Pablo Iglesias insta al PSOE a aclarar con quien va a pactar

El candidato de Unidos Podemos a la Presidencia, Pablo Iglesias, ha confiado hoy en que el PSOE se decida finalmente por llegar a un acuerdo con la formación morada y no con el PP, y le ha instado a aclarar las dudas a los electores antes del 26J y a comunicarla su decisión si ya la tiene tomada.

"Yo no concibo ni me imagino al PSOE compareciendo y diciendo a su gente que han preferido a Rajoy, al PP, antes que llegar a un acuerdo de gobierno con nosotros, pero sería bueno que lo aclararan antes de que los ciudadanos voten", ha dicho Iglesias a los periodistas en el Congreso.

El líder de Podemos ha considerado que el debate a cuatro de ayer ha sido útil para que los ciudadanos conozcan las posiciones de los candidatos a la Presidencia y con quién están dispuestos a pactar y cree que quedó claro que el PP y Ciudadanos apuestan por la "gran coalición" y Podemos por un gobierno progresista con el PSOE.

"La duda que queda es qué va a hacer el PSOE y creo que solamente tienen dos opciones: o permiten que Rajoy siga en el Ejecutivo o llegan a un acuerdo de gobierno con nosotros", ha afirmado tras desear que los socialistas se decanten por esa segunda opción que, a su juicio, es también la que quieren sus votantes.

ENCALLADOS EN EL MES DE MARZO

El secretario de Política de Podemos, Iñigo Errejón, considera que en el debate electoral de este lunes el líder del PSOE, Pedro Sánchez, demostró estar "encallado en el mes de marzo" y le ha avisado de que si PSOE y Podemos siguen "en los resquemores" y se enredan en reproches mutuos lo que harán será "dejar salir vivo" al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

Errejón ha comentado así el empeño de Pedro Sánchez en reprochar a Podemos que no apoyase su investidura y ha recalcado que, como está "atascado" en el pasado, cuando se le pregunta por el futuro muestra "una importante dosis de enfado".

Errejón ha insistido en que, tanto si el 26J queda por delante el PSOE como si queda Podemos, su apuesta es por un "gobierno de coalición" que refleje el equilibrio entre los dos partidos que dibujen los ciudadanos en las urnas. Por eso, cree que PSOE y Podemos no pueden perder en reproches las dos semanas que les quedan de campaña.

Por otro lado, ha valorado positivamente la actuación de Iglesias, que "fue el único que no se equivocó de adversario" y dio un mensaje nítido de su proyecto de país. Su táctica, ha admitido, tiene que ver con que el partido está consolidándose como alternativa y con que el debate se ha producido después de varios días en los que Podemos ha "gobernado la campaña", con todas las fuerzas discutiendo sobre las propuestas que ellos presentan.

Ahora, ha dicho, Podemos tiene que dirigirse a la gente que aún duda y emplazar a las demás fuerzas a responder a la pregunta central de esta campaña, "qué gobierno, con quién y para qué".

Por otro lado, ha calificado al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de "poli malo del PP" y le ha respondido que es "mentira" que Unidos Podemos tenga deudas con los bancos, porque el dinero se lo piden a la gente.

También ha negado que Podemos haya recibido dinero de Venezuela, cosa que sería "un delito", y le ha afeado a Rivera que utilice en campaña la situación de otro país porque no tiene "ideas sobre España".

Y en cuanto a Rajoy, ha opinado que le faltó el respeto a los españoles porque habló de un país que la mayoría de los ciudadanos no perciben.

PROTECCIÓN INDIRECTA A RAJOY

Por otro lado, el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, subrayó este martes la "protección indirecta" al candidato del PP, Mariano Rajoy, que hicieron en el debate a cuatro los líderes del PSOE y de Ciudadanos, Pedro Sánchez y Albert Rivera, atacando al cabeza de lista de Unidos Podemos, Pablo Iglesias.

Garzón manifiesta sentirse "muy contento" con el papel de Pablo Iglesias, porque puso sobre la mesa un modelo alternativo, y explicó que le "sorprendió" la actitud de Sánchez y Rivera al intentar "evitar el cuerpo a cuerpo" entre Rajoy e Iglesias ejerciendo una "protección indirecta" sobre el presidente en funciones.

Cree que Rivera ejerció de "fiel escudero" de Rajoy poniendo su interés en "defender a su señor" y que Sánchez fue más "hostil" con Iglesias, lo cual permitió al presidente en funciones mantenerse "tranquilo". Garzón considera que ese comportamiento dejó "muy confundida" a mucha gente de izquierdas y fue un "error" del líder socialista.

En todo caso, cree que los electores, sobre todo los indecisos, tienen ya "más información" para poder decidir su voto.