Permanecen activos cuatro incendios en Orense con 1.600 hectáreas quemadas

Cuatro incendios forestales permanecen activos en la provincia de Orense, donde esta jornada se han extinguido otros tantos fuegos y han quedado controlados dos más, según ha informado la Consejería de Medio Rural. Las llamas de los cuatro focos activos referidos por la Xunta afectan a unas 1.600 hectáreas de superficie.

Los medios de extinción no han logrado controlar, por el momento, los incendios de Laza, A Gudiña, Chandrexa de Queixa y Calvos de Randín. No obstante, sí lo han conseguido con los fuegos de Xunqueira de Ambía y Vilariño de Conso (en la parroquia de San Cristovo).

Además, han sofocado las llamas en los focos declarados en Viana do Bolo, Vilar de Barrio y Vilariño de Conso (en la parroquia de Chaguazoso).

EL DE LAZA, EL PEOR

De los incendios que se encuentran activos en la provincia orensana, el de Laza es el de mayor dimensión, al superar la superficie afectada, situada en la parroquia de Camba, las 1.000 hectáreas (10 kilómetros cuadrados).

En las labores de extinción del fuego iniciado el domingo 29 de agosto trabajan un técnico, 12 agentes forestales, 34 brigadas --integradas por entre cinco y siete efectivos--, siete motobombas y tres palas. Un total de 16 helicópteros y 14 aviones han actuado en la zona, hasta la que, además, se han desplazado tres aviones de otros puntos de la comunidad.

En concreto, fuentes de la Consejería de Medio Rural han informado a Europa Press de que medios aéreos y terrestres de las provincias de Lugo y A Coruña se trasladarán a Laza a lo largo de esta jornada para sumarse a las tareas de extinción. La Unidad Militar de Emergencia (UME) también mantiene en Laza un dispositivo de ayuda.

A GUDIÑA, CHANDREXA DE QUEIXA Y CALVOS DE RANDIN

Aparte, se encuentra activo el incendio declarado el martes por la noche, a las 22.26 horas, en el municipio de Calvos de Randín, que, según las primeras estimaciones provisionales, afecta a unas 250 hectáreas en la parroquia de Golpellás.

También se inició el martes, a las 21.35 horas, un fuego en A Gudiña, en la parroquia de Parada da Serra. Las llamas afectan a más de 20 hectáreas (0,2 kilómetros cuadrados). De igual modo, el incendio declarado el lunes en Chandrexa de Queixa, en la parroquia de Requeixo, supera las 300 hectáreas (3 kilómetros cuadrados), sin que se haya controlado por el momento.