Un juez de Palma prohíbe a Ruiz-Mateos salir de España

Un juez de Palma prohíbe a Ruiz-Mateos salir de España
Un juez de Palma prohíbe a Ruiz-Mateos salir de España |Telemadrid

El juez de instrucción número 9 de Palma ha acordado hoy prohibir la salida de España del empresario José María Ruiz-Mateos en una de las causas por las que ha comparecido esta mañana sobre una supuesta estafa en la venta de un hotel. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, el juez también ha impuesto al empresario la obligación de comparecer periódicamente ante el juzgado.

Ambas medidas habían sido solicitadas por el fiscal tras la comparecencia esta mañana de Ruiz Mateos en este juzgado, en el que se negó a declarar acogiéndose a su derecho constitucional a no hacerlo. Este mismo juez acordó la mismas medidas cautelares para sus seis hijos varones tras declarar el pasado 12 de enero.

SU DERECHO A NO DECLARAR

El empresario José María Ruiz-Mateos se ha acogido a su derecho a no declarar ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma por una presunta estafa de 13,9 millones de euros a Inversiones Grupo Miralles (IGM) en la compraventa de un hotel y, a su salida, ha acusado al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, de "manejar a los jueces como quiere".

Tras su comparecencia ante el Juzgado en calidad de imputado, Ruiz-Mateos ha hecho el símbolo de la victoria con las manos y ha afirmado que su imputación en este caso es una "pena", al tiempo que ha dicho que es un "cachondeo integral". "Son unos malvados y se trata de una victoria triunfante y victoriosa y, si me crucifican, más, maricones", ha espetado el fundador de Nueva Rumasa.

Posteriormente, a las 10.50 horas, Ruiz-Mateos se ha dirigido al Juzgado de Instrucción número 9 de Palma para ser interrogado, también en calidad de imputado, por otra supuesta estafa de 7,3 millones de euros a Inversiones Insulares Radó en las operaciones de compraventa de dos hoteles.

El juez de Instrucción número 9, Enrique Morell, decretó este mes la prohibición de salir del territorio nacional y la obligación de comparecer cada quince días en dependencias judiciales a los seis hijos varones de Ruiz-Mateos, a raíz de la denuncia interpuesta contra ellos por la familia mallorquina Radó por presuntos delitos de estafa, falsedad en documento mercantil y estafa procesal.

En concreto, la familia Radó estima que Nueva Rumasa le adeuda 7,34 millones de euros por la compra de las acciones que poseía en las sociedades que explotan dos hoteles 'Beverly', lo que le llevó a interponer una denuncia ante la Fiscalía de Baleares contra los Ruiz-Mateos por presunta estafa en la operación de compraventa de las dos instalaciones hoteleras. A su llegada a los Juzgados, el empresario ha recalcado que Botín es el "verdadero culpable" y ha censurado que "aquí no hay caridad, ni justicia, ni leches, ya que han robado a Rumasa por segunda vez".