El PSOE suspende la negociación con Compromís para la Generalitat Valenciana

Valencia tendrá un gobierno tripartito
Valencia tendrá un gobierno tripartito |Telemadrid

El PSPV-PSOE ha anunciado que da por suspendidas las negociaciones con Compromís para formar el próximo gobierno de la Generalitat Valenciana "a la espera de que se normalicen las relaciones", ya que se sienten "insultados" y "muy molestos" con la postura de la coalición que encabeza Mònica Oltra.

Los socialistas valencianos no comparten la exigencia de Compromís de que Oltra, que logró menos votos en las elecciones que el candidato del PSPV, Ximo Puig, sea la futura presidenta de la Generalitat.

Además, fuentes socialistas han indicado a EFE que no entienden que los votos de este partido sirvan para investir al candidato de Compromís a la alcaldía de Valencia, Joan Ribó, pero que la coalición "se niegue" a apoyar al PSPV a la alcaldía de municipios como Torrent o Gandía.

La dirección del PSPV-PSOE ya alertó anoche de que el pacto de gobierno para la Generalitat estaba "en serio riesgo" si Compromís no renunciaba a la presidencia del Gobierno valenciano.

´

Hoy el secretario general del PSPV y candidato a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, ha advertido que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, "no va a condicionar bajo ningún concepto la presidencia de la Comunitat". En este sentido, le ha reprochado al líder de Podemos que "lo de los cordones higiénicos fue una mala idea".

Asimismo, ha asegurado que cuenta con la "confianza" del líder del PSOE, Pedro Sánchez para que "pueda pilotar" la conformación de un nuevo gobierno en la Comunitat.

Puig, en una entrevista en el programa 'Más de Uno' de Onda Cero, recogida por Europa Press, se ha referido de esta manera a la condición de Iglesias de apoyar sólo a la candidata de Compromís a la Presidencia de la Generalitat, Mónica Oltra, para liderar el gobierno valenciano.

En relación a la posibilidad de elegir entre un acuerdo con Podemos y Compromís, o con Ciudadanos y la abstención del PP, el dirigente socialista ha señalado que "ninguna de las dos vías es descartable" y que "lo importante es darle una salida a esta comunidad". "Tenemos una situación muy difícil y no se soluciona con uno, dos o tres partidos", ha agregado.

"Nosotros queremos que haya un gobierno no frentista, sino de progreso y de unidad de los valencianos" que "pase página a estos veinte años", ha añadido. Para ello, ha continuado, "hay que hacer un gobierno que tenga en cuenta también a los votantes del Partido Popular" y "abrir las puertas a un gobierno en el que todos nos sintamos representados".

El representante de Compromís en la comisión negociadora entre PSPV, Compromís y Podemos, Pasqual Mollà, considera una "rabieta" la decisión del PSPV de romper negociaciones con ellos y ha insistido en mantener a la candidata de la coalición, Mónica Oltra, para la Presidencia de la Generalitat.

Mollà, en declaraciones a Europa Press, ha precisado que aún no tenían constancia formal de la ruptura de negociaciones por parte de los socialistas, más allá de lo publicado en los medios de comunicación. "Hemos sido partidarios siempre del diálogo y no entendemos una ruptura de negociaciones" y "pedimos mesura", ha agregado.

En este sentido, ha defendido que con el resultado electoral del 24 de mayo -23 escaños PSPV, 19 Compromís y 13 Podemos- se sienten "legitimados en el triángulo" de estas tres formaciones con el que se alcanzarían los 55 diputados necesarios para tener mayoría en las Corts Valencianes.

CONDICIONES AL APOYO A RIBO

El PSPV condiciona su apoyo a la investidura del candidato de Compromís Joan Ribó como alcalde de Valencia a que haya un acuerdo global en otros municipios de la Comunitat, como por ejemplo los valencianos de Gandia y de Torrent.

Así lo han aclarado a EFE fuentes del PSPV de Valencia ciudad, después de que la dirección autonómica haya dado hoy por rotas las negociaciones con Compromís para el Gobierno de la Generalitat.

En el caso del Ayuntamiento de Valencia, el PSPV había defendido en los últimos días que apoyaría el nombramiento de Ribó como alcalde de Valencia el próximo sábado, por ser la fuerza de la izquierda más votada, pero que no entraría a formar parte de su equipo de gobierno.

El giro en las negociaciones en la comisión formada por PSPV, Compromís y Podemos ha llevado hoy a los socialistas valencianos a censurar la actitud de la coalición que lidera Mònica Oltra y a dar por suspendido el diálogo para llegar a un acuerdo de gobernabilidad en la Generalitat tras los resultados del 24M, en los que el PP perdió la mayoría absoluta que ostentaba desde 1995.

Esa ruptura en la negociación ha afectado finalmente también al apoyo inicial dado por el candidato del PSPV a la Alcaldía de Valencia, Joan Calabuig, a Joan Ribó, a quien ya solo respaldará el sábado en caso de que haya un acuerdo global con Compromís en otros ayuntamientos donde los socialistas pueden gobernar.

Son los casos, por ejemplo, de Torrent (con el candidato socialista Jesús Ros) y de Gandia (con Diana Morant), municipios donde el PSPV ha sido la fuerza más votada aunque sin mayoría absoluta.

Fuentes locales de Compromís explicaron a EFE, tras conocer el anuncio de la ruptura de negociaciones a nivel autonómico, que hasta ahora las "negociaciones sobre el programa van bien" y tienen "posturas que pueden engarzar perfectamente entre València en Comú, el PSPV y Compromís", por lo que confiaban en "poder continuar hablando con ellos" porque "no hay ningún problema" y creían que había "sintonía".