El PSOE votará en contra de la investidura de Rajoy y no adelanta pactos alternativos

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha reiterado que su partido no apoyará al candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, y no ha querido situarse en cualquier otro escenario. Así, ha evitado pronunciarse sobre la posibilidad de que los socialistas intenten formar un gobierno alternativo de izquierdas.

Luena ha insistido en que quien debe intentar "tomar la iniciativa" tras los resultados electorales de este domingo es el PP, que es el que tiene votos y escaños para hacerlo, y ésa es la fase en la que el PSOE está y estará "durante semanas, hasta que se constituyan las Cortes". "Estamos en esa fase y en ninguna otra", ha apostillado.

Preguntado sobre si el PSOE se plantea facilitar con su abstención la investidura de Rajoy, el dirigente socialista ha negado una vez más la mayor --"El PSOE va a votar no a Rajoy", ha dicho--. Sobre la posibilidad de que el PSOE acepte un Gobierno del PP si el aspirante a La Moncloa fuera otro distinto a Rajoy, ha respondido que quedan "muchos días" por delante y que no conviene actuar "con aceleración", máxime cuando "no es necesario". "Que yo sepa el PP va a presentar a Rajoy y el PSOE le va a votar no a los dos. Eso es lo que sabemos", ha remachado.

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha insistido en llamar a "la prudencia y la responsabilidad" y ha apuntado que sólo ve al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, como "líder de la oposición". "Estamos en la primera fase y vamos a opinar de la primera fase, donde Rajoy tiene que intentar (formar gobierno) y después ya veremos", ha señalado.

SÁNCHEZ SE PRESENTARÁ A LA REELECCIÓN

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha confirmado a la Ejecutiva federal de su partido que se presentará a la reelección a la secretaría general del partido, como había anunciado en las últimas semanas, han informado a Efe fuentes socialistas.

El PSOE celebrará su congreso ordinario en los primeros meses de 2016 y la intención de Sánchez es ser reelegido, después de acceder al cargo en julio de 2014 tras su victoria en las primarias con el voto de la militancia.

La Ejecutiva federal se ha reunido en la sede de Ferraz para analizar los resultados de las elecciones generales, en las que los socialistas han cosechado su peor resultado de la democracia, al pasar de 110 a 90 escaños y perder millón y medio de votos respecto a 2011. Sánchez anunció antes de los comicios que su intención sería aspirar a la reelección para consolidar su proyecto de renovación del PSOE.

El resultado conseguido en las urnas, que el secretario de Organización, César Luena, ha calificado de "aceptable", ha reafirmado la intención de Sánchez se seguir al frente del partido.

El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, ha asegurado que el socialismo andaluz respalda a Sánchez y no cuestiona "en absoluto" su liderazgo pese a no ganar las elecciones y perder un millón y medio de votos. "Tiene todo el apoyo en este momento", ha asegurado Pradas, 'número tres' del partido a nivel federal.

EL PSOE ANDALUZ VE DIFÍCIL PACTAR CON PODEMOS

El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, ha considerado difícil que se pueda llegar a acuerdos con Podemos a la vista de sus "primeras andanadas" en favor de un estado plurinacional que pondría en riesgo la unidad de España.

En declaraciones a los periodistas antes de la reunión de la Ejecutiva federal en la sede de Ferraz, Pradas ha considerado "muy precipitado en estos momentos" hablar de un pacto entre PSOE, Podemos y algunos partidos nacionalistas al entender que debe ser el líder del PP, Mariano Rajoy, el que tome la iniciativa a la hora de intentar formar gobierno.

El 'número tres' del PSOE ha dejado "muy claro" que "en cualquier planteamiento de futuro", para los socialistas andaluces será prioritario "la defensa del estado del bienestar y la unidad del territorio nacional". A su juicio, "las primeras andanadas de Podemos" tras conocerse el resultado electoral "dejan mucho que desear en cuanto al deseo de un consenso a nivel territorial".

PAGE ABOGA POR LIDERAR LA OPOSICIÓN

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ha apostado porque el PSOE lidere la oposición después de los resultados de las elecciones generales, porque, a su juicio, su partido no puede intentar gobernar "a cualquier precio".

"Nosotros no vamos a buscar pactos complejos ni pastiches de ningún tipo; lo que vamos a intentar es que Rajoy intente formar Gobierno", ha asegurado antes de participar en la Ejecutiva del PSOE, que va a analizar los resultados electorales de ayer domingo.

Page ha reconocido que la situación política que se dibuja en el horizonte es "tortuosa" y "delicada", y que le corresponde al candidato del PP, Mariano Rajoy, formar Gobierno, aunque no ha descartado que haya que convocar elecciones anticipadas ante la falta de estabilidad parlamentaria.

