El PSOE dice "compartir" la derrota del PSC y asume su "parte de responsabilidad" y la necesidad de reflexionar

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha reconocido hoy que "el malestar" por la crisis económica y el desempleo ha contribuido a la derrota del PSC en las elecciones autonómicas y ha asegurado que el PSOE comparte esta derrota y asume la parte de responsabilidad que pueda corresponderle.

"Igual que otras ocasiones hemos compartido con los compañeros del PSC la alegría y la celebración de numerosas victorias hoy compartimos una derrota y asumimos la parte de responsabilidad que pueda correspondernos, y la necesidad de una reflexión en profundidad", ha dicho Iglesias, que ha leído un comunicado en la sede del PSOE en la calle Ferraz de Madrid.

El dirigente socialista se ha mostrado convencido, no obstante, de que la mayoría de Cataluña sigue siendo progresista y de que el PSC no ha podido transmitir "con claridad" a los ciudadanos los avances logrados durante su gestión. Además, ha señalado que los resultados de los otros dos socios del tripartito confirman también que esa fórmula está "totalmente agotada".

Iglesias ha felicitado al ganador y le ha ofrecido la "colaboración institucional" y la "voluntad de diálogo" del PSOE y del Gobierno de España.

Por su parte, el viceprimer secretario y portavoz del PSC, Miquel Iceta, ha admitido que su partido ha perdido las elecciones, algo que ha reconocido cinco minutos después del cierre de las urnas.

Iceta también ha adelantado cuál será la estrategia que tendrá el PSC de confirmarse que pasa a la oposición: "Colaborar responsablemente en el combate de la crisis".

Lo ha dicho en una tensa y accidentada comparecencia ante los medios de comunicación desde la sede central del PSC, después de que un hombre cuya identidad se desconoce y que se encontraba entre el público en la sala Ernest Lluch lanzase un huevo en la frente del portavoz socialista.

Esta situación ha tensado el gélido ambiente que se respira en la sede socialista desde que han trascendido los primeros sondeos. El hombre, de mediana edad, ha lanzado el huevo en plena cara y ha gritado "Viva España y nos habéis quitado el trabajo".

Los miembros de seguridad han expulsado al hombre de la sede para que Iceta siguiera con su accidentada comparecencia.

"El PSC ha sido derrotado en estas elecciones con un resultado muy inferior a nuestras expectativas", ha reconocido Iceta.

En cuanto a las causas de esta situación, el dirigente ha subrayado que "no parece muy atrevido" atribuir a la crisis económica una parte importante del desgaste de los socialistas, pero también al giro hacia la derecha que ha experimentado una parte del electorado, tal y como ha pasado en algunos países europeos.

"A ello se añaden otras causas, como la desafección política, los errores propios o la sentencia del Tribunal Constitucional" sobre el Estatut, ha remarcado Iceta en un ejercicio de autocrítica.

A partir de ahora, ha dicho, corresponde al PSC "reflexionar" sobre los resultados y promover los cambios necesarios para construir una alternativa y "contribuir responsablemente" a combatir la crisis.