El PSOE pierde 6 puntos tras la dimisión de Pedro Sánchez y es superado por Podemos

El PP volvería a ganar las elecciones con un 34,5 por ciento de los votos según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), dos puntos más que en la anterior encuesta, mientras que el PSOE se desploma y pierde más de seis puntos y es superado por Unidos Podemos y sus confluencias.

El trabajo de campo de la encuesta, elaborada entre el 1 y el 10 de octubre, coincidió con la crisis en el PSOE y la dimisión de Pedro Sánchez y deja a los socialistas con un 17 por ciento en estimación de voto frente al 23,1 de la encuesta de julio, mientras que Unidos Podemos junto a sus confluencias sumarían un 21,8 por ciento de los sufragios.

Ciudadanos ganaría ocho décimas, hasta el 12,8 por ciento de los votos y ERC, el quinto grupo parlamentario del Congreso, también mejoraría una décima su estimación de voto hasta el 3,0 por ciento.

El PDECat -la antigua CDC- mantiene sus expectativas electorales, con un 1,7 por ciento, mientras que el PNV, subiría levemente hasta

el 1,3 por ciento.

EH-Bildu apenas sube una décima y conseguiría un 0,9 por ciento de los sufragios, según el CIS, y CC mejoraría sus resultados, pasando del 0,1 por ciento que le daba la encuesta de julio, a un 0,5 en octubre.

LA INCERTIDUMBRE POR LA INVESTIDURA HUNDE LAS NOTAS DE LOS LÍDERES POLÍTICOS

La incertidumbre que se ha vivido en los últimos meses por la falta de investidura y la posibilidad de terceras elecciones ha hundido las notas de los políticos según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que apunta a que ningún líder llega al aprobado de los ciudadanos.

Pedro Sánchez es uno de los líderes políticos que más empeoran su calificación ciudadana, al pasar de un 3,93 sobre diez en julio, a un 3,35 en octubre. No obstante, Sánchez seguía obteniendo mejor nota que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se ha quedado en el 2,97, cuando en el anterior sondeo obtuvo un 3,25.

También los ciudadanos castigan al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que de un 3,48 sobre diez en julio, ha pasado a un 3,22. Castigo del que tampoco se libra el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que obtiene un 3,69 frente al 3,95 del anterior sondeo.

El político más valorado, pese a que no llega al aprobado, es el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domenech -4,51- que desbanca en ese puesto al portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que cede seis décimas y se queda con una nota de 4,31 y pasa al tercer puesto de la lista.

Por delante se sitúa el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, calificado por los encuestados con un 4,47, y en un cuarto lugar, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, con una nota de 4,28.

En los furgones de cola de las calificaciones ciudadanas, repiten el portavoz de Foro en el Congreso, Isidro Martínez Oblanca, con un 2,36 sobre diez, y a continuación el portavoz de PDECat, Francesc Homs, con una nota de 2,90. El tercero por la cola es Mariano Rajoy -2,97- y el cuarto Pablo Iglesias -3,22-. Gabriel Rufián, portavoz adjunto de ERC, también ocupa uno de los últimos puestos, con una nota de 3,32, muy cerca de Pedro Sánchez, que se queda en un 3,35 sobre diez.

OCHO DE CADA DIEZ PERSONAS TENÍAN DECIDIDO EL VOTO ANTES DE LA CAMPAÑA DE LAS ELECCIONES DE JUNIO

Casi ocho de cada diez personas tenían decidido el voto "bastante tiempo" antes de iniciarse la campaña de las elecciones generales de junio, según el refleja la encuesta postelectoral que incluye el barómetro del CIS.

Según este estudio, realizado entre el 2 y 21 de julio, un 77,4 por ciento habría votado por el mismo partido si hubiera sabido los los resultados electorales que al final se registraron.

Sobre el seguimiento de las campañas y los debates electorales, el 46,2 por ciento no vio el debate a cuatro entre los principales líderes políticos en televisión, si bien el 15,8 reconoce que tuvo referencias del mismo.

Asimismo un 41,7 por ciento reconoce que tenía decidido no votar antes de la campaña electoral y apuntan, entre las principales razones para su abstención, estar "hartos" de la política y las elecciones (24 por ciento) y que ningún partido ni político les inspira confianza (24,7 por ciento).

UN 88,1 POR CIENTO DE LOS ESPAÑOLES VE MALA LA SITUACIÓN POLÍTICA

Una abrumadora mayoría de los españoles, el 88,1 por ciento, percibe la situación política como "mala" o "muy mala", según el último barómetro del CIS, que revela que en la relación de problemas más importantes para los ciudadanos la ausencia de Gobierno subía del 11,6 al 13,9 por ciento, y volvía a ocupar el quinto lugar de la relación.

El paro se sitúa de nuevo en cabeza de la lista, con un 71,3 por ciento, seguido de "la corrupción y el fraude" (37,6 por ciento), de los "políticos, los partidos y la política" (29,5) y de los problemas económicos (24,2).

A una percepción pesimista de los ciudadanos sobre la vida política se suma también una visión negativa respecto al futuro, ya que el 28 por ciento declara que en un año irá a peor (el 25,1 por ciento pensaba así en el barómetro de septiembre) y el 58 por ciento piensa que en el último año se ha deteriorado.