Pedro Sánchez y Pablo Iglesias: toman el pulso a las Comunidades

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, mantiene hoy su primera reunión con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un contexto en el que los acuerdos para la constitución de los gobiernos autonómicos están aún en el aire, aunque ya han empezado las negociaciones en varios territorios. Este encuentro, que se produce tras las conversaciones telefónicas que ambos mantuvieron la pasada semana, es de carácter "informal" y no tendrá lugar ni en la sede de los socialistas y ni en la de Podemos, según han explicado las fuentes consultadas.

La decisión ya acordada por la dirección de Podemos en relación a posibles pactos es no facilitar gobiernos del PP ni formarlos con el PSOE, si bien plantearán una serie de exigencias sobre regeneración, transparencia y rescate ciudadano para facilitar la investidura de los socialistas en las comunidades autónomas.

El apoyo de Podemos, no obstante, puede ser clave para entregar el Gobierno al PSOE en Castilla-La Mancha, Aragón, Asturias, Extremadura, Comunidad Valenciana, Baleares, e incluso en Madrid si finalmente Ciudadanos no da su aval ni al PP ni al PSOE.

La Comunidad Valenciana y Baleares tienen un escenario aún más diverso, ya que entran en juego otras formaciones como Compromìs o Més con un papel muy relevante de cara a la formación de sus respectivos gobiernos.

En todas estas comunidades los representantes de Podemos han comenzado ya a negociar y a mantener encuentros con los socialistas, todos con unas exigencias comunes de "limpieza democrática", lucha contra la corrupción y búsqueda de soluciones para la situación de "emergencia social" que vive el país.

Son los tres ejes que, según ha repetido hoy el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, marcarán la posición del partido en las negociaciones, siguiendo el camino que ya abrió en Andalucía, donde el PSOE todavía no ha dado una respuesta a sus peticiones y la socialista Susana Díaz no ha logrado de momento los apoyos para ser investida presidenta.

En esos principios generales que plantea, Podemos recuerda también que no va a entrar en repartos de poder ni de sillones a cambio de apoyo.Según Mayoral, de lo que se trata es de hablar de los problemas del país y de cómo afrontarlos, y esa será la prioridad de su partido en todas las negociaciones que mantenga.

PRIMERA TOMA DE CONTACTO EN PERSONA

La de hoy es la primera toma de contacto entre Iglesias y Sánchez y tiene lugar tras las dos breves conversaciones telefónicas que mantuvieron la semana pasada para emplazarse al encuentro de este miércoles.

Y en ese tiempo, no se han visto pero sí se han lanzado mensajes el uno al otro. El pasado sábado, Sánchez ante el Comité Federal de su partido rechazaba que el PSOE tengan que dar un giro de 180 grados, como le ha exigido Iglesias, y, un día después, el líder de Podemos le advertía de que si no dan ese giro, con ellos no habrá acuerdo.

En cualquier caso, Podemos insiste en que la reunión de hoy no cambia el escenario de momento, porque no espera que salgan de ella acuerdos concretos, pero lo que sí representa es la entrada de Iglesias en la mesa de negociaciones en la que ya están trabajando los líderes nacionales de todos los partidos.

De hecho, el secretario general de Podemos es el único líder de los partidos claves para formar gobiernos a quien no ha llamado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ya se ha visto con Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

En Podemos también tienen una explicación para eso. "Parece que el presidente ya ha elegido quién es la fuerza de oposición en este país, y somos nosotros, por eso no nos llama", ha dicho Mayoral.Y añade más: "No solo somos la fuerza de la oposición hoy, pretendemos ser el Gobierno de mañana".