Pagazaurtundua: No hacer caso a ETA es lo más eficaz para derrotar a la banda

Pedraza_20101017V0.wmv

La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, considera que "lo más correcto" y "lo más útil y eficaz" para avanzar en la "degradación" de ETA y en la derrota democrática de la banda es "no hacer caso" a los comunicados y mensajes de los terroristas.

En una entrevista con Efe, Maite Pagazaurtundua cree que no se debe modificar la actual política antiterrorista desarrollada por el Gobierno a pesar del último alto el fuego de ETA, ya que, a su juicio, no prestar "atención" a los intentos de "engaño" de la banda, "está funcionando".

En cualquier caso, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo ha rechazado de plano el papel que puedan jugar supuestos mediadores internacionales que "no nos hacen falta", ha dicho, porque España cuenta con sus propias "recetas" para hacer frente a la amenaza del terrorismo, ya sea de ETA o del integrismo de raíz islámica.

Sobre la presencia de etarras en Venezuela, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo ha abogado por "estimular" y "empujar" entre "todos" el trabajo diplomático y judicial para que la posición del Gobierno español sea "lo más fuerte posible" y las autoridades venezolanas accedan a colaborar y a acaben con la "impunidad" en su territorio.

PREGUNTA: ETA declaró el pasado mes de septiembre un nuevo alto el fuego. Desde la posición de las víctimas del terrorismo, ¿Comparte la postura adoptada por el Gobierno tras este anuncio? ¿Considera que se deben dar nuevos pasos? y, en caso afirmativo, ¿cuáles?

RESPUESTA: La actual política antiterrorista está funcionando. Por tanto, lo que funciona no hay que cambiarlo. El mundo de ETA siempre ha intentado engañar a la sociedad española y a las instancias internacionales, y también muy especialmente a cualquier gobierno democrático. Creo que lo que estamos haciendo ahora mismo, que es no hacerles caso, es lo más correcto. Es lo más útil y eficaz para que su degradación siga adelante y podamos derrotarles democráticamente. Sin más.

P.- ¿Considera positivo el papel que están jugando los llamados "mediadores internacionales" en un futuro fin de ETA?

R.- Creo que no nos hacen falta mediadores internacionales. Tenemos nuestras propias recetas para hacer frente a una vulneración de los Derechos Humanos que jamás ha tenido justificación. La forma de resolución española combina la Ley y la defensa de los Derechos Humanos junto a la deslegitimación social, política e institucional de ese tipo de amenazas contra nuestra convivencia. Nos da lo mismo que sea el terrorismo de ETA o la amenaza del yihadismo integrista.

P.- ¿Cree que el Gobierno español está ejerciendo la suficiente presión sobre Venezuela para que ese país deje de ser refugio de etarras?

R.- Las cuestiones diplomáticas son complicadas y los frutos del trabajo no siempre se ven inmediatamente. Debemos intentar estimular el trabajo diplomático y el que están realizando nuestras propias autoridades y las instituciones judiciales, como la Fiscalía General del Estado.

Creo que todos tenemos que empujar para que, antes que tarde, el Gobierno venezolano sienta la utilidad de poder colaborar con el Gobierno español, y casos en los que todavía existe impunidad puedan ser juzgados y sus responsables puedan responden ante la Justicia.

El trabajo diplomático es largo pero creo que tenemos que intentar trabajar todos para que la posición del Gobierno español sea lo más fuerte posible.

P.- ¿Qué le parece el proyecto de ley integral de Víctimas del Terrorismo? ¿Cree que recoge todas las demandas de los diferentes colectivos?

R.- La ley tiene un preámbulo extraordinario, difícilmente mejorable. Además, el afán de la propia norma es integral. Aborda el fenómeno de las víctimas del terrorismo desde todos los ámbitos, ya sea desde la atención administrativa, social, institucional y medica que puedan necesitar las víctimas del terrorismo hasta la deslegitimación de las razones religiosas o ideológicas en las que se apoyan los terroristas.

El afán de la ley es integral y como todas las normas es perfectible. Hay que esperar a que el trabajo de la Comisión de Interior y a que la vocación de unanimidad de todos los grupos parlamentarios lleve a una ley que sea un ejemplo, incluso fuera de España. La vocación de todos los grupos es muy unánime y eso muy de agradecer.

P.- Las diferentes asociaciones de víctimas están elaborando de forma conjunta una propuesta sobre la futura política penitenciaria con los presos etarras, con el objetivo de fijar unos criterios claros para acceder a los beneficios penitenciarios. ¿En qué momento se encuentra este debate? ¿Existen ya propuestas concretas?

R.- Estamos trabajando de forma discreta, haciendo un trabajo técnico entre todas las asociaciones de víctimas. Es muy difícil avanzar ahora algunas de las líneas de trabajo, pero vamos a intentar hacer aportaciones siempre positivas y constructivas, y sobre todo bien contrastadas.