikos' y que ocho se ausenten por enfermedad

La Fiscalía ha solicitado a la Audiencia Nacional que declare prescrito el delito de pertenencia a ETA que se imputa a Josu Iraeta y José Antonio Egido; mientras que las defensas han pedido además que ocho acusados puedan ausentarse del juicio de las herriko tabernas por estar enfermos o para asistir a familiares que se encuentran a su cargo.

El tribunal, presidido por el magistrado Angel Hurtado, se ha puesto de fecha el próximo lunes para decidir si acuerda la prescripción de los hechos atribuidos a Iraeta y Egido, que se enfrentaban a sendas penas de 10 años de cárcel. Las acusaciones populares han rechazado esta pretensión, recordando que ya fue desestimada en febrero de 2011 sin que hayan surgido nuevos elementos que justifiquen un cambio de decisión.

Los jueces también han acordado que los médicos forenses evalúen mañana a los cuatro acusados que han alegado sufrir una enfermedad grave, José Luis Franco, Vicente Enecotegi, Juan Carlos Rodríguez y Andrés Larrea, para tomar una decisión al respecto.

En el turno de cuestiones previas del juicio por la financiación de ETA a través de las 'herrikos', la abogada Jone Goirizelaia ha expuesto que las dolencias y los tratamientos a los que son sometidos sus clientes se verían agravados si asisten a todas las sesiones del juicio, que está previsto que se extienda a lo largo de cinco meses en la sede que la Audiencia Nacional tiene en San Fernando de Henares (Madrid).

AUSENCIA DE DOS ACUSADOS

Ha solicitado que estén dispensadas de acudir a las sesiones, salvo que por alguna razón sea necesario por su derecho a la defensa, las acusadas Miren Jasone Manterola y Esther Aguirre. La primera, con un hijo de corta edad y una madre incapacitada, debe hacerse cargo de su cuidado durante este tiempo; mientras que la segunda debe ocuparse de los tres hijos que mantiene con Joseba Permach, también acusado por estos hechos.

Tanto el fiscal Vicente González Mota como las acusaciones populares han pedido desestimar su petición porque la ley establece que la presencia del acusado es obligatoria, máxime en un proceso seguido por hechos que llevan aparejadas penas de gravedad.

Los magistrados Angel Hurtado, Clara Bayarri y Julio de Diego han avanzado que mañana darán a conocer su decisión con las dos mujeres, mientras han confiado en que el lunes ya esté presente otro de los acusados, Santiago Hernando, ausente por el fallecimiento ayer de un familiar. Hernando y Joseba Alvarez no han acudido a la primera sesión del juicio.

PRESCRIPCION DE LOS DELITOS

Por otra parte, el tribunal ha acordado continuar el juicio contra 36 miembros de Batasuna, entre los que se encuentra el ex portavoz Joseba Alvarez, y en función de cómo evolucione la enfermedad de éste

último decidirá sobre su situación. Su defensa había solicitado que fuera juzgado más adelante al haber sido sometido recientemente a una intervención quirúrgica, por la que guarda reposo.

El abogado defensor de trece acusados, Iñigo Iruin, ha solicitado así que se aplace su enjuiciamiento a un nuevo señalamiento, mientras que ha recordado que Alvarez ingresó en el hospital y fue sometido a una intervención quirúrgica el pasado 7 de octubre.

Permanecerá en reposo hasta el próximo 15 de noviembre, cuando pasará a consulta médica. Iruin también ha pedido al tribunal que declare extinguida la responsabilidad penal de Josu Iraeta, como ya ocurrió con el ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi y otros tres procesados sobre quienes se apreció la excepción de cosa juzgada.

Para Iruin, desde el momento en el que Iraeta se desvinculó al dejar de ser miembro de la Mesa Nacional de HB hasta que se abrió la investigación en 2002 han transcurrido diez años, por lo que el delito estaría prescrito. El abogado del acusado José Antonio Egido, Gonzalo Boyé, también ve "claros" los requisitos exigidos por la ley para declarar la prescripción de los hechos atribuidos a su cliente.

Por último, el tribunal ha considerado que no es necesario que acudan a todas las sesiones del juicio los representantes del más de un centenar de herriko tabernas, que están personadas como responsables civiles subsidiarias.

El juicio contra 36 miembros de Batasuna por delitos de pertenencia o colaboración con banda armada y 110 'herriko tabernas' declaradas responsables civiles subsidiarias ha comenzado este miércoles, más de 11 años después del comienzo de la investigación, iniciada tras la detención, en abril de 2002, de una decena de personas acusadas de desarrollar un plan de financiación ideado por ETA a través de los locales.