El dirigente socialista ha descartado un acuerdo con el PP, porque ello supondría "faltar a la palabra dada" a los millones de votantes del PSOE y dividir el país por la mitad, "entre los nuevos y quienes están en lo viejo".

"No creo que los ciudadanos hayan buscado eso", ha insistido.

El secretario general de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, ha querido "dejar muy claro" que "el PSOE no puede alcanzar pactos con nadie que defienda la independencia de Cataluña o la autodeterminación de los pueblos de España".

En su primera comparecencia pública tras las elecciones generales de ayer, Fernández Vara ha destacado que el PSOE ha ganado las elecciones en Extremadura y ha obtenido el mejor resultado de los socialistas en todo el territorio nacional, con un 36,15 por ciento de los votos.

MERITXEL BATET ADMITE QUE EL PSOE "TIENE UN PROBLEMA EN LAS GRANDES CIUDADES"

La número dos del PSOE al Congreso por Madrid, Meritxell Batet, ha reconocido que su partido "tiene un problema en las grandes ciudades" por "múltiples causas" y ha subrayado que los socialistas buscarán recuperar la capital y la Comunidad de Madrid, donde han quedado en cuarta posición.

En Onda Cero, al ser preguntada por el retroceso del PSOE en la Comunidad de Madrid, donde es ahora la cuarta fuerza política tras el PP, Podemos y Ciudadanos, Batet ha argumentado que el Partido Socialista tiene un problema en las grandes ciudades "en general" y hará en su momento un "análisis tranquilo, sosegado" sobre "qué puede haber influido".

"Seguramente son múltiples las causas, nunca puede ser una sola, pero, desde luego, el objetivo será recuperar la Comunidad" y "recuperar la ciudad" de Madrid, "igual que es recuperar las grandes ciudades", ha añadido.

Al igual que otros dirigentes socialistas, Batet ha insistido asimismo en dejar claro que el PSOE "por supuesto que no" facilitará la investidura del líder del PP, Mariano Rajoy, como presidente del Gobierno y ha apuntado que el Partido Popular "puede intentar llegar a un acuerdo con otras fuerzas políticas".

"En una democracia, es muy importante que haya pluralidad y que, por tanto, los ciudadanos puedan elegir entre distintas opciones políticas", ha reflexionado la diputada electa socialista, antes de precisar: "El PSOE es la otra opción política respecto al PP y, por tanto, no tiene sentido que demos apoyo a la investidura" de Rajoy.

SIMANCAS: "SI RAJOY CONSIGUE LA INVESTIDURA NO SERÁ CON NUESTRA AYUDA"

El diputado electo socialista Rafael Simancas ha afirmado que el cambio obtuvo ayer un "buen resultado" en las elecciones generales, en las que el PSOE se mostró como "la primera fuerza" de ese cambio, y ha asegurado que si Mariano Rajoy consigue ser investido presidente "no será con nuestra ayuda".

Así lo ha dicho en declaraciones a Telemadrid el que ha sido número 5 de la lista del PSOE al Congreso -hoy ya diputado electo- y que encabezó la gestora que tomó las riendas del PSM tras la destitución, a principios de este año, de Tomás Gómez.

De los comicios de ayer Simancas ha incidido en el hecho de que el PP "ha caído mucho", lo que demuestra que "el cambio ha obtenido un buen resultado" y "la primera fuerza" de ese cambio, ha asegurado, es el PSOE.

La representación parlamentaria, ha seguido explicando, "se ha fragmentado" y "dado el contexto", con la aparición de partidos emergentes, ha opinado que los resultados del PSOE son "aceptables", pese a que ayer cosechó los peores datos de su historia, pasando de 110 a 90 escaños y perdiendo millón y medio de votos.

"Ahora estamos a disposición de Rajoy, que tendrá que intentar formar gobierno; si no lo consigue, habrá que buscar otras alternativas", ha apuntado. Porque lo que tiene claro el PSOE, ha seguido, es que no va a participar "por activa o por pasiva" en la investidura de Rajoy. "Somos la alternativa, si no consigue formar Gobierno, se abrirá un nuevo escenario y tendremos que reflexionar qué otras oportunidades existen".

Simancas también se ha referido a los votos del PSOE en Madrid, donde ha pasado a ser la cuarta fuerza (antes era la segunda) por detrás del PP, Podemos y Ciudadanos, y ha subrayado que ese resultado "malo" es "equiparable" al de otras grandes zonas urbanas, como Valencia.